La competencia como un elemento sustancial del sano funcionamiento de los mercados

Un mercado es un ámbito donde interactúan compradores y vendedores de un artículo o servicio que se ponen de acuerdo en realizar compra-ventas de acuerdo a un determinado marco jurídico.
La competencia se ha vuelto un tema central de las economías del siglo XXI. Un mercado es un ámbito donde interactúan compradores y vendedores de un artículo o servicio que se ponen de acuerdo en realizar compra-ventas de acuerdo a un determinado marco jurídico. La mayor parte de los vendedores y una parte importante de los compradores son empresas, privadas o públicas. Las empresas hacen negocios para conseguir ganancias económicas. Para obtener ganancias las empresas, entre otras cosas, tratan de ofrecer a los compradores (consumidores u otras empresas) mejores calidades de productos y servicios que otros vendedores.
También pueden ofrecer precios más bajos, mejor atención, más variedad de productos o información más exacta, entre otras cosas. Para lograr ofrecer mejor servicio a los compradores, las empresas renuevan los tipos de productos, las formas de producirlos y la atención a los clientes. La competencia, entonces, incentiva a las empresas a mejorar la calidad de sus productos y servicios y a reducir sus precios.
En algunas ocasiones las empresas pueden intentar obtener ganancias impidiendo o limitando las actividades de otras empresas, en lugar de competir con ellas.
Las prácticas anticompetitivas son las acciones de las empresas orientadas a impedir que otras empresas compitan libremente. Esto perjudica a los consumidores y a la sociedad en general ya que, como consecuencia, dispondrán de menos cantidad, diversidad y calidad de productos o servicios o se verán obligados a pagar por esos productos o servicios mayores precios que los que habría en competencia.
Algunos ejemplos de prácticas anticompetitivas prohibidas en Uruguay:
“i – Varias empresas se ponen de acuerdo en no competir en precios, fijando los precios de compra o de venta de manera abusiva.
ii – Una empresa aplica injustificadamente a distintas empresas compradoras, precios u otras condiciones de compra desiguales para los mismos bienes o servicios, poniendo a algunas de ellas en desventaja frente a sus competidores.
iii – Una empresa obliga a un comprador a aceptar obligaciones que no tienen relación con la compra-venta, como no comprarle a un competidor, comprar adicionalmente otro producto no deseado, etc.
iv – Una empresa establece en forma injustificada zonas de venta exclusiva para sus distribuidores.
v – Una o varias empresas obstaculizan en forma artificial la entrada al mercado de nuevos competidores.
Se necesita, entonces, intervención del Estado para facilitar el funcionamiento competitivo de los mercados y que sus beneficios alcancen al conjunto de la sociedad. La Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia es el órgano estatal encargado de controlar y sancionar las prácticas anticompetitivas en el país.

http://competencia.mef.gub.uy/







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...