El artista Wilkinson Freitas

El artista Wilkinson Freitas

Wilkinson Freitas Caballero “Neno”, es oriundo de Tacuarembó, pero está vinculado a nuestro departamento ya que cursó prácticamente toda la primaria en la escuela Rural Nº 84 de Colonia Aparicio Saravia.
Es pintor, fotógrafo y aventurero, se define como artista porque le encanta todo lo que hace.
El año pasado obtuvo el segundo premio del concurso de arte urbano y graffiti organizado por la Dirección de Turismo de Tacuarembó.

Cuándo y dónde nació; y cómo estaba compuesta su familia

Nací en Tacuarembó el día 14 de julio de 1984.
Soy de Tacuarembó, me encanta sus tierras, pero tengo un sentimiento muy profundo en la zona de Colonia Aparicio Saravia, una parte de mi está en Salto.
Somos siete hermanos, cuatro varones y tres mujeres; mi madre, y mi padre que hace once años que falleció.
Hoy estoy en pareja y tengo una hija de 3 años.

Dónde cursó la escuela
En Tacuarembó hice primero y parte de segundo, ya que ese año nos mudamos a Colonia Aparicio Saravia (Salto). En la Escuela de Colonia Aparicio Saravia cursé hasta sexto año.
Nos fuimos a la Colonia porque mi viejo se fue a trabajar a una estancia en la zona.
En esa época éramos entre once y dieciséis alumnos.
Qué distancia debía recorrer a diario para llegar a la escuela
Quedaba siete kilómetros, al principio íbamos a caballo, a veces en la camioneta de algún vecino, y luego mi viejo nos compró una bicicleta –creo que de ahí vino el amor a la bicicleta-.

Cómo surgió su iniciativa por ser artista
Eso ya desde niño lo traía, recuerdo que ya dibujaba o algún compañero me pedía que le hiciera algún trabajo.
También recuerdo que en la estancia donde me crié no había luz eléctrica, y me alumbraba con un farolito a querosén para dibujar. Ahí surgió todo.
Una de mis primeras obras manejando el pincel –que hasta el día de hoy la tengo en casa- es de un personaje muy popular de Salto; Horacio Quiroga. Tenía entonces unos trece o catorce años.
Mi hermano mayor es pintor y observándolo a él aprendí, y una vez que surge la iniciativa de pintar, compré las mismas tintas y pinceles acordes a lo que él usaba.

Estuvo participando de la Expo Prado este fin de semana
Sí, estuve exponiendo una obra en conjunto con las tres intendencias del norte; Artigas, Tacuarembó y Rivera donde la temática era fusionar paisajes u objetos relacionados con cada departamento y plasmarlo en la misma obra. Allí pinté ese collage con los tres cerros chatos de Rivera, arriba a la derecha representé el departamento de Artigas que si bien tiene las amatistas, pinté el tema carnaval; por eso la bailarina, y más abajo un atardecer con el Río Negro en San Gregorio de Polanco y luego la cascada del Indio próximo a Colonia Aparicio Saravia.

También ha recorrido muchos lugares en bicicleta
Sí, he recorrido muchos lugares tanto por hobbie o como fotógrafo de la naturaleza, y también como guía, llevado a grupos de bikers.
Mis recorridos son todos en bicicleta, tanto para fotografiar o como aventura.

Cuál es su obra favorita
Hubo obras que me llegaron mucho, tengo obras guardadas hasta el día de hoy. Creo que a todos los artistas les pasa que se enamoran de sus obras y no las quieren vender, o no quieres deshacerte de ellas, pero está esa parte que si quieres vivir eso, te tienes que desprender.

Qué trabajos importantes ha realizado
He pintado murales en la ciudad, así como en interior de casas, tengo una obra de hace unos siete años –un dibujo de mi autoría, porque también me piden réplicas llevándola a mi estilo-, soy muy amante del comic, también dibujo mucho y realicé el dibujo de un guerrero criado por una loba –parecido a la historia de Rómulo y Remo- donde muere la loba que viene a ser su madre, y donde él entra a un lugar tenebroso con la loba en brazos para darle sepultura, y es una pintura que está muy buena.

Qué lo inspira para realizar las obras
Depende mucho el momento emocional; hay veces que la inspiración está mucho más a flor de piel y surgen esas cosas espontáneas.
Si bien tengo mis horarios, pinto en cualquier momento. No necesariamente tengo que estar en un lugar tranquilo para hacerlo, ahora el Prado había mucha gente observando, pero yo estaba en lo mío, conversando pero también pintando.
Cuando estoy tranquilo en casa, me gusta pintar a la noche, es cuando está más calmo y la noche tiene otra magia.

Alguna vez se propuso dedicarse a otra cosa
No, incluso últimamente me estoy proponiendo salir adelante con esto, ampliarlo, de alguna manera voy subiendo un escalón más, voy haciéndome conocer, porque nunca era de mostrar mucho más que a mis compañeros y familiares, y no hacía caso cuando me decían que me animara a participar de algún concurso.
Ahora estoy en un proyecto con otro ciclo viajero; José Fernando Pou Rava que tiene la misma pasión de bicicletear., nos conocimos este año y surgió la idea de recorrer el país profundo, por caminos pocos transitados y hacer notas, fotos y videos a diferentes personas. Tenemos el espacio en una revista donde ya publicamos.
N de R- Como artista Wilkinson tiene muchas anécdotas, pero al ser consultado rápidamente recuerda una: “Dentro del mundo del arte, me gusta todo, me gusta lo abstracto, lo real, lo sub rea, impresionismo, etc, y también hago remeras personalizadas. Un día me pasó que tenía un trabajo que me pidieron de un día para el otro, estaba pintando y tenía el frasco destapado, se me cae al suelo y salpicó pintura para todos lados, se me manchó toda la remera… Podía lavarla, pero ya tenía una parte pintada entonces se me ocurrió dejarla secar, agilicé con un secador de pelo, y como era la espada de Arturo clavada en una roca, a las manchas le agregué como si fueran manchas de sangre, y después unas manchas más grandes le fusioné un efecto de humo; en definitiva le conté al cliente lo que me había pasado, pero le encantó e incluso me preguntó si le iba a costar más.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...