Componente primordial para fortalecer el vínculo La importancia de la estimulacion durante la vida prenatal

Hasta hace algunos años se pensaba que el feto era insensible y pasivo, pero nada mas  lejos de la realidad.
En los últimos años, se ha visto que el feto es activo y es capaz de captar estímulos, además de responder a ellos. Esta evidencia ha hecho que los padres sepan que pueden estimularlo durante la vida prenatal, permitiendo el desarrollo del cerebro  en su máxima potencialidad y  también estableciendo un vínculo afectivo.
La estimulación prenatal se realiza principalmente a través del sonido.
Por ello es importante que durante el embarazo, la madre y el padre hablen al futuro bebé, le cuenten cuentos o le pongan música clásica.
Hay que tener en cuenta también que la vida del feto dentro del útero está sometida a los ruidos provenientes de los distintos órganos del cuerpo de la mamá, pero el sonido más importante es el latido del corazón de la madre  ya que el feto lo escucha desde etapas muy tempranas. Esto se pone en evidencia cuando el bebe nace y  se siente relajado al estar en contacto con el pecho de su madre.
Los niños nacen con un gran potencial y está en las manos de sus padres el aprovechar  esa oportunidad en el proceso de maduración, desde el mismo momento del nacimiento.
Todos sabemos que la lactancia materna es el mejor alimento para el recién nacido, es el más completo desde el punto de vista nutricional, pero también proporciona consuelo y un contacto único entre madre e hijo.
Es un componente primordial para fortalecer ese vínculo y está íntimamente relacionada con  crear lazos afectivos desde el nacimiento. Poner al bebé al pecho nada más nacer es un paso muy importante para empezar esta relación con buen pie.
Los bebés al ser  tenidos en brazos establecen un contacto cercano con la persona que lo lleva, normalmente su papá o su mamá.
Se sienten más protegidos, se estresan menos y permanecen en un estado de vigilia tranquila, lo cual les permite asimilar mejor lo que sucede en su entorno. Muchas veces se confunde el contacto y la contención, con el «mal enseñamiento» o «las mañas» que les podemos dar, pero es importante saber distinguirlo y dosificarlo. Encontrar un sano equilibro es importante en todos los aspectos de la vida, y también en la crianza de los hijos.
Los padres nos ponemos muy nerviosos cuando nuestro bebe llora, pero el llanto es la forma que tiene el bebé para comunicarse.
No llora por “tomarnos el pelo”, sino porque necesita algo. Si hablamos de las necesidades de un bebé no sólo hablamos de que hay que cambiarle el pañal, cubrirlo del frío o alimentarlo, sino también darle seguridad a través de los brazos, los mimos, las caricias y el contacto. Al comprender que el llanto es su lenguaje y confiar en la importancia que tiene esa forma de comunicación, se entienden mejor las necesidades del bebé.
A ser padres se aprende y son los hijos quienes nos enseñan. Una de las claves para una crianza feliz es aprender a reconocer la diferencia entre la crianza respetuosa y la crianza caprichosa.
Además, la compenetración entre papá y mamá es clave para crear un vínculo familiar saludable.
La empatía y el respeto entre los miembros de la familia, tanto entre padre y madre, como entre los padres y los hijos, genera un ambiente de armonía, en el que el niño se siente seguro, a gusto, y aprende también a tratar a los demás con respeto.

Hasta hace algunos años se pensaba que el feto era insensible y pasivo, pero nada mas  lejos de la realidad.

En los últimos años, se ha visto que el feto es activo y es capaz de captar

Durante el embarazo es importante que el bebé  sea estimulado a través de la música.

Durante el embarazo es importante que el bebé sea estimulado a través de la música.

estímulos, además de responder a ellos. Esta evidencia ha hecho que los padres sepan que pueden estimularlo durante la vida prenatal, permitiendo el desarrollo del cerebro  en su máxima potencialidad y  también estableciendo un vínculo afectivo.

La estimulación prenatal se realiza principalmente a través del sonido.

Por ello es importante que durante el embarazo, la madre y el padre hablen al futuro bebé, le cuenten cuentos o le pongan música clásica.

Hay que tener en cuenta también que la vida del feto dentro del útero está sometida a los ruidos provenientes de los distintos órganos del cuerpo de la mamá, pero el sonido más importante es el latido del corazón de la madre  ya que el feto lo escucha desde etapas muy tempranas. Esto se pone en evidencia cuando el bebe nace y  se siente relajado al estar en contacto con el pecho de su madre.

Los niños nacen con un gran potencial y está en las manos de sus padres el aprovechar  esa oportunidad en el proceso de maduración, desde el mismo momento del nacimiento.

Todos sabemos que la lactancia materna es el mejor alimento para el recién nacido, es el más completo desde el punto de vista nutricional, pero también proporciona consuelo y un contacto único entre madre e hijo.

Es un componente primordial para fortalecer ese vínculo y está íntimamente relacionada con  crear lazos afectivos desde el nacimiento. Poner al bebé al pecho nada más nacer es un paso muy importante para empezar esta relación con buen pie.

Los bebés al ser  tenidos en brazos establecen un contacto cercano con la

Paula Bergara Obstetra-Partera Especializada en  Psicoprofilaxis Obstétrica Educadora Sexual- Gimnasia para embarazadas Masajes y drenaje linfático  en el embarazo.

Paula Bergara Obstetra-Partera Especializada en Psicoprofilaxis Obstétrica Educadora Sexual- Gimnasia para embarazadas Masajes y drenaje linfático en el embarazo.

persona que lo lleva, normalmente su papá o su mamá.

Se sienten más protegidos, se estresan menos y permanecen en un estado de vigilia tranquila, lo cual les permite asimilar mejor lo que sucede en su entorno. Muchas veces se confunde el contacto y la contención, con el «mal enseñamiento» o «las mañas» que les podemos dar, pero es importante saber distinguirlo y dosificarlo. Encontrar un sano equilibro es importante en todos los aspectos de la vida, y también en la crianza de los hijos.

Los padres nos ponemos muy nerviosos cuando nuestro bebe llora, pero el llanto es la forma que tiene el bebé para comunicarse.

No llora por “tomarnos el pelo”, sino porque necesita algo. Si hablamos de las necesidades de un bebé no sólo hablamos de que hay que cambiarle el pañal, cubrirlo del frío o alimentarlo, sino también darle seguridad a través de los brazos, los mimos, las caricias y el contacto. Al comprender que el llanto es su lenguaje y confiar en la importancia que tiene esa forma de comunicación, se entienden mejor las necesidades del bebé.

A ser padres se aprende y son los hijos quienes nos enseñan. Una de las claves para una crianza feliz es aprender a reconocer la diferencia entre la crianza respetuosa y la crianza caprichosa.

Además, la compenetración entre papá y mamá es clave para crear un vínculo familiar saludable.

La empatía y el respeto entre los miembros de la familia, tanto entre padre y madre, como entre los padres y los hijos, genera un ambiente de armonía, en el que el niño se siente seguro, a gusto, y aprende también a tratar a los demás con respeto.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...