- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Con la Licenciada en Neumocardiología Ana Lucía Panizza

Siendo el órgano más importante de nuestro cuerpo, acostumbramos a concurrir a realizarnos exámenes que pueden ser diferentes y con distintas técnicas.

Muchas veces, desconocemos como se realizan, incluso llegamos a confundirnos con ellos, intentando conocer sobre cada uno.
Para ello, les acercamos hoy el tema en la palabra de la profesional que nos acompaña y así dialogamos con la Licenciada Ana Lucía Panizza, con una trayectoria desde el año ´86, para hacernos entrega de su experiencia: “La carrera de Neumocardiología, es de la rama de la Cardiología, pero con muy pocos profesionales trabajando”, nos dice.
Es en nuestra capital, donde se desarrolla la mayor cantidad de Licenciados en Neumocardiología, siendo el interior muy empobrecido de éstos profesionales. Licenciada Ana Lucía Panizza [1]
Me recibí en el año ´86 y comencé a trabajar con los Dres. Hugo Olaizola, Carlos Gabrielli y Mabel Estabilito, siendo una de las Licenciadas en la temática que logro desarrollar mi tarea en Salto.
¿Que encierra la carrera de Neumocardiología?
Es una carrera tanto interesante como intensa.
Porque tiene mucho para poner en práctica, todos los días aprendiendo.
Y en cuanto a la tecnología, ha avanzado muchísimo.
Contamos en la actualidad con aparatos muy modernos para todos los estudios.
La carrera de Neumocardiología en si, encierra el estudio de los órganos: corazón y pulmones.
Pero lo que ejercemos más es la parte de cardiología, ya que de la pulmonar, se encargan los Neumólogos.
Los Licenciados recibidos, estamos capacitados para las realizaciones de algunas técnicas diagnósticas y de tratamiento, dentro de las áreas cardiológicas neumológicas, recuperación post- anestésica y cirugía cardíaca.
Colaboramos con el cardiólogo, algunas veces en conjunto y otras, dependiendo de él.
¿En qué casos?
En los electrocardiogramas, en el caso de las ergometrías.
Tienen que ser con el Cardiólogo al lado, para que realice el electrocardiograma y otra profesional tome la presión.
Nuestro corazón:
Es el órgano principal del aparato circulatorio de nuestro organismo.
Un músculo hueco que cumple su función de la misma manera a una bomba, aspirando e impulsando la sangre a través de las arterias de nuestro cuerpo.
Pesa entre 250 o 300 grs. en mujeres y en hombres, entre 300 o 350 grs., siendo el equivalente del 0,40 por ciento del peso corporal y está situado en la cavidad torácica.
Electrocardiograma
¿Qué nos muestra?
La actividad eléctrica del corazón.
Lo que más se aprecia es el ritmo, la frecuencia cardíaca. La gráfica en general.
Tomando en cuenta si es su ritmo normal o si se puede notar alguna patología.
Se puede registrar allí, las cicatrices de los infartos, pero ya el técnico no puede diagnosticar y le da el pase a su cardiólogo sugiriéndole que lo haga.
O si es algún inconveniente patológico agudo, directamente le hacemos un pase a emergencia.
El electrocardiograma, nos muestra la frecuencia de los latidos por minuto.
Éstos deben ser entre 80 a 120 latidos por minuto.
¿Con que se realiza el estudio?
Con el electrocardiógrafo.
¿Qué son las arritmias?
Las arritmias es el latido del corazón con problemas de ritmo.
Si éste late bien, es un ritmo regular, pero si hay falla en el ritmo, existe arritmia. Y son varios los tipos de la misma.
¿Las puede mencionar?
Decimos que es Bradicardia, sí el corazón late lentamente, despacio.
Y si éste late rápidamente, le llamamos Taquicardia.
También existe arritmia, como es el caso de la fibrilación (F.A: fibrilación auricular), que viene a ser la frecuencia cardíaca muy rápida cuando llega a los 150 latidos por minuto. Existen otras patologías en las aurículas (cavidades superiores) y en los ventrículos (cavidades inferiores) que es de lo que está formado el corazón.
¿Existen técnicas para otros estudios?
Si, otros estudios pueden ser: ecocardiogramas, ergometrías, entre otros.
Al electrocardiograma: podemos hacerlo como estudio, para un control cardiográfico. O sea cuando el paciente lo requiera. Pero por lo general, si se sospecha que el paciente puede tener síntomas relacionados al corazón, se lo realiza.
