En la búsqueda de conquistar América con su bici “La Botija”

En la búsqueda de conquistar América con su bici “La Botija”

Tiene 29 años y se crió en la zona céntrica de Salto. Nicolás Godoy es un joven que alimentó durante mucho tiempo el sueño de recorrer América en bicicleta y finalmente decidió dar el primer paso. “La infancia que tuve fue muy buena. Crecí con mi familia compuesta por mis padres Hugo y Rossana, y mi hermana Ana Lucía. Siempre rodeado de mis abuelos, tíos y primos. A la edad de 3 ó 4 años comencé a aprender a nadar…iba todos los veranos, luego jugué al básquetbol y así fue que empezaron los viajes a distintas ciudades de Uruguay y Argentina. Era lo más lindo viajar y compartir con gente nueva. Creo que allí empezó a despertarse el bichito viajero, que por supuesto siguió en la adolescencia y continúa hasta el día de hoy. Esas ganas de salir y conocer el mundo… hoy lo hago en mi bicicleta” – nos relata.

¿Cómo han sido para usted estos últimos años?
-”Los últimos tres años estuve viviendo en Montevideo, con mi expareja y luego solo.
Me adapté muy bien a la capital, es una ciudad que quiero mucho.
La conocí por completo gracias a mi bici, mi transporte diario para ir a trabajar, estudiar, entrenar, etc.
Este ultimo año me dedique a pleno a organizar mi viaje, trabajar y ahorrar para comprar los accesorios que necesitaba para viajar.
También estuve recibiendo cicloviajeros y algunos mochileros ya que vivía solo y tenia lugar. Han pasado de muchas nacionalidades, taiwaneses, alemanes, argentinos, catalanes, franceses, chilenos, entre ellos mujeres y hombres, todos viajeros. Aprendí de ellos que no era imposible viajar en bicicleta”.

¿Cuando surge la idea de recorrer América?
-”Las ganas… el sueño siempre estuvo, nada más que desde que era adolescente lo quería hacer de mochilero.
Pero como ya hace 8 años me muevo en bicicleta y al recibir viajeros, decidí unir lo que más amo, viajar y en la bicicleta, y acá estamos en ruta.
Busqué mucha información de viajeros que hace años están en ruta, por ejemplo Pablo García un argentino que salió en 1999 y aún esta en ruta. Otro es un español llamado Alvaro Neil (BiciClown) es payaso y hace sus shows en donde el cree que la gente necesita de alegría, lleva unos 15 años en viaje y aún también está en ruta.
También está Tabaré Alonso, un uruguayo que salió de Montevideo en marzo de 2016, Estamos en contacto via redes sociales y ya hemos hablando un par de veces”.

¿En qué momento empezó con los preparativos?
-”Creo que estuve algo más de un año organizando y viendo como hacerlo… para animarme a realizar mi sueño, mi aventura de vida, costo mucho tiempo, pero siempre teniendo en claro lo que quería para mi vida.
Nunca me adapté a la vida de una persona stándar.
Cuando podía me hacia algún viaje corto por alguna playa cercana, no más de 60km, y luego había que volver a la rutina”.

¿Hubo algún hecho inspirador para tomar esta decisión?
-”No… nada más seguir mi sueño. Luego de conocer gente viajera o nómade, vi que se podía realizar.Y ahí voy en busca de conquistar América con mi bici “La Botija” (Su nombre), solo los dos a puro pedal y siempre para adelante”.

¿Cuando se lo comentó a su familia?
-”Creo que ellos sabían que en algún momento iba a pasar, como dije anteriormente, siempre lo tuve presente a esto de dejar todo e irme a viajar.
Al principio no les gusto mucho, ya que tenía un buen trabajo en Montevideo y ello para la sociedad es importante. A mí no me importa mucho, por como veo la vida.
Igualmente creo que este último tiempo luego de hablar, explicar y hacerlos ver que esto no era tan loco me entendieron y apoyan a la distancia. Con mi familia, amigos, gente en el camino y mucho conocidos que me alientan a seguir, sigo mi camino firme y siempre rodando libre.

¿Cómo vivió la víspera del inicio de su viaje?
-”Con mucha ansiedad….renuncié a mi trabajo el 20 de diciembre de 2016. Ya en noviembre empecé a dejar mis pequeñas cuentas en cero, comencé a vender todo lo que tenía, a regalar y donar lo que se podía.
El 21 de enero entregué el apartamento. Me fui a vivir los últimos días a la casa de una muy buena amiga Cam Poo, así le digo yo.
Estuvimos una semana conviviendo y el 28 de enero salgo a recorrer Uruguay antes de llegar a Salto y quedar una semana en casa de mis padres.
A todo esto lo viví con mucha ansiedad, con la cual lucho todos los días.
Quiero llegar rápido a todos lados, ya me controlo más, me di cuenta que todo llega a su tiempo.
Mi manera de viajar es lento pero seguro y siguiendo la ruta”.

