La piscina de dulce de leche

Sea desde una perspectiva de personas o grupos, en algún momento la planificación termina cayendo en una piscina de dulce de leche, una situación en la que, si bien sea muy difícil que uno se hunda, da un trabajo tremendo llegar al otro lado y si no se aplica energía constantemente el movimiento tiende a detenerse. Al referirnos a las consistencias, el dulce de leche tiene desde una ligeramente líquida o casi un ladrillo de sólida, por encima de ello, individual o detenersecolectivamente el ingreso a una zona de “no avance” es algo más normal de lo que se piensa dentro del mundillo organizacional.
Durante el 26 y 27 de octubre pasado, se realizó en Fray Bentos, Río Negro un taller de trabajo en el marco de la Diplomatura en Desarrollo Económico Territorial del Centro Latinoamericano de Economía Humana (CLAEH). Más allá del proceso de análisis de datos socio-económicos, empatía con el entorno y una posterior reflexión que se generó en la capital rionegrense, termina quedando claro que solamente a través de la generación de alternativas nuevas a las viejas preguntas sobre el desarrollo económico, social y medioambiental es que una región crece.
El objetivo del presente artículo de Link de El Pueblo, es invitar al lector a reflexionar sobre la existencia de piscina de dulce de leche dentro del ámbito organizacional. Tanto su definición, su abordaje y la importancia que tiene no perder de vista el logro de resultados, lleva a visualizar en su concepto, una oportunidad para la recapacitar, quizás con la falta de recetas que arrojen soluciones enlatadas, pero sí con una pausa que nos obligue a de manera periódica pensar fuera de la caja.
Desde la instalación de la planta de celulosa de UPM, mucho ha cambiado desde que los capitales extranjeros deciden elegir a Fray Bentos, zona donde hace más de cien años operaba el histórico Frigorífico Anglo del Uruguay, como un punto para llevar adelante muchas de sus operaciones vinculadas a la transformación de madera en pasta de celulosa.
No obstante, aunque exista un consenso general sobre el efecto derrame que ha generado UPM y a partir de allí, el desencadenamiento de una dinámica que trajo consigo la instalación de la UTEC, entre otras cosas, con carreras universitarias de perfil tecnológico. El desafío de lograr resultados no termina ni mucho menos, sino que, al contrario, coloca al entorno institucional con muchas preguntas y cuestiones a abordar tales como el papel del emprendedurismo en un departamento que tiene a un empleado municipal cada 31 habitantes aproximadamente.
Por alguna u otra razón, al igual que el departamento de Río Negro, Salto y otras regiones configuran en algún momento del tiempo lo que podríamos denominar una piscina de dulce de leche. Al decir del mismo, nos referimos a las dificultades evitables y no a las que se enfrenta las personas al momento de tener iniciativas y que, en gran medida, ocasionan una desaceleración del proceso de ejecución y claro está, en consecuencia: sus resultados.
Safari de piscinas de dulce de leche
Pareciera evidente que es fundamental entender cuáles son los diferentes prototipos de pisci3bd9b1ef8eb156784b8db4a8757eb1e68dae960b_hqna de dulce de leche que hay y a los que nos podemos enfrentar. Los no se puede ocasionados por las sobre-burocracias y, por otra parte, la falta de foco en objetivos concretos, son de alguna u otra forma, un criterio de clasificación de las causas que enlentecen todos los esfuerzos que se llevan adelante.

En el primer caso, si bien mucho se ha avanzado en los últimos años en lo que se refiere a Gobierno Electrónico, aún no necesariamente se avanza en todos los ámbitos estatales de manera eficiente. Restará dimensionar que los tiempos que tardan muchos trámites, solicitudes y habilitaciones, como así también la tasa de observaciones y reprocesos que se realizaron de manera previa a la aprobación, aún no son los mejores para, por ejemplo, el desarrollo de la actividad empresarial.
-No hemos podido ir más allá de la idea de negocio, porque lo que nos falta es financiamiento para la compra de equipamientos.
-La web que definimos no la hemos lanzado al mercado pues nos interesa que salga sin errores de usabilidad.
-Estamos esperando que nos aprueben una habilitación para poder operar dentro del mercado, sin embargo, la tramitación es tediosa y nos obliga a nadar en la burocracia.

