Lactancia materna y nutrición

Con el Dr. Adalberto Piedrabuena. Médico especialista en Nutrición.

Seguramente si una mamá dialoga con el médico pediatra de su niño y además, lo que nos han inculcado desde pequeños, es que la lactancia materna es una manera segura y eficaz, de que la salud y la supervivencia de nuestros hijos sea la mejor.
También por recomendaciones de los profesionales, es la lactancia materna muy importante hasta los seis primeros meses, incluso después, que el niño comience con su alimentación complementaria.
“La leche materna tiene muchos beneficios, que aporta a un recién nacido, todos los nutrientes que necesita para un desarrollo sano”, nos dice el Dr. Adalberto Piedrabuena, quien hoy nos acompaña y con él haremos una pequeña reseña como profesional ya que cuenta con un gran reconocimiento por parte de la Sociedad Médica Uruguaya de Nutrición:
“Esta sociedad científica, es la que lleva adelante en aspectos generales la nutrición en nuestro país.
Hay varias sociedades que están vinculadas en tema nutrición, pero son más específicas. La concepción nuestra, en nuestra labor actual, es creer que la nutrición en el adulto y el niño, debe realizarse a través de un equipo profesional, integrado por un médico, una enfermera y una nutricionista.
Con ese concepto es que existe la Sociedad Uruguaya de Nutrición, para agrupar a los profesionales de esas tres disciplinas y en algunos lugares clínicos farmacéuticos, diseñar y ejecutar la nutrición clínica, tanto en adultos como en niños.
En Octubre del 2015, la Sociedad Uruguaya de Nutrición, me distinguió con el título de Miembro de Honor de esa Sociedad, por mi trayectoria en la Nutrición Especializada Hospitalaria.
Una distinción que satisface el ego, pero acá lo importante es una distinción que abarca a todo el país hablando de la nutrición hospitalaria.
Lo que se pretende, es ir destacando la actividad de algunos referentes en cuanto a la nutrición, en el ámbito de Latinoamérica, como ha sido con otros colegas de vecinos países.
Debo destacar, que esta distinción fue posible, porque en el Hospital de Salto, existe toda una trayectoria desde el año 2004, con la creación de servicios especializados de nutrición.
Pienso que una persona puede ser distinguida, cuando tiene de apoyo, una infraestructura, como lo es el Hospital de Salto y sus directores y quiero nombrar a tres que fueron fundamentales para llegar al desarrollo del servicio: El Dr. Richard Boucq, Dr. Juan P. Cesio y el Dr. García Artave, sin ellos nada hubiese sido posible.
Y esto nos da mayor fuerza para seguir, además.
¿Cuántos centros de nutrición hay en el país?
En este momento, en el país hay un solo servicio de nutrición especializada como el nuestro y es a nivel del Hospital.
Es un servicio que tiene un grupo que trabaja en nutrición especializada y existe un banco de leche humana, el tercero en el país y además tiene labor docente, con pasantes de la escuela de nutrición que realizan sus prácticas de leche humana y soporte nutricional allí.
¿Cuáles son sus necesidades?
Estamos trabajando muy bien, solo nos falta conseguir un área de internación propia.
Buscamos la manera tocando algunas puertas, ya que entendemos que le restaría camas a algún sector del hospital, aunque lo que necesitamos, es un espacio físico con muy pocas.
Las personas que necesitan del servicio, no son muchas y esta idea puede llegar a tener andamiento, como lo hicimos con las otras: conseguimos un servicio completo de nutrición en todo el país, en el Hospital de Salto.
¿Cómo es el panorama a nivel país?
Existen otros centros en la asistencia pública, como lo son el Hospital Pasteur, Maciel, intentando conformar grupos de trabajo para un servicio similar.
Y en el área mutual, existe en el CASMU un área de nutrición que ya lleva más de treinta años, con una importantísima experiencia y es COMEPA en Paysandú que está haciendo hace mucho tiempo un trabajo en nutrición clínica, estando todos en contacto permanente.
Banco de leche.
“El nuestro, es el tercer banco de leche que existe en el país” nos dice el profesional.
Primero se realizó nuestro referente, el Hospital Pereira Rousell luego en Tacuarembó y luego en Salto.
¿Cuándo se inauguró?
Comenzamos en el año 2010 con el apoyo del Dr. Panissa, Neonatólogo, quien creó el banco de Leche en el Pereira Rossell, dándole un excelente impulso al proyecto.
Luego, es en la Red Iberoamericana de Bancos de Leche, que nos formamos profesionalmente con Alejandra Texeira.
A partir de allí, comenzamos a buscar la manera de crear el banco y tuvimos la oportunidad de recibir una importante donación desde Italia del Rotary Club, que nos dió la posibilidad de comenzar a construirlo.
Luego fué la firma Caputto hermanos, quien apoyó el proyecto, entre otras.
¿Qué se necesitaba para comenzar?
Lo primero era una infraestructura de laboratorio para procesar la leche, junto a un pasteurizador.
