Apostando al Agroturismo, a través de una propuesta en la que participan la UDELAR, el Centro Comercial, la ANII y la Sociedad Uruguaya de Turismo Rural

Entrevista LINK: Ismael Lugo y Marina Cantera

Ismael Lugo es docente del área de Estudio Turístico del Departamento de Turismo, Historia y Comunicación de la Universidad de la República, quien junto con el docente Luis Chalar, y acompañados por la Sociedad Uruguaya de Turismo Rural (SUTUR) y el Centro Comercial e Industrial de Salto, presentaron una propuesta a la Agencia Nacional de Investigaciones e Innovaciones (ANII). La presidente de SUTUR, Marina Cantera, estuvo en nuestra ciudad invitada para realizar un Taller sobre “Agroturismo: la valorización de los recursos en productos turísticos exitosos”. Ambos dialogaron con LINK previo al inicio de la actividad programada.

- ¿En qué están trabajando?
Lugo- En el programa que se llama Industria Creativa, que contempla nuestra propuesta que se llama “Saber mejor,Ismael Lugo - Marina Cantera (4) agro + turismo como factor de innovación y competitividad”. El objetivo que tiene es buscar a sectores que están disociados, por lo menos en esta parte del país, como el agro y el turismo, que en cambio vemos en el sur ya ha comenzado a confluir, a generar propuestas en común, a tender puentes. Hoy es una realidad que el turismo y el agro confluyan en lo que se llama el turismo rural, donde pueden apreciarse muchos emprendimientos, como en el sector vitivinícola, que fuertemente se ha vinculado al turismo.
Nuestra idea en Salto y en el norte, es comenzar a hacer acercar a estos dos sectores que son los dos más importantes del departamento y de otros de la región, pero que tradicionalmente han corrido por carriles separados.
- ¿Con su proyecto se busca diversificar la oferta turística en la región?
Lugo- Sí, pero se trata de una estrategia que pueda servir no solamente al turismo para diversificar la oferta, también al sector del agro, que encuentre en el turismo una forma de mejorar competitividad, de canalizar la venta de sus productos, de recortar intermediarios a la hora de hacer llegar sus productos al consumidor final, y también toda la cadena de suministros que hay asociadas a la gastronomía y a la hotelería, que muchas veces terminan comprando productos que vienen desde Montevideo y que son los mismos que a veces se producen acá.
- ¿Desde cuándo trabajan en este proyecto?
Lugo- Comenzamos con este proyecto en 2010, haciendo algunas jornadas, una de ellas se llamó “En el Uruguay viviendo el sector productivo”, donde se invitaron emprendimientos vinculados al sector agrario y también al sector agroindustrial, que ya estaban comenzando a recibir visitas. No necesariamente era turismo, a veces eran visitas de delegaciones, de colegios, de otras instituciones, y a veces también de turistas, que pasaron a ser los primeros antecedentes que se comenzaron a generar en la región.
Después empezamos a trabajar en forma más teórica con Luis (Chalar), tratando de ver en otros países cuál era la literatura que se estaba empezando a manejar, los avances teóricos que se estaban haciendo de manera incipiente. También hemos empezado a mirar hacia el lado argentino la realidad que han comenzado a tener ellos, que tienen una actividad productiva semejante, con productos turísticos asociados al termalismo, pero donde han comenzado a incorporar el turismo rural como una forma de complementaridad y también de estrategia de desarrollo para evitar la pérdida de pequeños productores.
- ¿En estos siete años han tenido contacto con productores que estuvieran interesados en ingresar a este sistema?
Lugo- En la actualidad estamos trabajando también en un proyecto que es financiado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, que se desarrolla en la Colonia Osimani y Llerena donde, de algún modo, se está empezando a hacer un trabajo de fondo para favorecer el surgimiento de iniciativas donde se vinculen esas actividades productivas con el turismo.
- ¿El sector está reacio a dar ese paso?
Lugo- No, no. Hay muy buena predisposición, hay interés y de a poco están comenzando a haber iniciativas.
- ¿Esto implica una especie de reformulación de cada estancia o chacra?
Lugo- No necesariamente. Primero que nada, es muy amplia la posibilidad de acercarse al turismo, no solamente recibiendo visitas. Nuestra propuesta es que en realidad hayan otros puentes, otras formas de vincularlos, como puede ser un productor que ofrece sus productos a un hotel que tiene restaurante, o sea, acortando de repente a los intermediarios, el productor teniendo así más beneficios, cosechando algo y comiéndolo más rápidamente; es decir, desde que se cosechó hasta que se consumió. Esto mejora la calidad del producto. O sea, no nos quedamos solamente con la recepción de visitas, que ese es un renglón pero no es el único.
- ¿Debería haber inversión en infraestructura para recibir a más gente?
Cantera- No es necesario. Por ejemplo, nosotros tenemos ya infraestructura que no está totalmente aprovechada en nuestro establecimiento. No es necesario seguir invirtiendo en eso, a veces la inversión que hay que hacer es mínima. Digamos que la inversión más alta que uno tiene que hacer es cuando quiere dedicarse al alojamiento. Pero si uno no quiere dedicarse al alojamiento, puede hacer solamente visitas o venta de productos.
