“Las mujeres son mejores liderando empresas”

Entrevista Sofía del Sante

La periodista chilena Sofía Del Sante estuvo recientemente en nuestra ciudad para llevar a cabo un taller buscando que más mujeres entren al mundo de los negocios a través de sus propios emprendimientos. Bajo los auspicios de la Incubadora GEPIAN, minutos antes de llevarse a cabo la actividad, LINK dialogó con Del Sante.

- ¿Es difícil que la mujer sea emprendedora?20180815_182708
– No es difícil, pasa que a la fecha, en el mundo en general, no se han dado las oportunidades y las herramientas que se tienen que dar para que la mujer efectivamente emprenda. La cultura, la realidad, la historia, ha hecho que la mujer no tenga un rol tan fundamental en el mundo laboral y eso quiere decir que emprenda menos. Lo que le falta a la mujer, en mi opinión, es el primer paso, porque una vez que lo da, y siendo que las capacidades que tiene son iguales a las de los hombres…

- ¿Cuál es ese primer paso?
– El tomar la decisión de emprender, el animarse. La verdad que muchas veces decimos que no podemos por el cuidado de los hijos o por la falta de oportunidades, porque la verdad es que necesitamos estabilidad, y eso en realidad son excusas para algo más fuerte que es que muchas veces tenemos miedo al fracaso y que también nos cuesta dar ese primer paso.

- En el mundo de los negocios, ¿se discrimina a la mujer igual que en la sociedad?
– Lamentablemente sí. Está comprobado que los inversionistas invierten más en empresas que están lideradas por hombres que por mujeres, pero asimismo los estudios indican que una empresa liderada por una mujer tiene un mejor retorno de inversión y tiene unas posibilidades de crecer a una tasa mucho más estable que la de un hombre. Es decir, las mujeres son mejores liderando empresas.

- En mi época de estudiante las mujeres siempre fueron mejores que los varones en el estudio. Pero en el terreno laboral los hombres siempre obtienen los mejores lugares, o sea que no se trata de un tema de conocimiento ni de capacidad.
– No es un tema para nada de conocimiento, al final todos nacemos iguales, todos vamos a la misma universidad. Efectivamente, por lo general las mujeres son las que mejor rinden en la universidad, y lamentablemente el mundo laboral, por historia, le perteneció a los hombres por mucho tiempo. A la mujer le pertenecía la casa, fue algo cultural, podría haber sido al revés, pero así fue como fue, y eso es lo que creo que a la mujer le pesa hoy. Es la historia, es la cultura, no son las capacidades, no son las faltas de oportunidades sino que es que la mujer asuma su realidad, asuma las oportunidades que tiene el mundo laboral y que diga “okey, me salgo de esta cultura de que la mujer tiene que estar en la casa o que a la mujer se le puede pagar menos por hacer el mismo trabajo que un hombre”.

- Está la sensación que eso ha ido cambiando, pero sin embargo la discriminación continúa.
– Definitivamente. La discriminación va a continuar hasta que la gente que culturalmente discrimina a la mujer o se muera o deje de estar o porque cambiemos la cultura, porque lamentablemente quien discrimina es el ser humano. La sociedad discrimina porque está compuesta por seres humanos, y eso es una cultura que discrimina a la mujer. Efectivamente está cambiando, además, las empresas se dieron cuenta que en un entorno de diversidad donde hay una paridad de género, el crecimiento es mayor, puedes tener mejor rendimiento dentro de tu empresa. Obviamente que se quiere tener esa diversidad dentro de la empresa, y muchas hoy están trabajando para llegar a esa paridad de género porque saben que esa diversidad les va a aportar en el crecimiento económico tanto a nivel de empresa, país, mundo, etcétera.

- ¿Por qué esa diferencia entre mujer y hombre en el rendimiento de los negocios?
– La mujer es capaz de mirar todas las variables asociadas a un problema o a la toma de una decisión, cosa que el raciocinio del hombre funciona distinto. El cerebro está dividido en dos partes, el hombre piensa con uno o con el otro; en cambio la mujer hace conexiones entre las dos partes del cerebro, y eso hace que las decisiones las tome de manera distinta. Pero más allá de eso, es porque para tomar las mejores decisiones necesitamos distintos puntos de vista, y la mujer y el hombre tienen distintos puntos de vista. Entonces, más allá que la mujer sea mejor para el trabajo, es la diversidad lo que importa. Es tener distintos puntos de vista que permitan tomar una decisión de manera más inteligente.

