La licencia, un derecho irrenunciable

La licencia es uno de los beneficios más importantes que tienen los trabajadores, ya que la misma se trata de un derecho de orden público, de carácter irrenunciable y por lo tanto, cualquier acuerdo al que arribe para no gozarla, es nulo ante la ley. Para ser titular de este derecho, el trabajador deberá haber computado un año, 24 quincenas o 52 semanas de trabajo. En el caso no llegar a cumplir un año, se ajustará al año civil y se le otorgará lo que le corresponda por lo trabajado hasta el 31 de diciembre. Además, la licencia es un derecho que debe gozarse en el año inmediato siguiente al cual se generó el derecho.
El cálculo de pago de la licencia tiene diferentes modalidades según la condición del trabajador. En el caso de los mensuales, el cálculo debe multiplicarse tomando en cuenta el valor de un día de trabajo por la cantidad de días que le corresponda gozar de licencia. Para el caso de los jornaleros: se toma en cuenta el valor del jornal vigente y para el caso de los trabajadores con remuneración variable, como los destajistas, el art. 1º del Decreto-ley 14.328 de 19 de diciembre de 1974 establece que el jornal de vacaciones se calcula dividiendo el monto total de los salarios percibidos en el año anterior a la iniciación de la licencia, a los que se les sumarán los porcentajes de aumentos asignados al trabajador en ese tiempo, todo esto, dividido por el número de jornadas trabajadas en todo ese período. Y el jornal vacacional obtenido, se reajustará en el caso de que se produzcan aumentos durante el tiempo en el que el trabajador está en uso de licencia, respecto de los días no gozados, pagándose las diferencias que resulten en el mes siguiente de la terminación de la licencia.
El pago de la licencia, debe realizarse antes de comenzar a gozarla en caso de los jornaleros. Mientras que los mensuales podrán cobrarla al finalizar el mes correspondiente como si hubieran trabajado. La licencia no puede comenzar un día de descanso semanal del trabajador. Aunque los días sábados deben ser computados por no ser días feriados.
Licencia por antigüedad
La Licencia son 20 días hábiles, a la que se le sumará un día después del 5º año de trabajo, después se agregará un día cada cuatro años trabajados. Es decir, al 8º año, el trabajador generó dos días de licencia, al 12º año, 3 días de licencia por antiguedad, y así sucesivamente cada cuatro años. La licencia se genera un año y se usufructúa al siguiente no existiendo tope en la cantidad de días a generarse. No existe límite a la cantidad de días por antigüedad.

La licencia es uno de los beneficios más importantes que tienen los trabajadores, ya que la misma se trata de un derecho de orden público, de carácter irrenunciable y por lo tanto, cualquier acuerdo al que arribe para no gozarla, es nulo ante la ley. Para ser

Hugo Lemos

Hugo Lemos

titular de este derecho, el trabajador deberá haber computado un año, 24 quincenas o 52 semanas de trabajo. En el caso no llegar a cumplir un año, se ajustará al año civil y se le otorgará lo que le corresponda por lo trabajado hasta el 31 de diciembre. Además, la licencia es un derecho que debe gozarse en el año inmediato siguiente al cual se generó el derecho.

El cálculo de pago de la licencia tiene diferentes modalidades según la condición del trabajador. En el caso de los mensuales, el cálculo debe multiplicarse tomando en cuenta el valor de un día de trabajo por la cantidad de días que le corresponda gozar de licencia. Para el caso de los jornaleros: se toma en cuenta el valor del jornal vigente y para el caso de los trabajadores con remuneración variable, como los destajistas, el art. 1º del Decreto-ley 14.328 de 19 de diciembre de 1974 establece que el jornal de vacaciones se calcula dividiendo el monto total de los salarios percibidos en el año anterior a la iniciación de la licencia, a los que se les sumarán los porcentajes de aumentos asignados al trabajador en ese tiempo, todo esto, dividido por el número de jornadas trabajadas en todo ese período. Y el jornal vacacional obtenido, se reajustará en el caso de que se produzcan aumentos durante el tiempo en el que el trabajador está en uso de licencia, respecto de los días no gozados, pagándose las diferencias que resulten en el mes siguiente de la terminación de la licencia.

El pago de la licencia, debe realizarse antes de comenzar a gozarla en caso de los jornaleros. Mientras que los mensuales podrán cobrarla al finalizar el mes correspondiente como si hubieran trabajado. La licencia no puede comenzar un día de descanso semanal del trabajador. Aunque los días sábados deben ser computados por no ser días feriados.

Licencia por antigüedad

La Licencia son 20 días hábiles, a la que se le sumará un día después del 5º año de trabajo, después se agregará un día cada cuatro años trabajados. Es decir, al 8º año, el trabajador generó dos días de licencia, al 12º año, 3 días de licencia por antiguedad, y así sucesivamente cada cuatro años. La licencia se genera un año y se usufructúa al siguiente no existiendo tope en la cantidad de días a generarse. No existe límite a la cantidad de días por antigüedad.