UN CONTROVERTIDO AÑO MÁS

Por Dr. Adrián Báez

Estimados lectores. El 2016 fue un año vertiginoso y multifacético; comenzó con una tristísima inundación que mucho aquejó a todo nuestro país y a la región, culminando tristemente con un tornado en la localidad de San Carlos, y a nivel internacional, con el atroz atentado terrorista en Alemania, y un importante terremoto en Chile. En el medio, se

Adrián Baez.

Adrián Baez.

produjeron situaciones de toda índole y tenor, que van desde la aparición de fenómenos climáticos a los que no estábamos acostumbrados, uno de los que desoló a la ciudad de Dolores; el sorpresivo triunfo electoral de Donald Trump en Estados Unidos; la destitución de Dilma Rousseff; la permanente violación a los derechos humanos en Venezuela y el endurecimiento del régimen totalitario de Maduro; la Paz en Colombia y sus marchas y contramarchas; la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea por medio de un Referéndum; el desbarajuste administrativo de las empresas públicas en nuestro país; la penosa e inhumana guerra civil de Siria, con sus miles de refugiados; y los fallecimientos de dos líderes de fuste, Fidel Castro, longevo dictador de Cuba, y el Presidente Jorge Batlle, verdadero demócrata y defensor de las libertades.
Con altibajos y conquistas propias de nuestra condición humana, que cada día se esfuerza por demostrar su posible superación, y al mismo tiempo, nos revela su capacidad de autodestrucción, fueron en fin, doce largos meses en los que, como todo en la vida, existieron los matices y con ellos los blancos y negros. A la embestida terrorista, se le enfrentó el compromiso de un mundo que apuesta a la civilización y se ha unido en procura de una relativa paz, que según con el color del cristal con el que se lo mire, ha sido en muchos aspectos responsable de muchos males relacionados al conflicto; claro está, la gente común, la de a pie, brega sincera y coherentemente por lograr su preservación; ante las catástrofes naturales que nos golpean, se manifiesta claramente, una vez más, el espíritu solidario de una sociedad que por diferencias que sostenga en su seno, despliega su lado más humano, tendiéndole una mano a quien lo necesita, desinteresadamente, y que siente un auténtico pesar por la actual circunstancia; ante los totalitarismos, la voz popular habló más alto; ante las divisiones, el anhelo de tolerancia dio ejemplo.
En consecuencia, y sin ánimo de abundamiento, solamente nos resta desear, dentro de lo posible, el encarar el próximo año, con fuerza y compromiso, recordando siempre que si bien la unión posibilita la misma, teniendo a la familia como eje insustituible; es de nosotros mismos, como lo sostenía el Gral. Artigas, que debemos esperar.
A todos los Uruguayos; los de aquí y los de allá; augurios de realizaciones y logros propios y colectivos; augurios de superaciones y aprendizajes; augurios de fe y esperanza; con el objetivo primordial de transitar el largo camino, con convicción y entrega, pues a pesar de los pesares, ésta continúa; habiendo sido el año que culmina, solamente, un controvertido año más.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...