¿Qué es lo que puede llegar a diagnosticar el cardiólogo luego?
Pueden ser los bloqueos, las hipertrofias, entre tantas otras y ya entraríamos a las patologías.
¿Existen recomendaciones previas para éstos tipos de estudios?
Allí es donde en el momento, se presta para el manejo de la comunicación entre el paciente y el técnico, buscando un diálogo entre ambos, para brindarle confianza, ya que éste debe encontrarse tranquilo.
Transmitírselo en la conversación y en el buen trato.
El : “pase, buen día, tome asiento”, es fundamental para que se relaje y pueda llevar adelante el estudio en forma.
No debe estando tenso.
Porque de ser así, el electrocardiograma, puede resultar borroso y para el cardiólogo se le hace muy difícil la interpretación del trazado.
O si también sucede, que en casos se mueve, hay que solicitarle al paciente que se esté quietito, para no dificultar su lectura luego.
Que trate de estar lo más tranquilo posible, es lo único que debe hacer.
¿El electrocardiograma se relaciona con la presión arterial?
No, porque se puede tener la presión alta y no está afectado el corazón aún.
Pero si se lo puede ver, en la ergometría: el electro con fuerza, en una cinta ergonométrica.
Allí se le toma al paciente cada tres minutos la presión junto al trazado electrocardiográfico, donde se nota la fuerza del corazón, porque tiene ese esfuerzo.
¿Cuál es la presión mínima y cuál es la máxima?
La presión mínima es de 7.0 mmHg y la máxima de 140 mmHg.
(mmHg significa milímetros (mm) de mercurio (Hg del latín Hydrargyrum). Cuando el terapeuta indica, por ejemplo, 12/8 esto significa que la presión arterial sistólica en el momento de la contracción del corazón es de 120 mmHg y la presión arterial diastólica en el momento de la relajación del corazón es de 80 mmHg.
¿Cuál es la más peligrosa?
Siempre, al convivir con un valor que supera este (140- 150 mmhg) la más peligrosa es la máxima.
En estos casos, ya se trata de un paciente hipertenso, paciente de alto riesgo.
La presión alta es tan peligrosa que se la llaman asesino silencioso. A veces avisa, pero hay casos que es asintomática.
¿En la Ergometría, que se estudia?
Mientras se lo está realizando al estudio, como está en movimiento y esfuerzo, se le puede notar por ejemplo, alguna arteria tapada.
Mientras que con el electro cardiograma el paciente se encuentra en estado basal. Y descansado.
¿Existen otros estudios que se necesiten para diagnosticar?
Si, existe el Holter, que lleva el nombre de su descubridor, se lo recomienda por muchos motivos.
Sobre todo a las personas que tienen algún tipo de arritmia en el correr del día o que llegan a tener síncopes.
Es un electrocardiograma, durante las veinticuatro horas del día y debe estar en movimiento.
Mientras camina se encuentra con el aparato. En su trajinar diario anda, duerme, corre y es donde se puede medir las actividades del corazón.
Queda totalmente grabado en el aparato y el profesional lo ingresa a la computadora con todos sus datos. Esa actividad nos muestra todo lo ocurrido durante esas veinticuatro horas.
Algo similar es el mapa.
Mapa:
Significa el monitoreo ambulatorio de presión arterial.
Se le coloca al paciente durante las veinticuatro horas, un aparato de presión.
Pasado ese tiempo, también queda grabado y luego va a la computadora.
La diferencia con el Holter, Mapa nos muestra su presión arterial.
Ecocardiograma.
Lo realiza un cardiólogo, con un gel ultrasonido que se lo distribuye en el pecho del paciente, en la zona torácica, que con un rodillo le busca todas las cámaras cardíacas cuando abren y cierran las arterias y válvulas, viéndose por una pantalla y escuchándose por ultrasonido el torrente sanguíneo.
¿Cada cuánto tiempo debe una persona hacerse un control cardiológico?
Es muy relativo.
Puede ser: si tiene antecedentes cardíacos, si la persona es diabética.
En enfermedades crónicas hay que controlarse el corazón.
Si es obeso, hipertenso, fumador, sedentario.
También debemos tomar en cuenta la edad de la persona.
Para una persona con más de cincuenta años, sería conveniente que comenzara con un chequeo.
A veces se siente bien, es sano y no que tenga que tomar esos recaudos.
Pero por lo menos, le sugerimos un control, una vez al año.

Mary Olivera.