“Soy un tipo muy reflexivo y de todo extraigo algo para aprender”

Con Nelson Cunha Ferreira Gómez, un profesional de los medios con mente positiva

1Con su peculiar buen humor nos dice “que tiene 43 para 42”… y su personalidad “todo terreno”, se ve reflejada en cada actividad que ha emprendido, mostrando que con tenacidad y optimismo, nada se torna inalcanzable o imposible de concretar.

Conductor de radio, tv, cantante, animador de fiestas y eventos forman parte de las varias facetas que conforman a un hombre de temperamento conciliable, que se hace querer por quienes tienen la oportunidad de conocerlo.

Abandonó los estudios de abogacía en su juventud, cuando le faltaban 8 materias para recibirse y al  intercambiar en una ocasión conceptos acerca del Derecho con su hija Valentina (18)– que hoy se prepara para seguir una carrera de orientación biológica -surgieron las ganas de concluir los estudios terciarios y hoy felizmente  está a pocos pasos de lograr su título.

“NADIE PUEDE HACER AQUELLO QUE PODEMOS POR NOSOTROS MISMOS”

“Lo que comenzó como un mero comentario, como para zafar de la situación, fue tomando un ribete real… comencé a sentir la presión de mi familia.

Terminar una carrera, independientemente de que la ejerza o no, es un logro  muy importante, sobre todo en las disciplinas de ejercicio liberal, como es la Abogacía” – razonó.

Siempre pregonó en su entorno en sus hijos y en los allegados que cuando se tiene un sueño, lo siegue siendo hasta que uno se pone en camino para tornarlo realidad… y depende de cada quien el esfuerzo y la dedicación.

Valentina y Agustín (16) sus hijos y Gabriela Arzaguet, su esposa son quienes lo inspiran a mirar hacia delante. “Todas las cosas que hago, giran en torno a mi familia, más allá de mi realización personal” – aseveró.

DESCUBRIENDO SUS FACETAS: LA DEL ARTE

3Cuando le toca hablar de su carrera artística, señala que se fue descubriendo de a poco.

Desde pequeño tuvo especial gusto por la locución de radio… “Nací en un barrio donde residían muchos locutores (en el barrio Palomar, en la esquina de Diego Lamas y Osimani)…  en la zona vivían Raquel Vispo, Dante y Bomba Etcheverría, Hugo Felipe Rolón, Bocha Ardaix, entre otros”.

De chico, corría con la ventaja de conocer los rostros de esas voces que podía identificar en el éter, en una década en donde la radiofonía emergía en todo sus esplendor.

Más adelante, por invitación pasó a formar parte del exitoso grupo folklórico “Matices”, con el que recorrió escenarios de todo el país, cosechando aplausos también en el exterior y participando en dos oportunidades en el “Pre Cosquín”.

“Llegar a Córdoba fue una experiencia verdaderamente increíble… poder cantar frente a miles de personas y en la Meca de folklore, fue una vivencia maravillosa”.

En el Festival del Olimar, “Matices” tuvo el privilegio de ser acreedor del Primer Premio a nivel nacional.

SU ENCUENTRO CON LA RADIO 10 AÑOS CON “MIRÁ QUIEN HABLA”

2Cuando cumplían un año del natalicio de “Matices”, con uno de sus compañeros de grupo, el Prof. Antonio López, compartieron la idea de armar un programa de radio.

“Había que darle una forma al programa, que en principio fue los jueves y sábados.

Me encargué de la parte publicitaria y a los pocos meses percaté que me gustaba muchísimo el mundo de la radio y debía lanzarme por lista propia”.

Así fue entonces que nació “Vía Libre” en radio Turística.

La propuesta fue creciendo y Nelson decidió incursionar en otro medio radial y se trasladó a Arapey.

A posteriori, decidió probar suerte en frecuencia modulada y llegó el turno a “Del Éxodo FM” solamente los domingos de mañana.

Luego lo llamaron de “Siglo XXI FM.

“Debo agradecer a Mario Panizza que ha sido mi fiel escudero, pues ya hace 9 años que estamos juntos y hacemos una buena dupla” – subrayó

“ARRANCAR UNA JORNADA CON OPTIMISMO EN MEDIO DE LOS PROBLEMAS, CONSIDERO QUE SUMA”

 – ¿Cuál es el ánimo del programa?

