PERIODISTAS. Está bueno…

PERIODISTAS. Está bueno tener un día para reflexionar dónde estamos parados, sin necesidad de caer en frases hechas. Tal lo que pasó la semana pasada cuando se recordó un nuevo Día del Periodista.

Leonardo Silva

Leonardo Silva

A esta altura del partido, da lo mismo diferenciar entre periodistas, informativistas o meramente comunicadores. Lo cierto es que la realidad laboral, más allá de lo profesional, es bastante parecida, donde por lo general, uno termina pagando para poder tener derecho a trabajar de lo que le gusta. Para ello, debe contratar un espacio en alguna radio (la que le abra las puertas o, si tiene la oportunidad de optar, la que cobre menos), llegar a la televisión es casi prohibitivo debido a los altos costos, o diseñar un portal digital si lo suyo pasa por lo gráfico.

Luego tiene que salir a vender publicidad, para poder pagar los costos que tiene y que le quede algún peso para justificar lo que hace. Algunos, tienen otro trabajo y estar en los medios es casi como un hobby o simplemente, despuntar su vocación.

Algunos, debemos tener varios trabajos para que las cuentas cierren. El periodista se termina transformando en casi un empresario cuyo valor está en saber vender su producto: es decir, uno mismo, descuidando de esa forma su verdadera vocación.

Es decir, al final del día, quien termina siendo periodista, informativista o comunicador es quien puede pagar un espacio o consigue quien lo financie, no el más capaz. Y así estamos, como dice un amigo y connotado comunicador salteño.

En la comunicación salteña, no todo es lo que parece. Pero llega el 23 de octubre y todos hablan como disco rayado de la libertad de expresión, de la libertad de informar y el valor que tiene para la sociedad un periodismo comprometido con la gente y como columna vertebral de nuestra democracia. Cosa que es cierto y que compartimos, pero nadie habla de la situación laboral y salarial de los trabajadores de la comunicación.

Tampoco se habla de la intromisión o relacionamiento entre el poder político y gubernamental con los medios de comunicación, periodistas, informativistas y comunicadores.

Uno puede tener suerte y llegar a trabajar en un medio donde lo tienen en caja y le pagan el laudo. Pero somos los menos. Igualmente ese solo sueldo no alcanza y se debe buscar otras opciones laborales en otros rubros, como la radio o el periodismo digital, para redondear el mes.

Así que cuando se hable del trabajo en los medios de comunicación en Salto, que no se hable solo de las cosas lindas, que se aproveche también para hablar de la realidad.

***

PROFESIONALISMO. Se habla mucho de la necesidad de tener a periodistas e informativistas capacitados en los medios, pero cuando se plantean cursos que van en esa dirección, no va casi nadie.

Buscando una mayor profesionalidad en nuestro trabajo, vemos a cada vez más jóvenes que hacen cursos en institutos públicos o privados. Incluso algunos llegan a tener un título universitario de periodista, pero luego no se ve a ninguno de ellos trabajando en los medios locales. ¿Por qué? ¿A dónde van? ¿Qué pasa con ellos?







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...