Joven cantautor y flamante abogado

Joven cantautor y  flamante abogado

“Si tuviera que volver a nacer elegiría nuevamente estudiar  Derecho”, Christian Marcelo Bernaola Maciel (24) es un joven cantautor conocido en nuestro medio y recientemente ha logrado dar un paso significativo, logrando el título de abogado, otro logro que sin dudas le ha sumado una gran satisfacción, tanto a él como a su entorno familiar. “La historia entre la música y yo comienza desde que tengo memoria. Desde mis más tiernos años supe mostrarle a mi familia esa pasión, ese deseo que me produce cada nota musical que llega a mí. Es más, mis padres dicen que aprendí antes a cantar que a hablar, ya que tarareaba a media lengua todo el día cuando apenas tenía unos años de vida. Luego ya un poquito más grande, pero aun concurría yo al Jardín de Infantes Nª103, así que debía tener unos cuatro o cinco años, agarraba una vieja guitarra criolla de mi papá, la cual había sido regalada por mi abuela paterna a la edad de 15 años de mi padre”. Paralelamente a su camino artístico, fue forjando su carrera de Derecho, inspirado en las clases de un docente que recibiera en su época de estudiante de Secundaria.

1- Algunas vivencias que recuerde y desee compartir en este momento…
-“Anécdotas se me vienen un montón a la cabeza como por ejemplo las veces que me han retado en el jardín cuando aprovechaba cualquier descuido de la maestra para levantar la tapa del piano y tocar sus teclas.
Sentía y siento una gran fascinación por esa gran caja musical de madera. Creo que ese entusiasmo nunca lo perdí y es por eso que estudie el profesorado de piano y hoy soy profesor de dicho instrumento. Otra anécdota de mi niñez se me viene a la mente cuando estando en clase de canto, la cual consistía en que una profesora de canto y pianista (concurría a la Escuela No.5) y nos enseñaba canciones una vez a la semana, escuchó mi voz entre las demás voces de mis compañeros y me invitó a formar parte del Coro Departamental de Niños, más comúnmente denominado como el Coro de la Escuela de Música.
Acepté encantadísimo esa invitación, estando yo en 4º de la escuela. Al poco tiempo fui elegido por la directora del coro como solista. Fue un gran orgullo y responsabilidad, ya que estaba representando al departamento junto a los demás compañeros de coro. Tengo grandes recuerdos de esos años”.
2- ¿De qué manera influyó su entorno familiar en tus posteriores decisiones artísticas?
-“Siempre de una manera muy positiva. Nada sería posible sin ellos, son parte de mi pasado, mi presente y mi futuro hasta donde Dios lo decida. Y dentro del mundo de la música ellos fueron siempre mi primeras influencias: ya sea por el lado de mamá y su gran gusto para con la música y la danza, y es a ella a quien le debo gran parte de mi desenvolvimiento arriba de un escenario, ya que desde chico me aconsejaba como bailar en un escenario y animar al público; o por el lado de papá el cual influenció en mi ese gusto por la poesía y la música. De escucharlo cantar en mi casa, como toda persona, fue que nacen las primeras canciones que recuerdo. Siendo niño mis padres me cantaban canciones infantiles y leían muchos cuentos, pienso que eso me influencio al 100% en mi creatividad y gusto por lo artístico”.
3- ¿En qué momento de su vida supo que la música era parte de su esencia?
-“Desde siempre, desde que tengo memoria. Jamás pude disimular ese gusto por la música en todas sus áreas, ya sea en el canto como en el instrumento musical así como en el baile. He estado en escenarios ininterrumpidamente desde los 8 años hasta la fecha, lo que da un número de 16 años estando en contacto con la música, el público y el escenario.
No me imagino a mi mismo sin cantar, sin componer canciones… en fin… no me imagino sin la música.
4-En el terreno profesional; ¿Cómo se dio su decisión por la formación en Derecho?
-“Siempre tuve claro que mi orientación iba por el lado de las humanidades. Soy apasionado por la Historia, la Literatura y la Filosofía, gustos intelectuales que comparto con papá. Cuando llegué a 6º de Bachillerato me inclinaba por estudiar Psicología. Pero durante el transcurso de ese año tuve un gran profesor de Derecho, el Dr Héctor Ferreira, el cual transmitía una gran pasión por la asignatura y sus clases no tenían desperdicio, de manera que me enamoré del Derecho y creo que fue la mejor elección que hice dentro de mi formación.
