“Aumentar la eficiencia en la producción de alimentos es un camino que vamos a tener que recorrer como país”

Entrevista central LINK: Franco Finozzi

Franco Finozzi es un joven Ingeniero Químico que tiene una empresa que trabaja en el rubro de suplementos alimenticios para el ganado vacuno, al que prontamente se incorporará el ganado ovino. Para conocer la propuesta novedosa que presenta en este rubro, LINK dialogó con Finozzi en los siguientes términos.
- Es Ingeniero Químico, ¿se especializó en el rubro de los alimentos?
– En realidad, es ahora que estoy en esto de los alimentos para los animales. Yo trabajaba en Montevideo, me vine para Salto donde me vinculé a un proyecto que trataba de alimentos para animales, en la cual hice una asesoría. Una vez terminada esa asesoría, vi que me gustó el tema, me pareció interesante porque es un área que tiene mucho campo para crecer, entonces me tiré para ese lado.
- ¿Su vocación entonces viene por el lado de la química?
– Sí, sí. La carrera la hice en Montevideo, como todos los que nos vamos a estudiar en algún momento, fui a la Facultad de Química y a la de Ingeniería, mi carrera es mitad y mitad. Trabajé en la industria papelera durante seis años, luego por cuestiones familiares y personales me vine a Salto, y en la búsqueda de rehacer mi vida acá, ayudando un poco en las tareas en la empresa familiar, me volqué como decía para el lado de los alimentos. En realidad la carrera de ingeniería química es muy versátil, hay ingenieros químicos que hacen de todo…
- Claro, porque la alimentación tiene que ver también con la química…
– Por supuesto. En realidad las formulaciones de los alimentos están muy vinculadas al aspecto químico y cómo determinado alimento influye en el metabolismo de los animales, porque después de todo, se trata todo de procesos químicos.
- Está proponiendo al mercado una propuesta innovadora en materia de alimentos para ganado vacuno y ovino.
– Sí. La empresa se llama “F3 Agroinsumos”, es nueva, así que este nombre no le va a resultar familiar a mucha gente, pero empezamos a producir a escala industrial en mayo de este año. Cumplimos con una serie de habilitaciones por parte del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca para poder fabricar alimentos para animales, y una vez que obtuvimos todas las habilitaciones, empezamos a producir a escala industrial.
Lo que producimos es un suplemento alimenticio. Hoy estamos haciendo solo para vacas, tenemos en carpeta también –hemos hecho pruebas internas pero no estamos vendiendo al público- para ovinos. Pero estamos haciendo suplementos proteicos para vacas en forma de bloque nutricional, que es un complemento al pasto. El animal lame el bloque y adquiere pequeñas cantidades por día que es un suplemento concentrado que le aporta proteínas, energía, vitaminas y minerales.
- ¿Aprovechan los residuos de naranja para eso?
– Sí, exactamente. O sea, el aspecto innovador que tiene el proyecto es lo que usamos de descarte de la industria cítrica como aglutinante en la receta, en lugar de melaza de caña de azúcar. Entonces, eso sumado a que la localización que tenemos respecto a los competidores que están en el sur, nos da una ventaja porque estamos en el lugar donde se consume, que es la zona del basalto superficial que se encuentra acá en el litoral.
- ¿Manejan este suplemento alimenticio como una alternativa o sustituto de lo que se usa comúnmente en estas circunstancias?
– Si, en realidad los bloques nutricionales existen en el mercado. La diferencia que tiene lo nuestro es que nosotros lo hacemos con naranja y no con melaza. O sea que el ingrediente mayoritario en la receta nosotros ponemos algo que es mucho más barato, entonces podemos llegar al consumidor final con un producto con mejor costo para el cliente.
- Dijo que era más barato para el productor, ¿y desde el punto de vista alimenticio para el ganado?
– Es indistinto respecto a lo que existe hoy en día en el mercado. Los niveles de proteínas, energía, vitaminas y minerales son comparables a los de otros bloques nutricionales que hay disponible en el mercado.
- A ver si entendí, ¿se alimenta normalmente con pasturas al ganado y luego se le agrega este suplemento alimentario?
– Claro, este es un suplemento al pasto. Cuando el pasto baja la calidad nutricional en otoño e invierno ante la presencia de heladas, por ejemplo, la proteína natural del pasto baja, el pasto queda seco y fibroso, entonces ahí se suplementa al pasto con bloque nutricional para que el ganado no pierda peso, inclusive hasta puede llegar a ganar peso con este tipo de suplemento. Solo comiendo el bloque, la vaca no vive, es un complemento a la pastura.
- Y el tema de la pastura se complica también cuando llega la seca…
– Exactamente. Los aspectos climáticos son difíciles de predecir. Lo que sí es 100% seguro es que en situaciones de invierno hay heladas, como en otoño también. Donde ya comienza a haber frío y baja la calidad del pasto, seguro hay consumo, en caso de seca también, eso es muy variable. En caso que hubiera una seca y realmente se viniera, estos suplementos pueden llegar a ser muy provechosos.
- Me dijo que ya están trabajando con ganado vacuno, ¿cómo recibió el productor lo que ustedes producen?
– La verdad que sorprendentemente bien, mucho mejor de lo que teníamos pensado, ya superamos las 30 toneladas de productos vendidos, supera ampliamente lo que teníamos previsto para este invierno 2016.
