La libertad de expresión y de prensa, esa gran responsabilidad que nos define como sociedad

“Porque la ignorancia no sirve de excusa”

La libertad es un concepto básico que trasciende lenguajes y fronteras. Pero sobre todas las cosas es un derecho humano fundamental e inherente a la condición de persona humana. En tal sentido, la libertad de expresión y de pensamiento debe ser considerada como un valor básico de la humanidad en toda su dimensión, porque es el principio fundamental que nos ayuda a desarrollar nuestra condición de seres.
En nuestro país, este derecho humano fundamental está consagrado como un principio inalienable con la condición de libertad y de democracia republicana como la que rige en el Estado de Derecho.
Por lo tanto, la libertad de expresión es en el Uruguay, uno de los valores más importantes que hemos sabido cultivar como sociedad y que no solo debemos protegerlo cada día, sino que además debemos conservarlo por los próximos tiempos.
Un día, un gran experiodista y actual experto en comunicación institucional me dijo “la libertad es una responsabilidad que debemos saber administrar”. Visto de ese modo, bien vale el concepto de ser responsables y por tanto, comprometidos con ese bien de la vida que es la libertad.
Hoy en el mundo se conmemora el Día Mundial de la Libertad de Expresión y de Prensa, porque una prensa libre es la que traduce el valor democrático de una sociedad, de un gobierno y de un país. No se concibe la libertad de expresión con límites, cortapisas y censuras de los gobiernos y de los agentes estatales.
Cuando tuve la oportunidad de entrevistar al expresidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, al final de la conferencia de prensa intercambiamos palabras y lo primero que me preguntó fue “¿cómo está la libertad de prensa en Uruguay?”. A sabiendas de que si la misma era de mala calidad, la democracia en el país estaba fallando.
Uruguay es uno de los países con mayor libertad de prensa en el mundo, está entre los 20 primeros en un ranking de casi 200 países monitoreados por Reporteros Sin Fronteras (una organización mundial que nuclea a los periodistas de todo el mundo).
La Constitución de la República consagra este derecho a la libertad de expresión en los artículos 7, 10, 29 y 72 de la carta Magna. Asimismo, la ley Nº16.099 conocida como Ley de Prensa, establece en el inciso final de su artículo 1º, un aspecto no menos importante que es la reserva de la fuente, como práctica inalienable del secreto profesional del periodista. Y esto vale ante un juzgado en el caso que un magistrado le pide a un periodista que revele la fuente, el cual puede negarse y no tener consecuencia alguna por ese motivo. Lo que es considerado un gran logro para el ejercicio del periodismo, pero también una protección importante para los periodistas.
La libertad de expresión es un derecho que tienen todas las personas en este país y sus expresiones, que revelan su manera de pensar, no deberían estar jamás censuradas ni mucho menos prohibidas, porque es justamente a través de la libertad de pensamiento que se conforma la pluralidad de ideas y en base esto, se construye más democracia y una mejor sociedad.
En ese sentido, quiero acordarme en este día, del maestro Claudio Paolillo, incansable luchador por los derechos de los periodistas a ejercer su tarea con libertad y de los pueblos a elegir la manera de autodeterminarse. Enemigo de las dictaduras y de las castas que dictan normas que consideran que son beneficiosas para los pueblos. Esos que de libertad no saben nada y que oprimen a la gente quitándoles justamente ese tan caro valor que todos los días debemos defender.
¡Viva la libertad de prensa en Uruguay y el mundo!

Hugo Lemos







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...