MEDICINA ESTÉTICA

¿Qué es la medicina estética?
Es el medio por el cual un paciente, puede llegar a obtener resultados muy óptimos en cuanto a la belleza, pero muy cuidado en cuanto a su longitudinalidad,
en cuanto a su persona. Y no por medio solo de un aparato. Es obtener belleza, pero cuidando el organismo, no solo la piel.
¿Qué es la medicina estética?
Es el medio por el cual un paciente, puede llegar a obtener resultados muy óptimos en cuanto a la belleza, pero muy cuidado en cuanto a su longitudinalidad,
en cuanto a su persona. Y no por medio solo de un aparato. Es obtener belleza, pero cuidando el organismo, no solo la piel.
¿Nos contás un poquito sobre qué trata la medicina estética?
Como tal, es primero que todo medicina. Si bien está apuntada a la estética, hacemos siempre un balance de toda la persona. Porque, todo lo que está relacionado con la estética, técnicas como la que yo realizo de la mesoterapia, están realizadas con fármacos. Y los fármacos tienen sus contraindicaciones y sus buenos resultados, y se adecuan a cada paciente.
Entonces hacemos la medicina estética, siempre pensando en el paciente que tenemos enfrente, y cada paciente es diferente. Cada uno busca cosas diferentes. Porque si cada uno tiene una depresión, un hipotiroidismo, hipertiroidismo o patologías asociadas, no vamos a poder usar algunos fármacos. Esto es muy diferente a hacer una aparatología o depilar a una persona, o a usar un aparato que si bien todavía no se uso bien, o a nivel mundial se esta empezando a regular. Pero por ejemplo acá en Salto, están muy convencidos, que se pueden usar aparatos porque si. Y no. Cada aparato, al igual que un fármaco, tiene sus contraindicaciones. Y si lo hacemos con la supervisión de un medico, es muy importante, porque él estará pensando en la patología y en el órgano.
Si bien hay aparatos que parecen muy pavos, todos los aparatos pueden dañar. Porque todos van conectados a energía. Un aparato que va conectado a la energía eléctrica, emite diferentes ondas o calor, lo cual va a obtener cierto resultado. Pero ese efecto que provoca el aparato, puede ser dañino para mucha gente, si no conoces ciertas patologías. No sólo el médico puede inyectar, está bueno porque vas a ver al paciente desde un punto de vista integral y de repente un aparato que tiene electricidad, se lo vas a hacer a una persona que tiene una prótesis o un  clavo en la cadera. Sin embargo, si te comprás un aparato sin formarte bien, más allá de que no seas médico, te podés dañar.
Cuando alguien se hace el estiramiento de la piel, hay que ver qué piel y de qué estiramiento estamos hablando, hay que ver cómo a esa persona la podés hacer permanecer bien, de una manera seria y cuidando al paciente.
¿A eso te lo valoran
los pacientes?
Sí, porque a la larga eso te trae mucha gente. Porque los cuidamos. A la gente con cáncer, que se han querido hacer mesoterapia, le he ofrecido otro tipo de tratamientos y están quedando espectaculares, y están mucho más contentos que si no les hubiésemos hecho nada.
¿Tienes, por el hecho de ser médica, pro y contras para hacer estética?
Si. El pro, es que voy a saber cuidar a mi paciente, y saber que hay cosas que no las puede hacer. Y el contra, es que a veces pierde porque uno les dice que no. Y muchas veces se enojan. Mas allá de lo que vayamos a hacer, que hagas un injerto, un voto, un relleno o mesoterapia.
¿En qué consiste un tratamiento de mesoterapia?
La mesoterapia, se inventó en la época de la guerra, cuando había pocos fármacos y no se disponía de medicina. Esta técnica lo que hizo fue optimizar. Luego se empezó a usar en estética. La técnica mesoterapia, que es por medio de la aplicación de hialurónico, Ácido hialurónico, que se lo aplica y no se ve un pinchacito, las agujas no pinchan, y oligo elementos, es el otro fármaco que se aplica a nivel de cara, contiene zinc, magnesio, potasio, que restaura y reconstituye. El ácido hialurónico, da brillo a la piel, y hace desaparecer la arruga mediana y chica. Se mete entre las células, aplicando con pinchazos indoloros a la piel, apenas perceptibles. No es por inyección, es por medio de agujitas en contacto con la piel. Terminado el tratamiento, te quitas arrugas y la cara de cansada. Te saca diez años de encima, si es en la cara, también se lo puede hacer en cuerpo. Con la técnica de meso terapia, se calman dolores, se curan heridas de los diabéticos, que les cuesta llegar la sangre. Le ponemos vasos dilatadores y ellos se abren y captan y con sefril o xefaliscima tópica, llega a la herida. El tratamiento con mesoterapia, se lo puede hacer durante todo el año, porque no es foto sensible y con estas drogas no mancha con el sol a la persona.
¿Cuándo se da por
terminado el tratamiento?
Va a depender de que tratamiento sea. No es lo mismo blanquear un acné que posteriormente lo vio la dermatóloga, volvió y a las dos sesiones se terminó el tratamiento porque, blanqueo su cara. A una persona que le hicimos mesoterapia, le va a llevar quince sesiones. Lo máximo son dos meses y medio.
