CERCENAR LA LIBERTAD

Por Dr. Adrián Báez.
Estimados lectores. Cada día que pasa, tenemos la impresión nada agradable por cierto, de que el futuro de nuestra sociedad corre serio riesgo ante la eminente orfandad de formación, aunque sea mínima, de las futuras generaciones.

Adrián Baez.

Adrián Baez.

En reiteradas oportunidades hemos manifestado nuestra enorme preocupación por la situación calamitosa de nuestra educación, por más que los necios de todos lados sostengan con alicaídos y cuestionables argumentos, lo contrario.
No entraremos a comentar el tristísimo accionar de las máximas autoridades de la educación, pues son paupérrimas y constituyen un gasto desmedido de tinta y tiempo, en el entendido que mientras gobiernen los amigos de la tendenciosa idea que la izquierda nunca se equivoca, por más indicios que vean frente a sí, es al santo botón criticarlos.
Pero lo que sí consideramos harto importante recalcar, son los permanentes horrores que se cometen, pues sirven de ayuda memoria para aquellos compatriotas que sí velan por un mejor mañana para sus hijos, teniendo a su alcance más elementos que los lleven a decidir de otra manera al momento de sufragar.
El caso de un niño habilitado para anotarse en el liceo pese a haber faltado 124 días en el año lectivo, lo cual fue denunciado por una adscripta a través de una carta publicada en la web de la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (ADES), ratifica nuestro temor, pues ya son los mismos docentes los que se alarman ante tantas barbaridades. La docente relata que, cuando regresó de las vacaciones de enero al liceo en que trabaja, le dieron la tarea de llamar por teléfono uno por uno a una serie de alumnos de la zona que supuestamente habían pasado a primero año, lo cual cumplió, encontrándose con un caso particular que cuenta así:
“El 7 de febrero concurrió al liceo el padre de uno de esos estudiantes que pude contactar, para inscribir a su hijo en primer año. El señor, entre sorprendido y avergonzado, dijo no tener el pase escolar, pues su hijo dejó de ir a la escuela un mes antes. Venía a inscribirlo porque lo estaban llamando todos los días (yo lo llamé solamente el 1° de febrero, perdón don José Pedro Varela, digo (Wilson) Netto, si tenía que llamarlo más veces…)”, escribió la adscripta Carina Benoit, de acuerdo a lo publicado por El País.
“Un poco intrigada por la respuesta —continuó—, ingresé a la plataforma de la Administración Nacional de Educación Pública (esa en la que las autoridades gastaron millones de dólares) y compruebo que el alumno, al cursar sexto año de escuela en 2016, concurrió 65 días a clase y faltó 124; de hecho su juicio es N/A, supongo NO EXISTE”. Y cuestiona: “¿Las autoridades no nos dicen hasta el cansancio que el famoso pase social de Primaria no existe, que los alumnos que egresan lo hacen porque alcanzan un mínimo de conocimiento que les permite afrontar un ciclo básico de enseñanza media?”.
Consultada por el caso, la Directora General del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Irupé Buzzetti reconoció que “fue un error informático que llevó a ese alumno a la Educación Media Básica”. Y explicó que N/A en realidad quiere decir “que No aplica, lo que significa que recursa, repite”. También advirtió que “el error será subsanado antes del próximo 20 de febrero”, para que el joven pueda cursar otra vez sexto de escuela.
Pero, la jerarca asimismo reconoció también que, 400 alumnos pasaron al liceo en 2016 por tener entre 15 y 16 años, pese a no haber logrado los resultados académicos básicos, pues está previsto que ningún alumno mayor de 15 años esté en Primaria; cuando esto pasa independientemente de la nota que tengan son promovidos al liceo, la UTU o a otros planes del Ministerio de Educación y Cultura (MEC).
Creemos que no hay palabras que definan semejante falta de racionalidad; o quizás sí las haya aunque duelan, y es que están hipotecando el futuro del Uruguay, y que nos demuestran a más no poder que, desean a un pueblo inculto, pues es más y mejor manipulable.
Seguiremos denunciándolo en cada oportunidad que podamos y tengamos, pues no seremos cómplices silenciosos de la atrocidad que se está perpetrando con nuestros jóvenes. Existen muchas maneras de esclavitud, y la peor de ellas, es la de negarle a toda una generación, las herramientas para pensar por sí mismos, lo cual equivale a cercenar la libertad.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...