Hoy estamos hablando de una diversidad de género, pero esa diversidad tiene que ir en todas las líneas, en temas de edad, de orientación sexual, de distintas procedencias o nacionalidades. Todo tipo de diversidad ayuda a tomar mejores decisiones.

- ¿Por qué cuesta tanto convencer a la mujer que se lance y realice ese primer paso en el mundo de los negocios?
– Son distintas las variables, pero una, obviamente, es que la mujer le tiene mucho miedo al fracaso, más que el hombre, no tanto más. Pero si a ese miedo al fracaso que tiene la mujer le sumamos el conformismo y una cultura que te dice que la mujer tiene que estar en la casa, entonces el conformismo es aún mayor. Así que el tema pasa por salir de esa zona de confort, animarse a enfrentar algo nuevo y enfrentarse a un mundo que tradicionalmente la historia ha determinado que es de los hombres. Entonces, no se trata solo de salir de tu zona de confort sino que es también entrar a un mundo que muchas veces es desconocido y que hoy está dominado por hombres y que ya sabe que será discriminada, porque hoy las mujeres ganan un 50% menos que los hombres en la misma posición.

Las mujeres tienen hoy el 23% de la participación política a nivel mundial. Entonces, cuando una no es bien representada, ya sea adentro de una empresa o adentro de una sociedad, es muy difícil que yo me sienta cómoda yendo ahí a pelear algo que obviamente me merezco. Así que son muchas las variables que hacen que las mujeres emprendan menos, pero en mi opinión, lo primero es por un lado la cultura, y por otro lado somos nosotros mismas. Las mujeres son el peor enemigo de ellas mismas a la hora de emprender.

- Por eso mismo usted viene a dar una charla para que la mujer se empodere del emprendedurismo.
– Ese es justamente el objetivo de esta charla, dejar atrás todas esas concepciones tradicionales que tenemos de cuál es el rol de la mujer en la sociedad, es generar esa empatía porque todas las mujeres vivimos lo mismo, el tema es que muchas veces no lo conversamos. Lo importante es que en esa comunidad de mujeres, donde se comparten distintos puntos de vista, logras que se genere esta empatía y que las ayude a todas a empoderarse. Algo que logramos ver dónde yo trabajaba, es que cuando pones a todas las mujeres juntas a emprender, generan una red que es súper potente donde se apoyan unas a otras, y eso las ha ayudado a crecer mucho más rápido y fácil, porque eso es lo que al final la mujer necesita, un apoyo inicial. Una vez que despega, ya no lo necesitará más.

- Ha recorrido varias ciudades de nuestro país con esta charla, encontrándose tal vez con distintas realidades, ¿qué se lleva de esta experiencia?
– Ha sido para mí muy gratificante. A lo largo de los últimos 4 o 5 años de mi carrera he tenido la oportunidad de conocer a muchas mujeres emprendedoras y siempre es bueno conocer distintas realidades porque así uno se va generando una perspectiva aún mayor de cómo es la realidad en las mujeres que emprenden, y de aquellas que quieren emprender. En este recorrido, esta es la tercera charla que vamos a dar, estuvimos ayer en Punta del Este, antes de ayer en Melo, y la verdad es que las realidades son todas distintas, pero si hay algo que es común a todas, es que efectivamente son muchas mujeres que tienen las ganas pero que hoy, por A, B, o C motivos, no lo han hecho o les ha costado hacerlo y que hoy sí se sienten con las capacidades de hacerlo. Muchas veces lo que falta es el financiamiento, otras veces lo que falta es saber dar ese primer paso.

Esos son cosas que se han ido repitiendo en todos los lugares en los que hemos estado, y espero que con esta charla podamos dejarlas un poco más empoderadas para que tomen la decisión de postular a este fondo y así empezar a validar las ideas que tengan para en el futuro poder emprender.

