Recibimos y publicamos. Un epílogo soñado

(Por el Dr. Álvaro Lima) – Frente Amplio de Salto

Una dejadez lo aniquilaba a mansalva. Todo era gris alrededor y metía miedo. El gobierno de Salto empezaba a levantar la mirada y encontraba varias unidades de ómnibus destartaladas y sobre los tacos en los talleres; allá en la calle Gutiérrez Ruíz.
Julio de 2015 venía con desolación incorporada. No había boletos para expedir y el servicio se debilitaba hasta casi dejar de respirar con tan solo 18 unidades en circulación y una ineludible voluntad de privatizar.
Fue entontes que empezó el tiempo de hacer. Por la división ómnibus y sobre todo por la población del departamento.
La mesa se despejó al ser barrida por la planificación que traían aquellos escritos en pliegos.
Más abajo no se puede descubrir porque está la nada. Entonces los funcionarios se empezaron a contagiar del aire de la actual administración y fue en ese instante que se convino la deconstrucción.
El transcurrir de los meses trae satisfacciones y la memoria hace el resto. Las 10 modernas y nuevas unidades que incrementarán la flota de buses del servicio urbano de trasporte de pasajeros de la Intendencia de Salto; hicieron una entrada de gala a nuestra ciudad y están en exhibición durante fin de semana en plaza de los Treinta y Tres Orientales.
Diez buses que representan algo más de un millón de dólares de inversión y que van cerrando poco a poco una histórica renovación generalizada de la infraestructura rodante de la comuna.
La línea de crédito que permitió saldar deudas irresponsables y de los predecesores; también permite invertir con la credencial de buenos gestores y recuperadores del grado inversor.
Un servicio básico con profundas aristas de humanidad sensibilizada, merecía ser impulsado y apoyado de ésta forma. Celebramos que así ocurra.
Pensamos en ese millón de personas que mensualmente se trasladan por éste medio, pensemos en un número que equivale a diez veces la ciudad de Salto.
Pero hay algo más significativo aún: la comuna local piensa enteramente en sus gobernados.
Una mención digna de destaque le apunta al funcionariado de taller mecánico de la repartición. Ellos creyeron y ellos lograron en éste transcurrir, recuperar en forma simultánea 11 coches con una inversión por unidad que ronda el millón de pesos.
La instalación de nuevas garitas para esperar el viaje de cada día, la pintura de la señalización acompasan éste epílogo soñado de renovación constante.
En serio lo digo. Todo era gris y metía miedo. Aquel territorio convidaba a la frustración.
Lentamente se hacía pedazos la vocación social y se interrumpía más y más esa conexión que liga a familias enteras.
Aquel silencio se llenaba al observar y no daban ganas. Pero un día se quebró la penumbra con las palabras.
Desde ómnibus hay otro mirar, más dulce con la realidad. Ahora mueve la piel del compromiso y ha corrido la caída del peligro.
Ahora todo es soñado, pero de verdad. Y ese, es el mejor final.







Recepción de Avisos Clasificados