Muchos gafes para un sistema que se presume fue estudiado mucho tiempo

“Porque la ignorancia no sirve de excusa”

El nuevo CPP plantea un elemento esencial para la tarea policial, el tener que juntar elementos de prueba que ayuden al fiscal a poder enviar a la cárcel a un detenido por ser presunto autor de un delito. Pero exige que esos elementos sean tales y no que constituyan “datos”, porque en ese caso los mismos no pueden ser utilizados como medios de prueba y no asisten al fiscal a la hora de armar la acusación que pide una condena sobre el presunto agente del delito.
Esa tarea implica una carga adicional a la labor policial que es la de auxiliar de la justicia, donde los funcionarios deben reprimir el delito y disuadirlo. Pero una vez reprimido y detenido el sospechoso, encima tienen que reunir elementos de prueba con el fin de que el fiscal pueda pedir una sentencia condenatoria contra la persona implicada.
Esta situación también ha generado que desde que se implementó el nuevo Código del Proceso Penal el pasado 1º de noviembre, haya menos personas cumpliendo prisión por los delitos que cometen. Y entonces obtiene reproches de la sociedad que reclama que las cárceles estén mucho más pobladas de lo que están hoy.
Sin embargo, los fiscales se defienden y aducen que actúan conforme a derecho, mientras los defensores públicos tratan de hacer su trabajo lo mejor que pueden y por la falta de pruebas que muchas veces tienen la fiscalía para acusar a un detenido, los defensores la tienen más fácil y pueden cumplir con su tarea de sacarlos por la puerta de atrás a los que inicialmente son detenidos como presuntos delincuentes.
Son muchos gafes del sistema que deben ser enmendados por el parlamento, cuyos integrantes deben escuchar más a los operadores del sistema para poder dar una respuesta que sea acorde a la realidad que vive el país y no que surja como una ley que pretenda tener efectos que no son contestes a lo que vive la sociedad uruguaya. Las últimas modificaciones al CPP, que desde que se implementó las viene teniendo, no han atendido la realidad que amerita el tema, porque no ajusta el engranaje entre la Policía, los Fiscales, los Defensores Públicos y los Jueces. Mucho menos acompaña el gasto que este sistema produce. Mientras tanto vemos como tristemente el fiscal de Corte y el Ministro del Interior, se tiran con dardos al tiempo que los operadores discuten lo mal que están trabajando y la gente pide a gritos cambios y responsabilidad en la acción del estado.

Hugo Lemos







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...