- En los lugares que ha estado, ¿ha encontrado organizaciones como GEPIAN?
– Sí, pero no son todos iguales. Por lo que he entendido, siempre hay redes de apoyo, quizás no como una incubadora, pero si como una red de apoyo que venga desde la intendencia o de otros organismos locales. Siempre hay una red de apoyo, el tema es que muchas veces la información no está disponible y hay que saber buscarla.

- ¿Y las mujeres buscan?
– No tanto, yo le diría que ese es uno de los grandes problemas. Las mujeres buscan, por naturaleza somos “busquillas”, como decimos en Chile, si necesitamos algo, siempre el que la sigue la consigue. Ya sea, por ejemplo, para el cuidado de sus hijos, va a mover cielo, mar y tierra por protegerlos. El tema es que cuando lo pasamos al mundo de los negocios, no estamos acostumbradas a esa capacidad que tenemos tanto en nuestra naturaleza, en nuestra familia, en nuestro círculo.

- Por último, ¿qué mensaje deja a nuestras lectoras que les está faltando dar ese primer paso y animarse al mundo de los negocios?
– En todas las charlas que hemos tenido hasta ahora, hay dos cosas que son las que más se destacan cuando le preguntamos a las mujeres por qué no emprenden. Unas dicen que son las faltas de oportunidades (asociada a lo económico, a la falta de capital inicial), y otras dicen miedo al fracaso. Entonces lo que debo decirles es que esas oportunidades están, y si uno busca, siempre encuentra. Así como GEPIAN, hay otras organizaciones tanto a nivel nacional como a nivel mundial que están apoyando a mujeres porque entienden la relevancia de que haya más mujeres en emprendimientos. Lo que muchas veces hacemos es inventar excusas antes de buscar esas oportunidades, porque al final nos cuesta tomar el primer paso. Entonces, antes de tomar ese primer paso digo, “si no va a resultar, ¿para qué me voy a tirar a la piscina si me voy a ahogar?”, cuando en realidad te puedes tirar a la piscina y darte cuenta que no te ahogaste y que justo en esa piscina encontraste todos los elementos que necesitabas para emprender de una buena forma.

Lo otro es el tema del miedo al fracaso. El 37% de los hombres declara tener miedo al fracaso sobre un 42% que tienen las mujeres. Si te fijas, entre el 37 y el 42% no es mucha la diferencia. Entonces, no puede ser que el miedo al fracaso sea la razón por la que las mujeres no emprendan, porque si no, nadie emprendería. Los hombres tampoco.

El miedo al fracaso los tenemos todos. Y lo importante, es saber aprender de esos fracasos, porque cuando ya me tropecé con una piedra, la siguiente vez que vaya por el mismo camino la voy a saltar, porque sé que está ahí. Y puede que haya otra piedra, y otra piedra, y así, mientras más me vaya cayendo, más iré aprendiendo. Entonces, debemos cambiar la percepción que tenemos del fracaso, desde algo que me da miedo hasta algo que me va a hacer aprender. La mayoría de los emprendedores exitosos no tuvieron éxito a la primera, la mayoría de los emprendedores tuvieron éxito a la tercera, pero tuvieron que caerse dos veces y aprender de esos fracasos para así poder lograr tener un emprendimiento exitoso.

PORTFOLIO DE SOFÍA DEL SANTE
Es soltera, tiene 28 años. Es del signo de Aries. De chiquita quería ser veterinaria. Es hincha de la selección chilena.
¿Una asignatura pendiente? Estudié periodismo, pero he dedicado toda mi vida a lo que son los negocios, emprendimientos, innovación y tecnología. Mi próximo paso es estudiar más sobre los negocios. ¿Una comida? El asado chileno, hecho por mi papá y por mi novio. ¿Un libro? “Lean in: women, work and the will to lead” de Sheryl Sandberg, CEO de Google. ¿Una película? “Across the universe” ¿Un hobby? El fútbol. ¿Qué música escucha? Me gusta la música entre los 60 y los 80. ¿Qué le gusta de la gente? La transparencia. ¿Qué no le gusta de la gente? La mentira.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...