Con Mayda da Silva Irrazábal, una profesional con talento y estilo. El diseño de interiores como arte

Es joven, mujer, inteligente y tiene un gusto especial, el diseño de interiores. Para ella cada espacio es importante, diferente y tiene su propio sello, por eso los ambientes deben hacer que quien los habita se sienta cómodo, feliz y a gusto. Ese es su trabajo, su pasión y su vida. Hija de Octalibio da Silva y de Alicette Irrazábal a quien recuerda cada día, madre de Tristán y dueña de un perro llamado Olaf, Mayda da Silva, es una salteña que hace del diseño de interiores un arte. Y accedió a ser entrevistada para nuestra sección semanal Al Dorso. mayda 1

1- ¿Cómo es su nombre, cuántos años tiene, cómo se compone su familia?
Me llamo Mayda da Silva Irrazábal, tengo 40 años de edad, tengo 1 hijo, además de que tengo 2 hermanas y a mi padre.

2- ¿Dónde estudió? ¿Cuál es su profesión?
Tuve la oportunidad de estudiar en la Universidad ORT e hice la carrera de Diseñadora de Interiores y me recibí hace algunos años, desde entonces vivo en Salto.

3- ¿Por qué eligió esa profesión? ¿Trabaja actualmente de lo que estudió?
Siempre me interesó el arte, la estética, el diseño, la arquitectura y siempre fui muy buena con todo lo relacionado con pintar, dibujar, hacer cosas con diferentes herramientas. Hoy trabajo de eso, me dedico a la restauración de muebles, asesoro y diseño diferentes espacios, lo hago en casas de familia, pero también en cumpleaños y en eventos.

4- ¿Cómo es el mercado de trabajo en Salto para su el desarrollo de su profesión?
Cada vez hay más personas que se dedican a esta profesión, en Salto hay mucha gente emprendedora que cada vez se anima más y hace cosas muy lindas. Eso está bueno porque es interesante poder ver cómo se refleja la creatividad y la innovación en esta profesión.

5- ¿Qué importancia le da la gente al lugar donde vive? ¿Invierte en arreglos para su casa o prima el dejar los arreglos de la casa para último?
Últimamente las personas están más atentas a las diferentes cosas que el diseño de interiores ofrece, por ejemplo, todo lo que tiene que ver con el poder hacer la casa, crear espacios más eficientes por aspectos económicos optimizando los recursos para generar ambientales adecuados a sus necesidades o gusto.

6- ¿Cómo se nutre de insumos para su trabajo? ¿Busca en Internet, lee, analiza los ambientes en los que vive la gente y decide en base a eso?
Hoy en día tenemos una gran ventaja con las compras on-line, en cuanto a la accesibilidad de los insumos y también en cuanto a conocer los costos, ya no hay que ir hasta el lugar exclusivo para hacer las compras directamente con el fabricante, por otro lado las redes sociales también sirven como fuente de inspiración y sobre todo para poder seguir de cerca las tendencias mundiales.

7- ¿Cuánto influye un hogar bien arreglado a gusto del que vive en él, en la cotidianeidad de cada persona?
Es importante estar en un ambiente agradable y que transmita comodidad. Muchas veces no somos conscientes de esto, cuando los colores se combinan bien, las formas tienen sus proporciones y la distribución es correcta, ahí se consigue una armonía interesante. La estética de un lugar y su correcta relación con los muebles, le garantizan la comodidad de las personas.

8- ¿Qué le gusta de su trabajo y que no?
De mi trabajo, me gusta poder ayudar a la gente a encontrar la solución a un problema teniendo en cuenta lo estético, la armonía, la funcionalidad, y el costo. Muchas veces el desafío de lograr una mayor estética, un mejor confort y más funcionalidad con los recursos limitados, respetando y adaptando el estilo y los intereses del cliente, me da mucha satisfacción.

9- ¿Recomendaría que otras personas estudien lo mismo?
Si claro, si sos una persona intuitiva con sentido común, si realmente te gusta el diseño y si sos habilidoso, esta es la carrera adecuadamente.

10- ¿Si volviera a tener que elegir, estudiaría lo mismo?
Sí, sin dudas… me gusta, tanto lo que hago que no lo siento como un trabajo. El diseño está en todos lados y siempre hay algo más para mejorar, por eso hay que disfrutar el camino y cada paso que vamos dando.

 

Hoy por: Hugo Lemos