Pareciera que el deporte de crear o estar dentro de las piscinas de dulce de leche, sea un tema que nos termine pareciendo algo que a lo que nos acostumbramos todos los días. Empero, muchas veces la falta de ejecución es una cuestión de conciencia o inconciencia de la verdadera posición en la que nos encontramos. En ese sentido, el no avance por
En los casos mencionados, en líneas anteriores, queda claro que si lo que enlentece a que pueda cumplir con lo planeado es una cuestión externa y en la que tengo poca o nula incidencia, dentro de lo que es la solución debería quedar claro si realmente tenemos disposición a esperar o en todo caso, optar por abandonar o innovar.
Por otra parte, cuando un emprendedor que se ubica entre la idea y la puesta en marcha de waitlist-enrollment-plugin-moodlesu negocio, comienza a confundir medios con fines y todos sus esfuerzos en recursos que realiza no necesariamente se condicen con los resultados que espera, allí, por más que ingenuamente crea que “avanza” en realidad no lo hace.
No obstante, la buena noticia termina siendo que es posible influir con mayor eficiencia y eficacia que sino; en éstos casos terminamos encontrando que la verdadera “traba” está más asociada a la sobre-valoración o sub-valoración del gestor y su proyecto, en otras palabras, no concreto porque tengo miedos, dudas e interrogantes o no logro resultados porque no defino de manera adecuada el alcance de los objetivos.
En más de una oportunidad, desde que escribimos en éste espacio, hemos ido transmitiendo entre muchas cosas, la noción de que todo proceso de planificación trae consigo desviaciones que se generan tanto por causas internas o externas, pero que, nos guste o no, forman parte del paisaje de los proyectos.
Pensemos fuera de la caja
Una solución a las piscinas de dulce de leche, obliga a pensar fuera de la caja, ya que parece claro que en la realidad no existen dos que sean iguales, cada emprendedor, cada empresario y su negocio, tienen experimentan lo que podríamos denominar períodos de no avance.
Cuando algo que se hace no genera logros, el obtener resultados distintos obliga a pensar de manera diferente, fuera de la caja; es decir: de manera innovadora.
Cuando un emprendedor encuentra que el desarrollo de un prototipo es más efectivo dentro del proceso de validación comercial y técnica de su modelo de negocios, que dedicar esfuerzos a la tramitación de un financiamiento que difícilmente permita arribar a resultados que aporten valor, es allí cuando se da una vuelta de rosca a una situación de empantanamiento empresarial.
De igual modo, cuando se abandona un estilo de participación en reuniones de diálogo, pero sin contenido, en las que no se avanza en el cronograma de actividades, y se opta por ponderar la obtención de resultados concretos que permitan medir los avances del proyecto, es que termina haciéndose posible salir del sobre-giro en un mismo punto.
Hay que insistir en ese tema de la innovación desde la formación del niño y del muchacho, porque hay que estimular la creatividad que el estudiante sea un sujeto activo y para generarla por sí que luego le va a dar el espíritu empresarial, pero no solamente el niño que estudia, es la sociedad la que puede innovar, los funcionarios públicos podrían hacerlo, porque hay que estimular a la gente a que explote su capacidad de generar cosas que ayuden a cambiar y eso es una cultura, que realmente enriquece a la persona y al país.
Enrique V. Iglesias, Conversatorio sobre Productividad y Competitividad realizado en Salto, 2017.
El pensamiento creativo es resultado de la creación de espacios que fomenten una cultura de innovación. Al referirnos a cuestiones de corte cultural, termina siendo provocadora la creencia de que los resultados se estarán logrando en el largo plazo; el desarrollo más que una carrera de velocidad, se asemeja a una de resistencia.
Si bien la educación es la base, tampoco termina siendo ilógico argumentar que termina siendo un trabajo en sí mismo, mejorar la forma en que trabajamos, y a partir de allí, en la innovación obligatoria como algo intrínseco, una posibilidad sobre la cual hacer un recorrido de mejor continua.
Adelante con los faroles
Originariamente, la expresión completa habría sido ¡Adelante con los faroles, que atrás vienen los cargadores!, al parecer, relacionada con las antiguas procesiones religiosas que avanzaban buscando terrenos no peligrosos, en las que esa voz era usada a manera de estímulo para que los encargados de transportar faroles, antorchas y cirios -que precedían a los que llevaban las imágenes no cedieran en su esfuerzo buscando los mejores y más seguros caminos y poder así avanzar para llegar al destino.
Cuando alguien o algunos, un emprendedor o una región, desde el emprendedor que quiere crear un negocio dentro de un rubro en el que los aspectos legales son cruciales y a su vez, la habilitación para operar termina siendo tediosa, o de igual modo, un colectivo de personas interesadas en fomentar la innovación dentro de una ciudad confunde la ejecución de programas de pre-incubación con la generación de auto-empleo, allí parece emerger el concepto de piscinas de dulce de leche.
Animar a otro a continuar, a perseverar durante el camino ya iniciado, particularmente cuando es un proyecto arriesgado o que no parece posible llevarla a cabo, es justamente allí en el momento en que a pesar de que uno crea con fervor en la meta que persigue, por más motivación que se tenga, por más resiliencia a los golpes, se generan situaciones que llevan a dudar con mucha seriedad si el abandonar lo hecho no es acaso una posibilidad que traiga calma y previsibilidad: la de no pelear.

Lic. Nicolás Remedi Rumi