LA EDUCACIÓN, EL ARMA MÁS PODEROSA

Por Dr. Adrián Báez
Estimados lectores. Varias escuelas, liceos y UTU, otro año más ven peligrar el comienzo de las clases, al continuar padeciendo la ya injustificable situación de contar con sus edificios en condiciones poco apropiadas. Es un tema de nunca acabar, inclusive cuando una vez más el gobierno frentista le otorgó ya, un mayor caudal de recursos en el último presupuesto, que como tantos otros rubros, parecen no ser muy bien administrados.

Adrián Baez.

Adrián Baez.

Cada inicio del año lectivo se presenta la misma coyuntura; se hacen los mismos planteamientos de que antes de que finalicen las vacaciones la problemática será resuelta, o después de Semana Santa o de Turismo, y así se patea la pelota hacia delante, en un irracional tira y afloje entre los mismos protagonistas de la disyuntiva, quedando siempre en el medio del fuego cruzado los educandos, que obviamente son los más damnificados.
De nada sirve volver sobre lo no hecho en estos doce largos años de despilfarros e imprevisibilidad en los que ha incurrido la fuerza política que nos gobierna; lo que sí lamentamos, y lo hemos manifestado reiteradas veces por este medio, es la enorme oportunidad perdida de realizar todas las reformas imprescindibles para el mejor funcionamiento de aquellas actividades desarrolladas por el Estado, y que tienen como destinatario al ciudadano, principalmente al de menguadas posibilidades.
La educación, tema que nos continúa preocupando y que vemos con angustia que continuará haciéndolo, queda solamente en la retórica de los oportunistas y no toma forma alguna en los hechos, descolocándonos sobremanera la actitud transigente de los sindicatos docentes, que quienes con derecho, solamente se expresan arduamente y con vigor, cuando se trata de sus honorarios, siendo necesario que lo hagan también en el otro aspecto de la dignificación de su labor, que es el trabajar en lugares adecuados y seguros, desarrollando y aplicando planes de estudio que ennoblezcan a la principal tarea que es la de formar hombres y mujeres para el mundo.
No esperamos nada más de éstos gobernantes, cuyo accionar es el de hacer mucho ruido, pero con la carencia total de nueces; sólo nos queda apelar al sentido común de maestros, profesores y padres responsables y coherentes, que impidan el alargamiento de una situación caótica como la que vive la educación nacional.
No da lo mismo que los niños y jóvenes acudan a centros educativos cuya integridad física corre peligro por derrumbe, o por extremas humedades, o que el mobiliario esté destruido y no se cuente con elementos necesarios como libros, mapas, laboratorios, e ainda mais; no da lo mismo que los niños y jóvenes egresen sin conocimientos cabales que les permitan el día de mañana enfrentarse a un mundo cada vez más competitivo, donde se dividirán las clases sociales, no tanto entre el rico y el pobre, sino entre el ignorante y el formado; estableciéndose nuevos tipos de esclavitudes, en las que los sometidos serán aquellos ignorantes, y los amos, aquellos formados.
La izquierda fracasará en su histórico empeño de mantener a las multitudes en la oscuridad del conocimiento, para mantenerla sumisa a sus discursos vetustos y fuera de eje; y lo hará, pues siempre tendremos la fe y la esperanza de que sea esa misma multitud la que despierte y vea por sí misma, que no existe mejor gobernante, que aquel que le proporciona reales oportunidades de superación. No alcanza tan solo con mayores cantidades de dinero, se necesita además, y principalmente, la voluntad política de otorgar la verdadera libertad, que solo se alcanza por medio del saber, porque como bien lo dijo ese gran hombre que fue Nelson Mandela: “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...