- ¿Están vendiendo solo a productores de la región o de todo el país?
– Estamos trabajando con productores de Artigas, Salto y Paysandú…
- ¿Sólo en esos tres departamentos vendieron 30 toneladas?
– Sí, sí. En realidad el mercado de Artigas, Salto y Paysandú en suplementos de este tipo excede las mil toneladas por invierno.
- ¿Y dijo que aún están probando con el ovino?
– Si. En realidad la suplementación de alimentos en ovino es más incipiente que en vacunos. O sea, se está comenzando con algo, pero pasa que detrás el ovino hay una tradición más de crianza al natural, solo a pasto, y la suplementación en ovino está recién empezando a ganar terreno en nuestro país. Entonces, las aplicaciones en ovino son de menor volumen que en vacunos. Es interesante para nosotros, en el área que estamos desarrollando, pero económicamente el caballito de batalla de la empresa siempre va a ser –por ahora- el bloque vacuno.
- Estos suplementos alimenticios, ¿inciden en algo en el producto de la carne del ganado vacuno? Y en el caso del ovino, ¿mejora la calidad de la lana?
– En el caso de la vaca, es para mantener e incluso ganar peso, o sea, sobre la carne no tiene mayores implicancias, lo que se hace es simular que la vaca está en primavera más tiempo suplementando el pasto. En el caso de la oveja tiene otras aplicaciones también, por ejemplo, para tratar de conseguir más cordero. O sea, con suplementación estratégica en ovinos también buscamos más ovulaciones en la oveja, entonces ahí se producen embarazos múltiples, que en vez de tener un solo cordero, hay más probabilidad de tener mellizos y trillizos. Esto implica que después, en el momento del preparto y en la lactancia, esa oveja que tiene dos y tres corderos, tiene mayor demanda y hay que darle mayor comida porque tiene que mantener y criar a esos dos o tres corderos, entonces ahí se hace fuerte la suplementación. Es importante en esos casos de múltiples pariciones también suplementar al animal por la demanda energética que tiene la oveja en esas condiciones.
- Uno que es de la ciudad se pensaba que era sólo darle de comer a los animales, y en realidad, el tema de la alimentación requiere de una planificación.
– Claro. Cada vez más en nuestro país gana terreno los avances tecnológicos en el sector agropecuario, y este es uno de ellos. La suplementación estratégica implica hilar más fino en la producción para tratar de tener mayor eficiencia ante un escenario de precios internacionales complicados, de condiciones adversas de mercados restringidos. Entonces el productor agropecuario está buscando otras alternativas que mejore su eficiencia.
- Más en un país chico como el nuestro que no compite en cantidad sino en la calidad de sus productos.
– Y a futuro la producción de alimentos va a ser cada vez más importante en el mundo, entonces, aumentar la eficiencia en la producción, es un camino que vamos a tener que recorrer como país.
- ¿Habla de ganadería intensiva?
– No intensiva, seguimos siendo extensivos, que es algo muy valorado en el mundo. Las carnes que son de ganadería extensiva, en donde el animal vive libre en el campo, es muy valorada en el mundo, así que se trata de un aumento en la eficiencia en esas condiciones.
- Hace un momento me habló de la diferencia de precio con otros productos y de qué forma le sirve al productor consumir los productos que ustedes elaboran, máxime en estos tiempos de inestabilidad o de incertidumbre en los precios internacionales…
– Claro, incide favorablemente en el bolsillo del productor, quizás por eso hemos tenido una inserción tan rápida en el mercado como la que tuvimos, y más de lo que esperábamos. Al tener una implicancia directa en el costo del producto, que es menor que el precio de la competencia, fue quizás lo que llevó a los productores a consumir primero, y luego al verificar que el producto cumple con las expectativas del productor, fue que siguieron comprando.
- Una vez que salga al mercado el suplemento alimenticio para los ovinos, ¿ya saben cuál será el siguiente paso?
– Sí. En 2017 tenemos previsto tener una inserción en el rubro ovino a través de presencias en ferias, como por ejemplo la Expo y el Salto Ovino del año que viene que también tenemos pensado estar, y espero que eso nos lleve a tener una mayor presencia en el rubro ovino. Como decía, es un mercado un poco más difícil de acceder porque la cultura en el rubro ovino en cuanto a suplementación, recién se está gestando, mientras que en vacuno ya es algo que viene extendido de hace tiempo. La inserción, en ese sentido, a priori, debería ser más fácil.
- ¿Cómo está hoy el ganado en nuestro región?
– Ahora estamos saliendo del invierno, donde hubo lugares más golpeados que otros, y el ganado está en una condición latente frente a la primavera que se viene. Hay algunos que han perdido más peso que otros pero en general, se espera a ver qué va a pasar con la lluvia.
- Tengo entendido que la incubadora de empresas Gepián dio una mano, ¿es así?
– Yo fui encubado en Gepián, que está en el Centro Comercial, y tuve el proyecto apoyado por la ANII. Esto es algo muy importante, porque si no fuera por el subsidio de la ANII y la presencia de la incubadora Gepián, este proyecto no hubiera sido posible ejecutar. La incubadora es un instrumento súper necesario en nuestro departamento y en nuestra región, como impulsora de nuevos emprendimientos, como este.







Recepción de Avisos Clasificados