Ley de inclusión financiera vigila el bolsillo de la gente

“Porque la ignorancia no sirve de excusa”

La ley Nº19.210 de inclusión financiera tiene dos cometidos importantes. Por un lado generar un control de parte del Estado de todo lo que le entra al bolsillo de la gente y por otro lado, generar una cultura de consumo, obligando a las personas a cumplir con sus obligaciones en caso de tener créditos con las entidades financieras.
El gran problema que acaece hoy en el país ha sido el endeudamiento interno que tiene a los uruguayos del pico, porque ha disminuido notablemente el poder de compra y con esto, varias empresas se han visto complicadas y hasta han cerrado.
Si bien el endeudamiento de la gente genera de por sí una responsabilidad al contraer una deuda, ergo una obligación de pago, la ley de inclusión financiera realizada para poner un control en los ingresos de las personas, y no otra cosa, dio cabida a las retenciones directas por parte de entidades de intermediación financiera y de cooperativas de crédito; y eso ha conspirado con la recesión que padecemos los uruguayos por la pérdida de poder adquisitivo.
Ahora, la ley se hizo para que aggiornarse al mundo que maneja dinero electrónico, para aumentar la seguridad de la población en la tenencia de dinero, y para que los bancos hagan sus negocios porque acá nadie pierde, siempre hay alguien que gana.
Quizás, eso sirva para que podamos ordenar las finanzas y entonces nosotros también ganemos.

Hugo Lemos