“La política me llena el alma, no me llena los bolsillos”

El nuevo presidente de la Junta Departamental de Salto, el empresario Alberto Subí, deja clara su postura en la tarea legislativa:

Desde que una profesora del liceo lo mandó junto a su clase de entonces, a conocer la Junta Departamental, se apasionó por la actividad política y comenzó a militar en donde estaban sus ideas. Luego la vida lo fue llevando y siguió participando de una manera más activa. Este es su segundo período como edil del Partido Colorado, y desde el domingo es el nuevo presidente de la corporación legislativa.
Esposo, padre y empresario del rubro seguridad, algo que lo hace conocer aún más de cerca la difícil coyuntura que en este momento vive Salto y el país. Así es Alberto Subí, un hombre que afirma que la “política le llena el alma y no los bolsillos”, con quien compartimos hoy nuestra sección semanal, Al Dorso.

1- ¿Usted nació en Salto? ¿Dónde estudió?
Sí nací en Salto en el año 1970 y crecí por la zona de la calle 19 de Abril y Juncal. Mi padre fue empleado de CTM y mi madre era ama de casa. Fui a la Escuela Nº2, luego al Liceo Ipoll y a la Universidad de la República.

2- ¿Cómo se compone su familia actualmente?
Mi familia se compone por mi esposa y por nuestros hijos, Lucas y Sofía que son niños todavía.

3- ¿Siempre se dedicó a la tarea empresarial?
Sí, desde los 17 años que trabajo de manera independiente, por mi cuenta. Algo anecdótico es que yo había montado una inmobiliaria, rubro al que todavía me dedico, y en el año 1994 sufrimos un robo. Tras esto, hicimos un estudio de mercado y nos arrojó como resultado que había margen para trabajar en los temas relacionados a la seguridad. Entonces fundamos la empresa de seguridad “Boston”, con la que trabajamos hasta hoy brindando servicios en distintos departamentos del país.

4- Es un rubro que tiene asidero por la situación social que se vive…
Sí esta patología social que lamentablemente estamos viviendo, hace que desde hace muchos años estemos trabajando en el tema. Hoy lo hacemos con alrededor de 120 empleado en los 12 de los 19 departamentos que tiene el país.

5- En ese sentido, como empresario del rubro, ¿el problema de la inseguridad se vive en todo el país?
Sí absolutamente, se vive en todos lados. Pero nosotros en Salto tenemos el monopolio, entonces empezamos a prestar servicios fuera de fronteras, Artigas, Paysandú, Minas, etc. Y nos presentamos por lo general a licitaciones estatales y ahí ofrecemos nuestros servicios.

6- Con respecto a la situación de inseguridad ¿qué le parece a Ud. que ha cambiado para llegar a este estado de situación?
Actualmente tengo una visión totalmente negativa y lamentablemente, porque nadie está contento con estas cosas. Es triste lo que está pasando hoy, y sobre todo lo que se viene a futuro. Hay sociedades más desarrolladas como la nuestra que ya están viviendo esto y eso nos indica que el patrón social que determina este flagelo no va a cambiar. Estuvimos en México y vimos cómo trabajan allá las empresas de seguridad y la gente en general, porque es un lugar donde hay muchos problemas. Donde por ejemplo, han llegado a naturalizar los secuestros. Y ¿quién dice que esta tendencia de inseguridad no se vea pronto en Uruguay?

7- ¿Cómo empresario del rubro seguridad, comparte las palabras del director nacional de Policía, Mario Layera de que Uruguay puede llegar a los niveles de El Salvador o Guatemala?
Yo estoy totalmente de acuerdo con las expresiones de Layera y creo que esto puede llegar a ser hasta peor todavía, porque en determinados puntos la situación es más grave.
Fíjese lo que pasa en la zona de frontera, en San Carlos, acá nomás donde te matan por 200 pesos, es lamentable.
Pero lo que pasa que tenemos un sistema político de gobierno que intenta maquillar todo con que lo que se vive es solo una sensación térmica. Yo me acuerdo hace 25 años atrás donde dormíamos la siesta tranquilos. Y mi padre que nos retaba si dejábamos el vidrio del auto abierto, porque podía llover. No porque había riesgo de robo, sino de lluvias, hablamos de otras cosas.

8- ¿Este tipo de preocupaciones sociales lo llevó a incursionar en la política?
En realidad no, porque mi pasión por la política viene desde los 16 años básicamente y no es que en mi caso me sensibilizo mucho, no solo por un tema de seguridad sino por un tema de que hay falta de empleo y hay un tema económico también y la corrupción.

9- ¿Se acuerda de sus inicios en esta actividad?
Sí claro, yo comencé en el año 1988 con la gente de Ramón Vinci, entonces la JAK dentro del Partido Colorado, hace tiempo empecé con ellos, allí hice mis primeras armas.

10- ¿Cuáles son sus objetivos en esta actividad política, sobre todo en la gestión que deberá enfrentar en la Junta Departamental este año?
A mí la política me llena el alma y no me llena la panza. No tengo un objetivo que diga quiero ser tal o cual cosa, estoy haciendo política porque me gusta por eso voy a militar siempre, hoy las circunstancias políticas y la amabilidad de mis compañeros me han llevado a ser presidente de las Junta.
Pero no es un objetivo en sí mismo, obvio que cuando tuve la oportunidad, me honró y la tomé. Mi objetivo es hacer el bien desde adentro, dando todo de mi, y aportando dentro de lo que pueda hacerlo.

Hoy por: Hugo Lemos







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...