- “Las empresas no tienen que solucionar sus problemas encerrados en una habitación sin comentar, ni decir y sin buscar afuera opciones para solucionar esos problemas”

Entrevista central a Sara Goldberg

Sara Goldberg, es gerente de Operaciones de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), quien estuvo en Salto para ofrecer la charla “Innovación Abierta”, dirigida a empresas y emprendedores que deseen innovar en el desarrollo de nuevos productos, servicios o formas de comercializar, rediseñar productos y posicionamiento en el mercado.
Además, presentó herramientas de financiación para impulsar la innovación.
“Es importante que el producto o servicio sea nuevo, que no exista en el mercado nacional.
Tiene que ser algo completamente nuevo, hacemos mucho foco en eso. Vemos la potencialidad de crecimiento de la empresa, su capacidad de exportación y lo que va a lograr la empresa con la innovación”, explicó Goldberg en charla con LINK.
“Aseguró que en las empresas en donde se ha impulsado la innovación los beneficios han sido múltiples como el crecimiento de la empresa, la competitividad del sector productivo, crecimiento en las exportaciones, un mejor posicionamiento.
Para innovar es necesario tener una buena idea, explicó, conocimiento del mercado, y gente que sepa de negocios. Sara Goldberg (5)
“La ANII ofrece así, un conjunto de herramientas para impulsar la innovación en empresas y emprendedores. Si necesitan contratar más gente, hay instrumentos de financiación para contratar consultores, incluso extranjeros, validación técnica, preprototipado, desarrollo de prototipos, articulación entre el sector productivo y la academia.
– ¿Qué es la innovación abierta para empresas?
– Cuando hablamos de innovación abierta lo que queremos expresar y lo que queremos que se haga es que las empresas entiendan que no tienen siempre que solucionar sus problemas encerrados en una habitación sin comentar, ni decir y sin buscar afuera opciones para solucionar esos problemas.

Muchas veces lo tradicional era ver a empresas que tuvieran su departamento de desarrollo y permanecieran encerrados, sin compartir los problemas que tuvieran con universidades o con centros de desarrollo o con otras empresas.
Al día de hoy, con el conocimiento que está tan distribuido y no está centralizado en un lugar, se está usando mucho que una empresa dice, “tengo este problema”, lo pone como un desafío y otras empresas o centros tecnológicos o universidades o emprendimientos, juntos proponen soluciones a ese problema. Eso es innovación abierta.

– O sea que el empresario tiene una forma de trabajar por la que suele estar encerrado en sí mismo, ¿podría por eso llegar a soluciones equivocadas?
– No necesariamente equivocadas, pero capaz que limitadas por su conocimiento o por su manejo.
Puede ser que en la búsqueda de esa solución yo sepa, por ejemplo, de tornillos, y quizás en vez de ir a buscar un destornillador le pegue con un martillo para ponerlo en su lugar.
Entonces, es abrir la mente al conocimiento que no necesariamente sea propietaria la empresa sino que esté distribuido en otros lados.
– ¿Qué instrumentos se pueden utilizar para la innovación abierta?
– La Agencia tiene un instrumento que se llama “Desafíos Empresariales”, y que hace justamente esto, una empresa con un problema o con una propuesta, y no sabe cuál es la mejor solución para afrontar a ese problema.
Lo presenta entonces en la Agencia, lo evaluamos, y en caso que veamos que realmente hay un desafío, no es comprar una máquina y ponerla a trabajar, sino que hay que hacer un desarrollo, hay que investigar, le damos difusión, lo ponemos en nuestras redes sociales, lo ponemos en nuestra página web, y tratamos de atraer la mayor cantidad de, lo que comentaba antes, o empresas o emprendedores, aunque más que o, es un y.

Entonces, empresas, emprendedores, universidades, centros de desarrollo, estarán proponiendo distintas soluciones, y luego con la empresa seleccionamos la solución que creemos que más se va a adaptar al problema y junto con la empresa, financiamos el desarrollo de esa solución.

