Beatriz Cocina: Escritora y animadora a la lectura presentó su libro para docentes

La escritora y narradora uruguaya Beatriz Cocina, presentó ayer su libro “Animación a la lectura”, enfocado a los docentes. El material bibliográfico propone herramientas para que los maestros tengan a su merced elementos que le permitan incentivar a los jóvenes y niños el gusto por la lectura.
“Animación a la Lectura” de Beatriz Cocina, se presentó en el marco de un taller brindado exclusivamente al ámbito de la docencia, donde se promueven estrategias de animación.
“Se explica como hacer para mejorar y para que haya ganas y deseos, en qué lugar se ubica el docente y el padre para lograr la lectura y neutralizar los elementos foráneos inmediatos que nos secuestran” – explicó la autora al dialogar con EL PUEBLO.
Dentro de la disciplina se incluye a la narración oral, no como única estrategia, sino como una más de tantas existentes.
El libro surge de alguna forma a pedido de los propios colegas, pues desde hace muchos años se realizan distintos talleres según las necesidades que han ido planteando las instituciones, justamente por las problemáticas de la lectura.
Los niños no demuestran interés por leer, no se advierte placer por la lectura, y existen problemáticas para estudiar.
“Se pone en cuestión si es el niño o si somos nosotros los que no hemos encontrado los caminos adecuados para lograr que ese niño tenga deseos de leer, dado a que en este contexto, todos los elementos pueden ser más atractivos que un libro.
Son más dinámicos, coloridos y no exigen ningún esfuerzo de algo fundamental para su crecimiento que es la capacidad de pensar.” – indicó Cocina.
La lectura sigue y seguirá siendo sine qua non el elemento sustancial para el aprendizaje y para el crecimiento de la persona.
Además del conocimiento es una puerta de apertura a todo lo que puede ser creatividad.
No solamente corresponde a la concepción de lo racional, si no a todo lo que se puede llegar desde lo creativo, fantasioso e imaginativo.
Los componentes tales como la fantasía y creatividad forman parte de la inteligencia, en algunos individuos más desarrollados que en otros.
Ello depende de cada uno, pero forma parte integral del ser humano y cuidado que no se desarrolle adecuadamente; van quedando elementos que ese individuo tiene de su propio caudal interior que no se desarrolla y sucumbe por el no aprovechamiento de los potenciales.
En esta realidad que viven los niños hay un compromiso desde el lugar de la familia y desde las instituciones educativas y desde la sociedad, para que realmente seamos todos animadores de la lectura.
“En todos estos años de docencia, realizar talleres y encuentros, con niñas, niños, colegas, madres y padres, entre otros, ha sido uno de mis mayores desafíos.
Devolver a la comunidad educativa y cultural de mi país, todo lo que ella me permitió desarrollar y proyectarlo en el exterior, significó un compromiso personal ineludible.
Compartir mi entusiasmo por creer en la educación como factor de crecimiento individual y social y dar un significado concreto a las palabras cambio, innovación, creatividad, desde lo pedagógico, han sido a través de los años y de esos talleres un desafío y compromiso.
Y han sido ustedes quienes lo han pedido.
ustedes colegas que me reclamaron un libro en el que reuniera y sintetizara lo compartido en esas instancias de encuentro.
Lo que he acumulado en tantos años de práctica docente, alimentada por los autores leídos y recreados y sobre todo lo aprendido con ustedes, con los pequeños, con las personas, con la vida,… eso pedía un libro.
Lo que he aprendido de la magia de las palabras, del afecto, del vínculo comunicativo-educativo, del amor por esta bendita profesión, también lo pedía” – comenta en su blog Beatriz Cocina.
ESENCIA DE LA ANIMACION
Hablar de animar es “darle alma a” y en este caso se habla de animar el libro.
Por suerte actualmente los libros y sus ilustraciones son estéticamente más interesantes que lo que fueron en otras épocas y de pronto tal vez de lo que guardan como mensaje.
De todas maneras implica para el niño e incluso para el adulto, un esfuerzo interesante que hay que hacer, pero que evidentemente tiene que haber por parte de quien acerca tempranamente el niño a los libros, una apertura mental muy importante.
Por eso la propuesta de la especialista siempre comienza con una reflexión sobre su trabajo y la actitud frente a la educación (somos todos educadores; la sociedad, la familia, la comunidad por completo).
Se habla de renovación en el desarrollo, en la estructura …nos cuestionamos si generamos lo mismo desde nuestra mentalidad para los niños que integran las nuevas generaciones (cuyas necesidades son diferentes a las generaciones de niños de hace cuarenta años).
Para ello es preciso tener desarrollada una capacidad de adaptación que el trabajo de la lectura logra proporcionar y permite ver las cosas desde distintos ángulos; la  realidad habilita a que existan verdaderos animadores, gente que ha ahondado e investigado en el tema y que entiende que es su postura la que tiene que cambiar, para lograr que los demás puedan ver desde otro lugar los libros, la lectura y generar el placer por leer.
El placer – según lo expresa Cocina – se constituye en el eje de la dinámica del gusto por aprender.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...