- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Las leyes deben ser una interpretación de las necesidades sociales de la población

“Porque la ignorancia no sirve de excusa”

Las leyes que elabora un parlamento, deben acompasar las realidades sociales de los pueblos, deben ser una expresión de necesidad de la gente, que son traducidas por los parlamentarios que no son otra cosa que delegados del pueblo, elegidos democráticamente, esto en elecciones libres y con pluralidad de partidos políticos y corrientes de opinión de la más diversa índole.
Esas expresiones de necesidad que son creadas por los parlamentos deben ser convertidas en imperativos categóricos, que se plasman en la vida institucional de una nación y pasan a ser aplicadas, pero siempre con el único fin de buscar mejorar la calidad de vida de la gente.
Sin embargo, cuando se hacen leyes que generan entorpecimientos al funcionamiento del sistema y vulneran en algunos casos, por las lagunas jurídicas que las mismas ocasionan, el derecho de alguna parte de la población, es la clase política la que debe revisar su manera de legislar, porque entonces no están haciendo bien su trabajo.
Para muestra, dos casos. Uno de ellos es la mal llamada ley de inclusión financiera Nº19.210, que de inclusión no tiene mucho y lo que genera es un concepto de exclusión en muchos sectores de la sociedad, que no alcanzan a participar de las disposiciones legales de esta norma. Más bien es una ley de bancarización obligatoria, que ha generado una intervención de los bancos, públicos y privados, en todos los órdenes de la economía.
Y en ese aspecto, la ley de inclusión financiera ha puesto disposiciones que lesionan derechos de las personas cuando las exigencias para realizar determinadas transacciones simples o complejas, no están al alcance de la mano de los interesados, sobre todo de los sectores sociales con menos poder adquisitivo. Un ejemplo de que la ley no incluye tanto, sino que excluye y genera problemas en varios aspectos. Habría que revisarla de pies a cabeza.
El otro aspecto, es la ley 19.293 que dio luz al nuevo proceso penal, que ha generado retrocesos en los resultados judiciales y ha generado inconvenientes de todo tipo a Policías y fiscales a la hora de la investigación.
Si bien sobre este tema ya hemos abundado, lo que importa ahora es pasarles un mensaje a los legisladores y no es otra cosa que estudien bien, analicen correctamente las situaciones que van a afectar con una ley, antes de elaborarla y sancionarla.
Si llegaran a hacer eso, estudiar, analiza, comprender qué es lo que están votando en un plenario donde todos hablan a la vez de cosas que no tienen que ver con la realidad del país mientras miran el teléfono celular que también les proporciona el parlamento y ergo lo pagamos todos, los ciudadanos nos estaremos ahorrando varios dolores de cabeza.