Si tuviera que volver a nacer elegiría estudiar nuevamente Derecho, abogacía. La verdad que disfruté cada año, cada materia en Facultad de Derecho de la Regional Norte. Han sido hermosos estos últimos 6 años de mi vida concurriendo casi que diariamente a la Regional, no habiéndome atrasado ni perdido ningún año y obteniendo el titulo en los 6 años que dura la carrera. Ahora que tengo mi título de abogado seré siempre un eterno agradecido a la educación pública uruguaya”.
5- En tu vida de relación ¿Qué cuestiones pueden ser negociables y qué no?
-“Tengo firmes valores en los cuales soy intransigente, no son negociables. La honestidad, la verdad, el interés común, la justicia, el respeto entre otros valores personales que cultivo no son negociables. Pienso que un ser humano se debe a sus principios, y que aquellos que carecen de valores son de las personas más peligrosas y dañinas”.
6-Ante determinadas situaciones: ¿Actúa por impulso o de forma reflexiva?
-“Usualmente suelo ser reflexivo. Trato de tener siempre presente aquello de que tenemos dos oídos y una boca, para que escuchemos el doble de lo que hablamos. De manera de que trato de analizar cada paso y prever sus consecuencias. Aunque no siempre en toda situación es fácil ser racional. Hay veces que donde manda el corazón no manda la razón”.
7- ¿Cómo fue esa recta final hasta el logro del título?
-“Fue un camino arduo, con muchos sacrificios, pero siempre con un objetivo en mente: el título. Gracias a Dios, he tenido siempre buenos compañeros de generación, compañeros de estudios, con los cuales estudiábamos y nos dábamos impulsos para seguir, ya que estábamos más cerca del final que del principio.
Fue un año muy lindo, ya que fui parte del Consultorio Jurídico de la Facultad de Derecho; una de las materias más ricas en experiencia, donde te llevas un montón de conocimiento práctico y sentimos que le podemos devolver a la sociedad un poco de lo tanto que nos brinda al permitirnos tener una educación gratuita y de alta calidad. Tengo siempre presente que los obreros que nunca pudieron ir a una universidad son también quienes hoy con su trabajo nos permiten esta educación pública y gratuita”.
8-¿Qué le deja y le ha dejado el escenario?
-“Lo mejor. Es realmente mi lugar en el mundo. Cada escenario para mí es un universo en sí mismo. Ninguno es igual al otro, es algo muy dinámico, cambiante. Lograr esa conexión con el público, sentir esa energía positiva que te rodea con cada aplauso.
En cada escenario soy feliz. He estado en varias situaciones: ya sea desde escenarios muy humildes pero muy cálidos…en algunas escuelas rurales donde voy a colaborar con mi show, hasta una Plaza Artigas repleta de gente o un Parque Harriague en similares condiciones u otros escenarios de otros departamentos del país en los cuales he estado.. El show siempre va a ser el mismo. Siempre procuro que tenga la misma calidad, por que toda persona es valiosa, y la música no distingue sexo, ni clase social, ni cantidades de gente. El público siempre merece el mayor de los respetos”.
9-¿Cómo siguen de aquí en más sus proyectos de vida?
-“Seguir creciendo y aprendiendo de todos y todas. Uno nunca para de aprender.
Tal vez en lo académico dejé de ser un estudiante pero deberé ser un estudioso, ya que siempre hay que actualizarse y más aun en el mundo del Derecho que todo es tan cambiante.
Y respecto a la música se viene un proyecto grande y muy interesante para la segunda mitad del año, en el cual tengo puesta todas mis expectativas. Esperemos poder seguir contando con el apoyo de la gente que siempre me alienta y gusta de mi música”.
10- ¿Cuál desde su experiencia es la clave del éxito?
-“Se me vienen a la mente dos frases que procuro tener siempre presente: A Dios rogando y con el mazo dando y lo que una vez dijo Thomas Edison:Para el éxito se precisa un 1% de inspiración y un 99 % de transpiración. Pienso que el éxito es el resultado del trabajo duro, de la perseverancia, del tener objetivos a corto y mediano plazo. Es algo subjetivo… cada persona puede diferir de lo que es exitoso o no… pero de ultima es el paso del tiempo y el estar en paz con nuestro sueños lo que consagrarán la realización personal”.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...