Recibimos y publicamos

En la vida hay que tener valores, principios y palabra. Recuerdo el 8 de marzo del pasado año, en el que mataban a un amigo, quien cumplía con su trabajo en servicio de la sociedad.
Días después, salían autoridades gubernamentales a hablar en todos los medios periodísticos a decir en todos lados que, su familia, no sería desamparada, que su hijo recibiría su lugar en la Policía y que, les darían una vivienda. Hoy, nada se cumplió.
Por favor, no aprovechar las desgracias ajenas para un bien personal.
A los políticos que prometieron tanto y no cumplieron nada. Riesgo.
Richard Estévez
C.I. 3.577.931-7