 – “Tratar de transmitir información, pero desde un ángulo de diversión… nos reímos toda la mañana y ello contagia.

Entendemos que arrancar la jornada con optimismo, cuando hay tantos problemas, es acertado… somos parte de la gente y transmitimos lo que desean escuchar”.

 – También está la tv, con Estela Gautier, una partenaire de lujo…

 – “Siempre se lo digo… es un placer trabajar con ella.

El espacio en televisión nunca pensé que iba a aparecer… hoy ya hace un año que estoy conectado al ámbito televisivo, en un programa que afortunadamente es muy visto (“Dale que es tarde”). 

“Lo que no nos mata, nos hace mucho mas fuertes”

. ¿Mentalidad positiva?

 – “Absolutamente siempre… nunca iluso o irreal, entendiendo que las cosas pasan por alguna razón… a veces cuando estamos inmersos en el mal momento no nos damos cuenta de ello, pues a veces lleva su tiempo.

 – ¿Cómo suele reaccionar frente a una situación límite?

 – “No he pasado por situaciones demasiado complicadas, pero sí reconozco que en ocasiones me gusta disfrutar un poquito del dolor, porque de él se aprende muchísimo.

Tengo una máxima que siempre la comparto en la radio… lo que no nos mata, nos hace mucho más fuertes”.

 – ¿Cómo se ve desde afuera?

  – “Un tipo poco responsable en un montón de cosas, muy impuntual (risas)… que ama a la Naturaleza… soy feliz con lo que tengo y que de cada detalle en la vida extraigo lo mejor.

Aprendo todo el tiempo de la gente e intento dar lo mejor de mí.

Soy la misma persona en todos lados

Siempre me pregunto qué recordarán mis hijos cuando ya no esté… espero que puedan guardar la mejor imagen de mí”.

 – ¿Qué cosas lo fastidian?

  – “Las personas invasivas… aquellas que todo quieren saber…

Si hay algo que me molesta tremendamente es que me interrumpan a la hora del mediodía, cuando estoy en la mesa.

La hora de la comida es sagrada.

Salvo esos temas puntuales, soy bastante abierto”.

Se reconoce como muy detallista para la ropa y el acicalamiento personal, manteniendo cuidados en su apariencia.

“También me pongo crema” – exclama en un dejo de espontaneidad y nosotros pensamos que perdimos un buen candidato para incluirlo en el informe “Ellos también se miran al espejo” que difundiéramos en ediciones pasadas.

 – ¿Qué lo moviliza y lo emociona?

 – “Los niños… tengo un sobrinito que tiene cuatro años, con el que comparto muchas cosas.

Me emociona que él me reclame y necesite de mí… que de alguna manera me vea como referente paternal.

Me llegan mucho también los abuelitos… soy muy reflexivo en ese sentido… cada vez que veo un anciano veo todo lo que han dado, el aprendizaje y el amor que necesitan.

Nunca voy un 2 de noviembre a un cementerio, pero sí voy otros días, pues me ayuda a bajar a tierra y darle a cada cosa su justo valor… estar conciente de que todo lo que nos rodea es efímero.

Cada vez que puedo lo digo al aire en cualquier medio de comunicación”.

Confiesa que el mundo de hoy le genera ciertos temores… que estamos asistiendo a una gran pérdida de valores todos los días.

“Mientras hayan personas bien intencionadas, con amor, afecto y dedicación, se va a mantener la llama de esperanza”.

 – ¿Cree en un ser superior?

 - “Totalmente. En un momento fui practicante, pero me he desilusionado con muchas cosas.

Sigo creyendo que hay un  ser superior que siempre está”.

Su sueño dorado es poder acceder a un pequeño terreno en la zona de termas, donde poder edificar una construcción lejos del mundanal ruido, rodeada de verde y poder compartir el resto de su vida allí, junto a sus seres queridos.

Y lo va a lograr, pues es un hombre que pelea lealmente por lo que quiere.

Hoy por:  Mª Fernanda Ferreira