“Ser solidario implica muchas cosas como aprender que uno no tiene que esperar algo a cambio”

Con Paola García

Nuestra entrevistada, es una joven que desde muy temprana edad, apostó por el ejercicio de la solidaridad bien entendida, la del compromiso. Rotaria por vocación y pasión, como se denomina, ha sabido asumir responsabilidades de importancia en la reconocida institución – lo que pudo conciliar con su tarea de madre, docente de inglés y estudiante de derecho-, expresando, enfáticamente, que dicha opción, implica llevar adelante un estilo de vida y enseñar y promover ciertos valores en los demás, lo que constituye una tarea seria e invalorable.

1- ¿Cuándo surge la vocación solidaria?
La vocación solidaria siempre estuvo. Capaz que cuando era chica lo hacía ayudando al que podía, colaborando con alguna campaña solidaria. Hoy, lo sigo haciendo, pero también formo parte de Rotary Club Salto.

2- ¿Qué la atrajo a Rotary?
En mi caso conocí Rotary porque participé de un Intercambio de Grupos de Estudio en 2009. Viajamos al Distrito 5000 de Rotary International, visitando Hawaii por un mes. Representamos al Distrito Binacional 4940 de Rotary International junto a cuatro jóvenes de Argentina, los cuales pasamos un proceso de selección de idioma y de conocimiento rotario. Fuimos acompañados por un líder rotario y participamos de las reuniones rotarias de los clubes que visitamos. Esto me permitió conocer la institución y formar parte de Rotary Club Salto. He acompañado como asesora a Interact Club Salto y a Rotaract Club Salto. También fui Secretaria y Presidente de Rotary Club Salto. Por lo tanto, creo que uno crece dentro de la institución tanto a nivel personal como profesional.

3- ¿Qué es Rotary?Paola García
Rotary es una red mundial al servicio de la comunidad. Los rotarios son líderes empresariales y profesionales que proporcionan servicio humanitario, que contribuyen a promover la buena voluntad y que realizan diferentes proyectos donde se encuentran.
En Salto, contamos con dos clubes rotarios, los que integran el Distrito Binacional 4945 Argentina – Uruguay de Rotary International.
Y también, nuestro club rotario cuenta con dos grupos de Nuevas Generaciones: Interact Club Salto para jóvenes de entre 12 a 18 años y Rotaract Club Salto para jóvenes de entre 18 y 30 años.

4- ¿Es difícil conciliar la vida personal con la actividad benéfica?
Para mí no es difícil, pero sí hay que saber organizarse para que los tiempos rindan. Así, de esta manera, poder realizar lo que a uno le gusta. También, implica llevar ese estilo de vida, enseñar en valores a los demás.

5- Cuéntenos sobre el Centro Esperanza.
Actualmente, el Centro Esperanza es la Sede de nuestro querido Rotary Club Salto y de la Clínica Kenny. Allí realizamos nuestras reuniones rotarias. También, es donde los jóvenes de Interact Club Salto y Rotaract Club Salto, y las integrantes del Costurero de Esposas de Rotarios, lo hacen. Nace de la colaboración de los amigos del Rotary Club Bologna Sud – Italia. Contar con este lugar nos permite llevar adelante muchos proyectos.

6- ¿La gente reconoce la actividad que realizan?
Ser solidario implica muchas cosas, una de ellas, es aprender que uno no tiene que esperar algo a cambio.
En el caso de nuestro club, año a año realizamos el proyecto “Ver bien para vivir mejor” que atiende a niños de escuelas públicas. Por medio de este, se entregan lentes en forma gratuita a aquellos que lo necesiten, luego de la atención médica correspondiente.
Para mí, el mejor reconocimiento, es la sonrisa de un niño, un padre o madre agradecido; que una maestra nos avise, luego, el notorio cambio del alumno al mejorar su visión.
También, cuando realizamos entregas de donaciones, la gente es agradecida y eso hay que valorarlo.

7- La abogacía y la docencia ¿otras pasiones?
Sí, es otra pasión. Al principio no lo veía como tal, porque creo que uno es muy joven al tener que decidir la carrera que va a estudiar. Implica mucha constancia, ya que trabajando, y con una familia en ciertas ocasiones, se hace difícil.
Es una meta que estoy muy cerca de alcanzar, aunque me está llevando algunos años más. Lo bueno, es no rendirse, y, lo más lindo, es que forjas amistades con los compañeros de estudio.
Mi otra pasión es el Inglés, lo que también me ha permitido cumplir el sueño de viajar formando parte de un intercambio. Actualmente, soy profesora en la Escuela 64 de nuestra ciudad y comparto con un hermoso grupo de docentes la pasión de enseñar.

8- ¿Se pueden tener varias vocaciones al mismo tiempo?
Yo pienso que sí. La vocación solidaria uno la puede tener y llevarla a cabo de diferentes maneras, diariamente, ayudando a una persona o formando parte de una institución.
En cuanto a la vocación profesional, por más que a uno le lleve tiempo terminar de estudiar, hay que ser constante hasta alcanzar la meta.

9- Háblenos de su familia.
Estoy casada y tengo una hija de 4 años, Alana. Ella me acompaña a todas las actividades, aunque sea chiquita; así que, ha participado en reuniones, campamentos distritales, etc. Creo que de esta manera le enseño valores, a compartir, a ayudar al que lo necesita.
Tengo a mis padres, Ange y Ricardo, que siempre me han apoyado, y a mis dos hermanos.

10- ¿Proyectos personales a futuro?
Poder conocer diferentes lugares del mundo, viajar con mi familia; es un sueño por cumplir.

Hoy por: Por: Dr. Adrián Báez