Músico tropical que hizo camino al andar

Con Delmar “Lito” Lapeyra

Delmar Lapeyra – conocido popularmente como “Lito” Lapeyra – nació en el barrio Cerro y concurrió a la Escuela No. 111- Realizó hasta segundo año de Secundaria.
“Siempre intenté involucrarme con la música porque es lo que me gusta y sigo luchando… hoy al lado de mi hija y creo que voy a seguir hasta que muera porque aunque a veces las cosas negativas se cruzan en el camino la música es más fuerte y seguimos intentando hacer algo… el balance lo haré cuando cuelgue el instrumento. Me siento muy agradecido con las personas que me han apoyado a lo largo de este camino” – remarcó el músico.

1- ¿Cómo empieza su historia?
-”Mi historia en la música empezó cuando estaba viviendo en Colonia Gestido; de allí me venía en ómnibus a la ciudad al Conservatorio Sagaría por que yo quería aprender a tocar el bajo.
Fui unas clases y un día apareció alguien que ya no está físicamente con nosotros… Miguel Blanco.
Él era conocido de mi familia y me prestaba un bajo que estaba roto pero que daba para practicar.
Un día el apareció y me preguntó si me animaba a tocar el guiro en su orquesta que se llamaba Sonido Tropical.
Mi debut fue en Salto Uruguay en el baile anual de las orquestas de Asdemya.

2- ¿Qué hacía en ese entonces?
– “Jugaba en un club de la Liga agraria y abandone todo por que lo que me gustaba era la música.
Y estuve un tiempo tocando el guiro y después pase a las congas siempre con Miguel Blanco”.

3- ¿Cómo fueron esas primeras presentaciones?LITO 001
– “Un fin de semana, a Miguel Blanco se le fue el bajista y el tecladista y era un sábado y había baile en Cuchilla de Guaviyú y no había bajista ni tecladista. Fue así que Miguel me preguntó si me animaba a tocar el bajo y yo le dije que sí”.
El gran tema es que no sabía el repertorio y no estaba preparado pero igual fui.
Esa vez hice cualquier cosa… pero bueno… después otro músico como Luis Falcao – uno de los fundadores de Sol Tropical me dio unas clases y fui aprendiendo de a poco.
Después me fui a otra banda grupo Acuario… banda que más que banda era una escuelita por que de ahí surgieron muchos músicos que hoy día son muy buenos”.

4- ¿Cómo era la movida en esos años?
“En esa época se salía mucho para la campaña, las escuelas, los clubes, todos los fines de semana se tocaba se trabajaba mucho las bandas podían vestirse bien y se ensayada mucho tres veces por semana repertorios de 40 o 50 temas”.

5- ¿Qué estilo musical se compartía?
– “Y… muchos de la época de oro de la música tropical todas las charanga y las sonoras del país escuchaba todo.
Y no te podría nombrar referentes por que me gustaban todas las bandas, Karibe, Mogambo, Luna, Sonido Profesional, en fin, todas.
Y la movida hoy depende de uno mismo de la superación día a día, por que con la facilidad de las redes es más fácil hacerse conocer pero hay que mejorar muchísimo para poder meterse en esa movida cultural que decís que es muy buena en mi opinión, pero hay que estar a la altura sino es difícil”.

6- Anécdotas… ¿Cómo fue su historia con el popular cantante Mario Silva?
– “Tengo muchas… por ejemplo yo estuve en la banda La Unika dos años y me fui y armamos con un amigo Luis Aguirre un grupo que se llamaba Pasión, de arranque empezamos bien a trabajar y un sábado teníamos doblete (doble actuación) y no teníamos ni una moto para movernos y andábamos con los instrumentos al hombro caminando de un baile para el otro.
Mario se vino a radicar en Salto y le armaron una banda para tocar en vivo por que antes andaba con pistas y probaron un par de músicos que al parecer no habían andado y me llamaron para probar en un ensayo y quede y de ahí salimos a recorrer el país de punta a punta la experiencia es muy buena por que nos cruzábamos y compartimos escenario con los artistas número uno del país.
Todos los mejores escenarios, muchas horas de viaje, mucha ruta creo que estuve como cuatro años con Mario Silva y para mí fue muy positivo porque se conoce mucha gente del medio tropical, se comparte muchas horas con los compañeros de grupo y la verdad que yo rescato lo positivo del tiempo que estuve como bajista de Mario Silva.
Mario Silva jamás se niega a un autógrafo la gente se arrima y por más cansado que este el se levanta y se saca una foto o a saludar, cuida mucho de su público y siempre quiere estar bien y mostrarse bien para su gente varias veces en los viajes se le bajaba la diabetes y se lo llevaba al Hospital más cercano se recuperaba y a la noche metía tres o cuatro shows”.
7- ¿Los sucesivos viajes interfirieron alguna vez en su vida familiar?
“Nunca tuve problemas con eso a mi esposa… la conocí en un baile y hace 24 años que me aguanta. Sobre los viajes, una vez salimos para Montevideo y rompimos en Chapicuy… teníamos que estar creo que temprano. La solución fue viajar en la camioneta de Sonido Cristal que viajaba a Durazno. Nos apretamos un poco pero pudimos cumplir. Hubo un cambio de ruta para los colegas de Cristal; se tocó en Montevideo y de ahí de apuro para Durazno por que tenían que tocar ellos esas anécdotas. Como la vez que teníamos que tocar a las cinco de la tarde en Montevideo y después hicimos Tacuarembó a la noche, esas son las cosas en el mundo de las bandas tropicales y los riesgos que se corre pero es así que se trabaja a ese nivel no hay otra y hay que cumplir horarios. Recuerdo una vez que nos tocó Maldonado un sábado y el domingo en Bella Unión, imagínense las horas de viaje. Pero todo sirve como experiencia. Otra vez que viajamos de Montevideo a San Gregorio de Polanco y la cabaña que se había alquilado para descansar ese día estaba imposible de entrar por que estaba en pésimas condiciones, no había ni colchones ni agua potable, el que nos alquiló resultó ser un chanta”.

8- ¿Cómo es su relación con su hija Leonela Lapeyra – que es también artista?
“Me llena de emoción cada vez que subimos a un escenario juntos. Estamos por lanzar un tema nuevo pero totalmente en vivo con músicos invitados de Latin Plena que incluye vídeo clip para el mes de septiembre esperemos que salga”.

9- ¿Alguna vez se le ocurrió componer canciones?
Si un tema hice cuando teníamos un grupo llamado Kariño, escribí una letra que fue musicalizada por el baterista de la banda el tema tenía por letra “A mi que me importa”.

10- ¿Cómo esta viviendo su presente musical?
– “Diría que con muchas luchas, pero positivo, por que en casi cuatro años de la banda de Leonela vamos por buen camino, vivimos tiempos difíciles, hay que remarla pero vamos bien. Nos han llamado de Paysandú, Fray Bentos y otros departamentos. A su vez, estamos trabajando bien aquí en nuestra ciudad”.