Hoy vengo a hablar a los salteños sobre la propuesta de los pueblos turísticos que por ejemplo está impulsando el Ministerio de Turismo, y en esa propuesta se trabaja sobre visitas diarias guiadas a distintos establecimientos que puedan hacer distintas cosas y que cada uno muestre un poco qué es lo que hace, y eso sirva también como trampolín para vender más fácilmente sus productos. Digamos, que se estreche una relación más directa entre el productor y el consumidor, y como decía Ismael (Lugo), eliminando intermediarios. Entonces, eso prácticamente no lleva inversión alguna, salvo la de colocar, de repente, alguna cartelería o algo indicativo de lo que es la agroindustria que se está visitando o el emprendimiento que se esté visitando, pero no mucho más que eso.
- Le preguntaba lo de la inversión, porque conozco que en otros países una estancia puede recibir entre diez o quince turistas que quieren ver cómo es el proceso de trabajo en la estancia o en la chacra, y al mediodía lo reciben con un almuerzo, entonces tiene que haber un lugar donde se recibe a los turistas…
Cantera- Pero hoy en día eso no es la única opción. Es una opción, quizás la que estaba como más tradicional en Uruguay, pero eso hoy está cambiando dando paso a otras opciones, sobre todo a otros tipos de productores que trabajan en distintos productos. Siempre estará la posibilidad de que se brinden almuerzos o comidas, pero no siempre.
Por decirle algo, en estos pueblos turísticos o en estos lugares donde se hace turismo más comunitario, de repente el que ofrece la comida es alguien que ya tiene un emprendimiento gastronómico, pero que de repente está en un lugar que si bien no es inaccesible, está en un lugar con no tanta afluencia de turistas o que lo hace para público nacional, y entonces la afluencia de turistas viene a traer un flujo extra de público interesante. Esto se junta con otras propuestas que no tienen estos servicios, entonces en conjunto se brinda un servicio más completo.
Nosotros tenemos un socio que planta arándanos y manzanas, hacen toda la recolección de las frutas con las personas que van a visitarlos. El visitante puede cosechar, empaquetar y llevarse el producto, o solo puede cosecharlo y no comprarlo, es decir, tener simplemente la experiencia de la cosecha o incluso asistir a una clase de cocina para elaborar ese producto y comerlo luego en la cocina de la chacra.
- ¿Cómo ha sido la experiencia en estos años?
Cantera- Ha sido un camino de diversificación, de cambios y de generar propuestas más diversas, sobre todo también de profesionalización. Cuando SUTUR comenzó hace veinte años como gremial, uno de los pilares era la capacitación, tendiendo a la formalización y a la profesionalización, porque el que empieza en esto es alguien que no proviene del negocio turístico, proviene del agro, entonces en general necesita aggiornarse de a poco para poder brindar un servicio de calidad. Entonces, todos estos establecimientos que empezaron hace como veinte años en Uruguay, de a poco han ido transitando ese lugar de crecimiento que tienen hoy.
Igualmente hoy, gracias a las nuevas tecnologías, esto se hace mucho más fácil, ameno y rápido para todos. Hoy, por ejemplo, con la sectorial de turismo que promueve la Cámara Uruguaya de Turismo y el Ministerio de Turismo, hay un montón de posibilidades de capacitación en todo el territorio nacional, que hace veinte años no había.
- Por lo general el hombre de campo suele ser más conservador, ¿han tenido algún inconveniente llegada la hora de implementar esta propuesta?
Cantera- El uruguayo, por naturaleza, es una persona amable en el trato, cordial para atender, entonces creo que por ese lado no necesita grandes cosas, lo que es cierto es que a veces cuesta un poco que se anime o que llegue a pensar que el turismo puede ser una herramienta para complementar lo que ya está haciendo. En este caso han sido las nuevas generaciones las que han sentido al turismo como una oportunidad de crecimiento, de trabajo y de capacitación para los jóvenes que a veces en el medio rural no es tan fácil. Un lugar donde uno pueda sentir que está creciendo.
Convengamos que tanto en el área del turismo como en el agro, las cosas van cambiando. Por ejemplo, mi abuelo era productor rural y nunca estudió, y hoy no se concibe a un productor rural que no estudie y que no desarrolle su profesión como productor de la mano de las nuevas tecnologías o de toda la innovación que se está dando hoy en el agro. El espacio rural en su conjunto está cambiando, no solamente el turismo, el agro, sino todas las actividades, están cambiado y se están profesionalizando y tecnologizando.
- ¿Esta es una buena oportunidad para el campo?
Cantera- Sin duda. No creo que sea una política de reconvención, al contrario, no queremos que nadie se reconvierta porque perderíamos la esencia de lo que somos y perderíamos el recurso que tenemos. El recurso para el turismo en este caso es quiénes somos, lo que hacemos. Si nosotros como productores nos reconvirtiéramos, cambiaríamos nuestra esencia, el turista entonces dejaría de tener ganas de visitarnos porque en realidad, el que nos visita lo que busca es la diversidad cultural de lo que hacemos como productores. Es eso lo que quiere conocer.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...