¿Cuándo vuelve al
consultorio el paciente?
Cuando comienza a ver cambios, y lo crea necesario. Hay que si mantener con una sola vez al mes. Una aparatologia que estimula lo que yo ya genere. Entonces estás todo el año impecable. También está la posibilidad de volver cada cuatro meses. Como todo estético retrocede, pero lo que nosotros logramos con las drogas es que lo de nosotros perdure mas tiempo.
¿Tienes en exclusivo un tratamiento para implementar?
Sí se llama Plasma, rico en plaquetas. El paciente se saca sangre, en el momento, se centrifuga a su lado, eso se hace con una transfusionista. Se aspira el plasma rico en plaquetas, que es lo amarillo que se ve, y se lo activa, con un fármaco  y se quiebra la plaqueta despidiendo múltiples factores de crecimiento para el colágeno. Eso se inyecta. Se puede hacer relleno de cara, es auto logo, no tiene contraindicaciones porque es tu sangre, lo aplicas a la piel y te hace un lifting anual. Es lo último en el mercado. Se lo puede hacer en piernas, en glúteos, en la celulitis es magnífica, tensa la piel, se aplica droga para que se reacomode la grasa y la persona queda con su cuerpo sin poceado. Se lo hace en capilar para hombres, en injertos para el pelo.
Cuándo hablamos de
aparatos ¿Cuáles son?
La radio frecuencia tripolar. Va conectada a energía y emite la energía calórica.
¿Y qué hace el calor?
Es como si fuera una plancha. Después que se reconstituyo la fibra de colágeno que es edicoidal, tiende a arrugarse por la edad, se mantiene tensada. De cuatro a seis sesiones, y quedó fija, porque va como fibrosando y edema tizando. Con esta técnica también aplicamos lipolíticos en la panza y te come la grasa. Lo bueno de esta técnica, que al ser fármacos no pasa a la circulación general la grasa.
¿Son muy costosos
los tratamientos?
Sí, es costoso. Es estética. No es costoso, al lado de lo que te venden de un aparato.
Y para ser medicina, no ser invasivo y verte bien, es más barato que una cirugía.
¿Qué busca un paciente en tu clínica?
¿Qué busca un paciente en tu clínica?
Como la palabra lo dice: estética. Más allá de la salud, le gusta sentirse bien, le gusta verse bien. Tanto la mujer como el hombre. Y cuando busca eso, yo también busco cuidarlo. Busco el no hacerle por el simple hecho de hacer, cuando la persona no lo necesita. No hacerle por hacer cuando la persona no es para esa técnica, que es muy importante, saber decir que no. No hay que ganar pacientes por el simple hecho de que vino, a costa de cualquier cosa o al de la venta de sesiones. Yo no vendo sesiones. Trato de contarle el proceso de cómo pueden ir sucediendo las cosas, sin venderle nada.
Pero más allá de eso, lo cuido al paciente, le hago una historia clínica, sé si tiene algunas enfermedades o no, y si las mismas están contraindicadas. El haber tenido cáncer contraindica muchas de las técnicas que usamos acá para los casos de estética. Muchas veces la paciente que tuvo cáncer, quiere verse mejor, y le podemos ofrecer algunas técnicas, pero no todas. Porque cuidamos tanto al paciente, que hacemos que primero nos cuente toda su historia clínica, y después pasa a ver qué es lo adecuado para él. Las personas buscan mucho hacerse la cara. Entre los treinta y cuarenta y cinco años, es la franja etárea de la gente que más se cuida.
Y después tenemos como la tercera edad, están solos y se sienten con más ganas de invertir en ellos, y no lo pudieron hacer antes. Puede ser la mujer mayor más coqueta, que son las más divinas, por ser más complacientes. Y ahí entramos nosotros a hacer recomendaciones.
Porque muchas veces te piden técnicas o aparatos que no son para ellos.
No todo el que entra acá, queda. Hay gente que se va. Hay gente por ejemplo se hace balículas, pero yo le pido un hemograma. Porque por ahí tuvo una alteración o una anemia. Si estas cursando un cáncer de cuello de útero, nunca te hiciste un PAP en seis años, yo no te puedo hacer brillar la cara, te tengo que pedir un PAP primero.
La historia clínica que exijo en la clínica, según sea la franja etárea de la persona, el PAP, no puede faltar. En el año se tuvo que haberlo hecho, si no, no se hace estética.
Mamografía, si está en la franja de mayores de treinta y cinco a los cuarenta y cinco años de edad, o tiene antecedentes familiares, se la pedimos. Es ilógico estar tratando a una perdona que está sufriendo una patología y no la sabe y yo estoy haciéndole brillar la cara y de repente tiene palidez, hasta por pérdida de sangre. Por lo menos en el correr del primer mes me tienen que traer los análisis.
Hoy en día es muy común que la gente obsequie un tratamiento, y si esa persona no me ha traído un PAP, durante el mes, se le corta el tratamiento.
No podemos hacer estética sobre un cuerpo enfermo. Nos negamos rotundamente. Primero el cuidado del paciente, porque la estética es parte del organismo, es algo longitudinal. Y no podemos estar tratando una piel que está contaminada y cursando una enfermedad.