Lo que se pretende con esto, ofrecerle a un niño, leche sin gérmenes, un producto confiable y con las propiedades que él necesita.
¿Cuál es la función del pasteurizador?
Lo que hace es un proceso de calor, para ir eliminando gérmenes. Con un proceso de enfriado rápido, logrando una leche adecuada.
Pero existe además, todo un proceso previo, por eso es tan importante un laboratorio, porque es allí donde se analiza las características de la leche como primera medida, luego de su recolección.
¿Cómo se lo realiza?
En el caso del Hospital, se extrae leche de centros de recolección que fueron creados cuando comenzó el banco, recogiendo leche de las madres y enviándolas a distintos bancos de leche que tiene el Uruguay.
Existe a nivel de ASSE, un Banco de leche materna en el Banco de Previsión Social, otro en Paysandú y otro en Bella Unión.
No hay bancos de leche a nivel mutual.
¿La donación de la leche, es en forma voluntaria?
Siempre es en forma voluntaria. Y se la acepta, siempre que el equipo que está atendiendo a la mamá de ése niño, entienda que no le está faltando la leche.
El excedente de la leche de la madre es el que dona.
Y existe todo un protocolo, para aceptarla. Se realizan los estudios correspondientes para no correr el riesgo que supondría estar infectada con algún virus, como puede ser con algún tipo de enfermedad de la madre, que ésta no esté ingiriendo medicamentos que pasen a la leche, entre otros análisis, estando convencidos de que esa leche está en perfectas condiciones.
¿Los estudios durante el embarazo, son valiosos?
Si. En nuestro país, los estudios previos, en un embarazo, son muy completos. Nos sirven como para poder apreciar el estado luego de esa leche y aunque se realizan todos los análisis correspondientes cuenta ya con una historia de su donante, siendo esto muy importante.
¿De dónde se recibe la leche?
En este momento en el Banco de Hospital de Salto, se está recibiendo leche de la comunidad intra hospitalaria (que se encuentra en el Hospital) y se realiza el ordeñe, en el mismo lugar.
También recibimos del centro de recolección de BPS, de Paysandú y del centro de Bella Unión.
¿Cómo es el proceso de pausterización?
Una véz que se la recibe, se comienza a analizar las características físicas de la leche: si está limpia, si no tiene cuerpos extraños.
Luego se la lleva al laboratorio y se mide su acidez. Si se encuentra en este estado, quiere decir que está contaminada.
Se realiza una prueba de olfato, que luego de tantos años trabajando en esto este se agudiza, nos orienta y se la descarta.
Si pasa lo contrario, se realiza la pasteurización, sacando muestras para analizar si la pasteurización, estuvo bien hecha.
Siempre estando en el frío. A muy bajas temperaturas.
Pasa lo mismo, cuando se traslada la leche de unos cuantos kilómetros en ómnibus, se la trae totalmente refrigerada, porque actualmente las conservadoras permiten que la leche llegue aquí, a cuatro o cinco grados bajo cero.
Es muy importante contar con este servicio de trasladar estas cajas refrigeradas al lugar adonde sea, dentro del país,.
¿Qué pasa luego de que está pasteurizada?
Se la almacena, (puede llegar a estar congelada, durante tres meses) y se la va descongelando a medida que el niño la necesita.
Los bancos de leche se crearon fundamentalmente para hacer asistencia a los niños prematuros, (por debajo de un kilo y medio) por ser más frágiles en ese sentido y muchas veces están sin la capacidad de la succión.
Entonces se lo alimenta a través de sondas al estómago y cuando son un poquito más grandes, con cucharas o vasos.
¿Cuáles son las diferencias, en productos similares a la leche en polvo?
No tiene nada que ver con la materna.
A la leche en polvo que realizan los laboratorios, se la hace con leche de vaca y la proteína de esta leche es distinta a la de la madre. Es ésta, compuesta de componentes generales de proteínas, de las defensas, entre otras, por naturaleza para alimentar al niño y la proteína de la leche de vaca, puede generar reacciones alérgicas, que la leche de su propia especie, no le genera.
Existen estudios, que han demostrado que la leche de una madre, tiene componentes de la inmunidad, que vienen del intestino de la madre.
Se crea una circulación de células que se encuentran en el aparato inmunitario que desde el intestino de la madre pasa directamente a la mama.
Al niño beberla, está tomando la inmunidad de la madre que es de su misma especie. Muy importante y fundamental.
Además, la leche materna, contiene gérmenes del intestino de la madre, que pasa a través de la circulación a la mama. Son gérmenes que van a formar la flora intestinal en el niño, siendo éstos, elementos de defensa.
Es por eso que la leche de la madre es incomparable. Y el objetivo para un banco de leche, no es solo procesar la leche, sino estimular, promover y proteger la lactancia.
Mary Olivera







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...