LA NUEVA POLÍTICA EXTERIOR II

Por Dr. Adrián Báez.
Estimados lectores. La nueva ruta de la política exterior que comenzó a desarrollar el segundo mandato del Dr. Vázquez, y a la que nos referimos en el artículo anterior, no ha pasado inadvertida. El eco de la aprobación, por un lado y el de la desaprobación, principalmente desde sus mismas filas, no se hicieron esperar.

Adrián Baez.

Adrián Baez.

Parecería que algunos funcionarios no les gustó el giro producido, e imprudentemente dieron su opinión. Eso le pasó al Embajador de Uruguay ante la Unión Europea, Cr. Cancela, quien dijo no existir ningún Tratado de Libre Comercio por delante, que no sea en bloque, en clara alusión a Argentina y Venezuela, quienes se oponen a toda bilateralidad o a todo aquello que no los incluya, distanciándose así, claramente, de las tratativas impulsadas por el Canciller Nin Novoa, por órdenes expresas del Sr. presidente, quien es en definitiva, quien manda.
Para mal de muchos, los tiempos demuestran ser otros, y quien se anime a disentir con el rumbo marcado, deberá de conformarse con la retirada, en contra- posición con la era dicharachera e irresponsable del Sr. Mujica, donde lo dicho nada valía y como te decía una cosa, te decía también otra contradictoria y a veces irracional.
Comenzó un período de sinceramiento excepcional, donde parece haberse abandonado aquel triste, ridículo, e irresponsable rechazo al TLC con los EE.UU., que encabezó el ex Ministro Gargano, hombre de la más ortodoxa estirpe socialista, luego de los vistosos intentos por encontrar consensos realizados por el Dr. Vázquez, que llegó hasta la increíble y penosa experiencia para la izquierda oriental, de tener que agasajar con bombos y platillos nada más y nada menos que al mismísimo presidente norteamericano, George W. Bush.
Cada día vemos con beneplácito la firmeza con que el nuevo gobierno, ha decidido transitar por el camino de la apertura comercial, sin verse ni sentirse atado por un bloque decadente y malogrado como el Mercosur, el que deberá recobrar el leit motiv original, si desea sobrevivir a la ya instaurada alianza entre Brasil, Paraguay y Uruguay, de no someterse más a las mañas y berrinches de los socios “latinoamericanistas”, que han demostrado hasta el hartazgo, no pasar de ser agoreros del mal, y buscar constantemente el aislacionismo de un hermoso continente, que de ser libre de sus yugos populistas, y siendo el jardín del mundo, podría y de seguro podrá, alcanzar un desarrollo real y sostenible.
Los primeros pasos están dados, y la oposición, si actúa con honestidad intelectual y honra su propio pasado internacionalista, respaldará e impulsará a la administración a continuar en la línea y a no aflojar ante manipulaciones ni de adentro, ni de afuera.







Recepción de Avisos Clasificados