– Algo que suele frenar un poco al emprendedor tiene que ver con la financiación, ¿hay instrumen

tos de financiación a través de la ANII?
– Si, por supuesto.
Justamente, esta innovación abierta, una parte lo financia la ANII y una parte lo financia la empresa que propuso el problema y el desafío.

– ¿Cuáles serían esas vías de financiación?
– ANII puede financiar hasta cinco millones y medio de pesos, con un porcentaje de subsidio de hasta un setenta por ciento.

– ¿Hablamos de pequeñas y medianas empresas?
– Nosotros no trabajamos con limitantes, ni por tamaño ni por ubicación ni por sector productivo.
Simplemente empresas. ¿Quiénes no pueden presentarse? Por ejemplo, empresas que estén en zonas francas, esas no, pero el resto de las empresas, sea cual sea el tamaño o el sector, pueden ser beneficiarias.

– ¿Esto puede ser tanto para empresas como para emprendedores?
– Es decir, usualmente el problema lo presentan empresas. ¿Las soluciones? Otras empresas, emprendedores, universidades, personas, puede ser cualquiera que presente la solución.

– Se encuentra en este momento reunida con emprendedores…
– En este momento si, emprendedores de Salto, de Bella Unión, de Artigas…

– ¿Cuáles son los problemas que le están planteando?
– Lo que estamos viendo es que hay gente que tiene hoy en día su emprendimiento y tiene distintas opciones de crecimiento o de fortalecimiento, crecimiento de su emprendimiento o puesta en marcha. ANII financia, eso hay que tenerlo muy en claro, emprendimientos que tengan un producto, un proceso, un servicio que sea innovador.

¿Innovador para quién? Para el mercado en el que pretende ingresar.
Nosotros vemos que el grado de innovación debe ser a nivel país.
Es decir, ese nuevo producto se da un proceso, por lo que no debe existir en el país.
También aparte de ANII está la ANDE, que es la Agencia Nacional para el Desarrollo, que lo que ve es que ese nuevo producto o servicio o proceso, tiene un valor diferencial respecto al resto que hay hoy en el mercado.

Entonces tenemos las dos vertientes o las dos fuentes de financiamiento, para cosas nuevas, para cosas más disruptivas, que vendrían con financiamiento de la ANII, y para lo que es con valor diferencial pueden tener financiamiento de ANDE.
– ¿Esto es lo que usted está tratando ahora con los emprendedores en la reunión que viene manteniendo con ellos?
– Exacto.

– ¿Cómo sigue la historia? Las empresas interesadas, ¿deben contactarse directamente con la ANII o puede hacerlo en Salto a través de GEPIAN?
– Trabajamos a través de GEPIAN, que es una incubadora que tiene financiamiento de la Agencia.
Este ya es el segundo período de financiamiento que estamos dando, y realmente se ha creado un equipo muy capacitado, muy comprometido y que tiene el conocimiento completo para poder acompañar a los emprendedores.

Contacto: Incubadora de Empresas Gepian
Artigas 652, P/A (edificio del Centro Comercial e Industrial de Salto)
Tel: 473 32425, internos 107 y 111
contacto@gepian.com.uy; incugepian@gmail.com
www.gepian.com.uy

PORTFOLIO DE SARA GOLDBERG
Casada, tiene dos hijos.
Es del signo de Acuario.
De chiquita quería ser odontóloga.
Es hincha de Belgrano de Córdoba.
¿Alguna asignatura pendiente? Aprender a bailar.
¿Una comida? Rizzotto.
¿Un libro? La biografía de Steve Jobs de Walter Isaacson.
¿Una película? Mujer Bonita.
¿Un hobby? Cuando tengo tiempo estoy en casa, tranquila. O sea, disfruto de mi hogar.
¿Qué música escucha? Rock.
¿Qué le gusta de la gente? Que sea sincera, que se comprometa y que no sea “voltera”.
¿Qué no le gusta de la gente? Que sea “voltera”, que mienta, que no se comprometa, que sea falsa.