Maximiliano Cattani Remedi

Maximiliano (26), es Ingeniero Agrónomo que en este momento se encuentra cursando un posgrado en Ciencias del Suelo. Pero como joven emprendedor, ha desarrollado una empresa llamada «Cattani Dron», por la cual brinda el servicio de fotografía y video desde drones al sector rural.
– ¿De qué se trata tu emprendimiento?
– De hacer fotografías aéreas con drones y también de hacer fotogrametría, videos, mapeos con drones, además de implementar lo que es la parte agrícola y de pasturas que como estoy trabajando en la Facultad de Agronomía, utilizo diferentes cámaras y softwares.
– ¿Cómo usa el productor esa información que le proporcionas?
– Le sirve para ser más eficiente con algunos recursos y también para enterarse por medio de imágenes cosas que el ojo humano no puede ver a simple vista en las recorridas y además que te puede estar avisando de alguna deficiencia de algún nutriente o de alguna enfermedad o algún ataque de alguna plaga. Entonces, hacemos un monitoreo mediante imágenes aéreas hechas por drones en vez de usar satélites, porque la resolución de la imagen es mayor y puede así hacer una mejor estimación en potreros más chicos.
– Te iba a preguntar de dónde se te ocurrió la idea, pero al ser agrónomo me parece que la pregunta cae por su propio peso.
– Si, principalmente la idea viene de ahí pero también viene por el lado que mi padre es fotógrafo. Hará 4 o 5 años que está utilizando drones para lo que es video y fotografía, y siempre me estuvo inculcando que le agarrara la mano al drone y que lo maneje. Como yo estaba estudiando en otro lugar, cuando llegaba a Salto tampoco tenía mucho tiempo para agarrarle la mano, y hará un ajoven emprendedorño y medio o dos que me volví y empecé a formarme en el tema para comenzar a usar esa herramienta y también aplicarla a lo que me formé. Entonces, como también estoy trabajando en la Facultad de Agronomía en la parte de investigación, se puede complementar la herramienta que era usada para fotografía y video, pero ahora la estamos implementando en diferentes usos de la agronomía.
– ¿Cómo te sentís como emprendedor?
– Los desafíos siempre son grandes, los miedos también, pero bueno, con ganas de aprender y estudiar más, siempre teniendo ideas y queriendo salir adelante, pero a veces te limita lo que es la inversión primaria, el recurso tiempo y el humano también. Uno a veces tiene ganas de hacer muchas cosas y no sabés si hay clientes que les pueda interesar lo que propongo. Es como todo riesgo de una empresa que recién decide empezar.
– ¿A quiénes apuntas como clientes?
– Ya hemos tenido como clientes a diferentes cabañas que han hecho publicidad con nosotros por los remates, eventos que se han hecho, hemos hecho fotografía y video de todo tipo. Hemos cubierto diferentes experimentos y ensayos de empresas que quieren un sistema determinado de riego, por ejemplo.
– ¿Cómo puede hacer la gente que esté interesada en contactarte?
– Tenemos un Instagram, y después por intermedio del teléfono (098 325 053), pueden llamar o escribir.