¿De qué manera se han dado las primeras experiencias?
-”En mi primer día de viaje luego de hacer unos 40 o 50 kilómetros camino a Piriápolis me cruzo una pareja de españoles Pablo y Olga… hace cuatro años y medio están viajando por el mundo. Nos fuimos juntos a Piriápolis, acampamos en el cerro del Toro y a la mañana siguiente cada uno siguió su camino. Por supuesto tuvimos grandes charlas, yo un principiante en esto y ellos con miles de kilómetros rodados, así que escuché mucho.
Resumiendo un poco el camino pase por Piriápolis, Maldonado, San Carlos, Villa Edén, Minas, Tala, Florida, Durazno.
En Durazno conseguí un warmshowers, una chacra donde Federico su dueño recibe viajeros quienes trabajan por alojamiento y comida”.

¿Qué trato ha recibido en este inicio de la travesía?
-”La hermana República Argentina me ha tratado de lujo hasta el momento, aun sigo por acá.
Su gente es muy hospitalaria… se acercan a preguntar si preciso algo, desde agua, comida, lugar donde quedar, plata, etc.
En el interior de Uruguay me pasó lo mismo, el mundo no está tan mal como lo muestra la TV. Recorrí algo de Entre Ríos, Federación, Chajarí y no mucho más.
En Chajarí donde armé la tienda conocí una familia que viajaba en su motorhome.
Esa noche me invitaron a seguir viaje con ellos ya que el clima no me acompañaba para nada. Y me llevaron hasta Paso de los Libres, ese día llovía mucho, pero mucho; y no encontré nada para refugiarme, nada más que un techo. Entonces decidí irme a Posadas en bus… me pasó lo mismo, llegué a la noche y quedé en la terminal. No habían caras muy amigables en la vuelta y me ficharon la bici y mis cosas.
Me han pasado también algunas cosas malas que prefiero no contar…cuestiones de viaje. No todo es lindo, como en la vida, siempre tenemos obstáculos y hay que superarlos.

Siempre está, temor o miedo, el no saber donde dormir, hasta encontrar donde hacerlo o en ruta con camiones, autos, motos que pasan muy cerca, algunos respetan otros no tanto.
Es lo que busco, es lo que me pasa a diario y me gusta, es lo que me mueve a seguir todos los días. El secreto esta en vencer el miedo, enfrentarlo y seguir el camino.
Desde que dejé de trabajar no usé más el despertador…simplemente me levanto cuando despierto, luego de las 8 am.
Desayuno, trato de comer lo que tengo, café infaltable y a veces lo que sobra de la noche, marcha también. Luego desarmo todo y armo la bici, viajo con un peso de 60 o 70 kilos en total sin contar mi peso. De donde esté salgo a mi próximo destino que casi siempre lo se, a veces no y voy viendo en el camino o preguntando. Todo eso me lleva unas dos horas aproximadamente hasta partir.
Hago un promedio de 80km pero puede ser más o menos, depende a donde este yendo.

¿Cuánto tiempo estima que durará este viaje?
No lo sé…que dure lo que tenga que durar. Elegí este estilo de vida, nómade sin rumbo, así que es probable que los próximos 30 años recorra el mundo de un lado a otro, mientras se pueda.
Es como digo, el mundo es muy grande y la vida es muy corta, arranqué por América pero me falta mucho por conocer.
También quiero pedalear en Asia, Medio Oriente, África y Europa. Así que queda mucho sobre ruedas.
En este momento llevo 1.326 kilómetros en la bici, obviamente sin contar las veces que me llevaron.
Y acepto que me lleven, ya que son experiencias que no volverán a pasar y es probable que sea la última vez que vea a esas personas.

¿Se comunica con su familia?
Nicolás trata de mantener comunicación con sus familiares, ya están avisados de que si desaparece por unos cuantos días es por que me internó en algún parque nacional o provincial, o en alguna montaña sin señal de ningún tipo. Nicolás quiere agradecer a su familia por el apoyo constante, a sus amigos y a quienes se muestran interesados por su viaje.
“Lo que les puedo decir es que luchen, persistan por sus sueños que de ello vivimos. Sean felices con lo simple de las cosas, disfruten día a día de sus seres queridos.
Como dijo el poeta Peruano César Vallejo :Amemos las actualidades, por que nunca estaremos como estamos” – comparte nuestro entrevistado.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...