Leyes de mi país. Responsabilidad extracontractual y el Buen Padre de Familia

«Porque la ignorancia no sirve de excusa..»

La responsabilidad extracontractual es clave para entender que todos somos responsables por los hechos que cometemos y por los que cometen quienes están bajo nuestra responsabilidad o cuidado. Por eso el artículo 1324 del Código Civil es claro y detalla. “Hay obligación de reparar no solo el daño que se causa por hecho propio, sino también el causado por el hecho de las personas que uno tiene bajo su dependencia o por las cosas de que uno se sirve o están a su cuidado”.
Así, el complejo normativo realiza en ese artículo la enunciatividad de las responsabilidades que en él se establecen. Por lo que sostiene que “los padres son responsables del hecho de los hijos que están bajo su potestad y viven en su compañía”.
Así como también “los tutores y curadores lo son de la conducta de las personas que viven bajo su autoridad y cuidado”. Y en ese aspecto, señala que también “lo son, igualmente, los directores de colegios y los maestros artesanos respecto al daño causado por sus alumnos o aprendices durante el tiempo que están bajo su vigilancia”. Y admite que además lo son, por último “los dueños o directores de un establecimiento o empresa, respecto del daño causado por sus domésticos en el servicio de los ramos en que los tuviesen empleados”. Concluye el citado precepto normativo que “la responsabilidad de que se trata en los casos de este artículo cesará cuando las personas en ellos mencionadas prueben que emplearon toda la diligencia de un buen padre de familia para prevenir el daño”. El concepto de Buen Padre de Familia, es el que rige para identificar un alto grado de responsabilidad empleado por una persona para lograr evitar un daño causado por sí o por quien tiene a su cuidado. Es destacable que este concepto para que todos tengan en cuenta que no solo vale la responsabilidad sino también la obligación.

HUGO LEMOS