Los trabajadores rurales y los derechos adquiridos

Tras la escalada sindical que se viene llevando adelante desde los últimos tiempos en función de un año que se

Hugo Lemos

Hugo Lemos

presenta como clave, para definir el rumbo de las relaciones laborales en nuestro país, en el marco de la diferencia que se presenta entre los trabajadores y los empresarios, el capítulo referido a los derechos adquiridos por los trabajadores rurales gana especial relevancia. En ese aspecto, el decreto 216/012 del año mencionado, determina ciertos derechos adquiridos, que cambiaron de manera sustancial la relación laboral existente entre estos trabajadores, postergados en su momento y los empleadores del sector rural.
DEFINICIÓN
En su artículo 1, el decreto mencionado define a los efectos de la presente reglamentación que, se entiende por empleador rural a toda persona física o jurídica que utilice los servicios de trabajadores subordinados, cualquiera sea el título en virtud del cual los ocupa. Y por trabajador rural a todo el que bajo la dirección de otra persona, empleadora, ejecuta habitualmente trabajos rurales fuera de las zonas urbanas, mediante el pago de un salario y demás prestaciones.
SALARIO
Respecto al concepto de Salario: el artículo 2, señala que, todo trabajador rural tiene derecho a percibir una retribución mínima por su trabajo que le asegure la satisfacción normal de sus necesidades y las de su familia. El artículo 3 indica que el salario mínimo para los trabajadores rurales será establecido por actividades y categorías por los Consejos de Salarios respectivos, o en su defecto, por el Poder Ejecutivo. Los salarios mínimos se pagarán en dinero, no admitiéndose deducción alguna por suministro de alimentación y vivienda ni por la utilización de tierras en beneficio del propio trabajador.
OTRAS PRESTACIONES
El artículo 4 del decreto mencionado establece que “además de la paga por concepto de retribución salarial el empleador suministrará al personal que trabaje en su establecimiento, como también a su familia (cónyuge, concubina o concubino, hijos y padres) cuando vivan con él, condiciones higiénicas de habitación, agua potable y alimentación suficientes así como los elementos necesarios para iluminación, aseo y preparación de sus comidas. El personal tiene la obligación de mantener y conservar los medios puestos a su disposición para atender tales necesidades. El derecho de alimentación y vivienda cesa para los descendientes al cumplir éstos 21 años de edad, y a los 18 años, si poseyeren medios de vida propios suficientes para la congrua sustentación (esto es un trabajo propio). Asimismo se expresa que “la actividad que desarrollará el trabajador en el establecimiento, la remuneración que percibirá y la forma de hacerse efectiva, deberá establecerse en la documentación laboral obligatoria”, para lo cual deberá entregarse documentación detallada al trabajador de las prestaciones que percibe con la finalidad de mantenerlo debidamente informado sobre el cumplimiento de la relación laboral. Por esa razón, el artículo 6 establece que se entiende a los efectos de esta reglamentación como alimentación suficiente, el suministro de por lo menos tres comidas al día, que contengan variedad de alimentos, esto es: leche, carne, fideos, arroz, huevos y pan o galleta. Se proporcionará además hortalizas, legumbres y frutas. En sustitución del pan o galleta pueden suministrarse boniatos. Las comidas serán servidas a la hora de costumbre, según la práctica rural, en proporciones abundantes con la variedad enunciada y conforme a las posibilidades del medio. Además advierte el artículo 7 del referido decreto que “todo empleador rural tendrá la obligación de destinar a huerta, un lugar adecuado a tal fin en las proximidades de las instalaciones donde se preparan los alimentos. Deberá asimismo, plantar árboles frutales y destinar un lugar adecuado para la cría y mantenimiento de aves. Las obligaciones precedentes podrán suplirse con el mantenimiento de una despensa permanente donde existan las variedades establecidas, en virtud de la proximidad de centros poblados, de distribución o producción de tales alimentos”.
En la próxima entrega de nuestra sección “Leyes de mi País” seguiremos detallando los derechos adquiridos por los trabajadores rurales.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...