Rodrigo Acosta

En las puertas de la Zona Este, en calle 1° de Mayo 565, casi avenida Barbieri, se encuentra “La Herrería”, local dónde apenas hace cinco meses inauguró su titular, Rodrigo Acosta, y viene ganando terreno con una interesante propuesta.
- ¿Cómo surgió la idea de poner este negocio?25 7 17 002
– Hace seis años ya. Yo trabajaba en una empresa y me gusta hacer esto, es lo que hice siempre, me animé y me largué a hacer solo este trabajo.
- Pero la decisión de pasar de empleado a jefe no suele ser muy fácil…
– No es fácil porque hay que hacer una inversión, tampoco es fácil por la responsabilidad que esto implica. Tener que salir a buscar clientes todos los días tampoco es fácil. Pero es un desafío que como emprendedor está bueno tenerlo.
- ¿Cómo te ha ido?
– Siempre me gustó, me gustaban los trabajos manuales. Aparte, lo que también tiene la herrería es que nunca estás haciendo lo mismo, siempre estás haciendo algo distinto, no es algo engorroso ni monótono de estar siempre haciendo lo mismo y todo mecanizado. Te viene un portón o una reja o algo, entonces siempre estás variando, no es monótono, no es algo que hacés siempre lo mismo.
- Se dice medio en serio, medio en broma, que la inseguridad que hay en nuestra sociedad le ha dado mucho trabajo a los herreros, ¿es así?
– Puede ser, la verdad es que hay gente que se encierra en rejas que mandan a hacer por ese motivo, y hay gente que también lo hace por una cuestión estética, como en las casas nuevas.
- En lo que tiene que ver con lo estético, ¿qué es lo que te suelen pedir?
– Se está dejando de usar la varilla, se está usando mucho el caño, se está usando también el metal desplegado, que son otros materiales que antes no se usaban tanto, porque antes se iba más a la varilla y a la planchuela. Portones también, que antes se usaba mucho el portón corredizo y hoy se está usando mucho el portón basculante, y también se está automatizando. La gente cada vez pone más motores en sus portones porque quiere hacer cada vez menos esfuerzo, y eso se ha notado bastante también.
- ¿Cómo marcha el negocio?
– Bien, cada día que pasa va en aumento la clientela. Pero como decía anteriormente, hay que buscarlo, hay que pelearla, hay que hacer mucha propaganda en el diario y en Facebook.
- Veo que estás haciendo un portón para llevar al interior del departamento…
– Exactamente. Este es para Pueblo Sequeira, y después se trabaja para distintas partes. En Salto se trabaja en todos lados, que es lo que tiene la herrería, trabajar en todos lados.
- ¿Cómo es eso del automatismo en los portones?
– Tengo una representación para Salto de la marca Rossi, que es lo que está viniendo ahora. El automatismo en los portones, el no bajarse del auto, el apretar un botón y no mojarte, la seguridad que te da llegar a un lugar y apretar un botón desde adentro del auto, entrar, apretar un botón y cerrar y ni siquiera tuviste que salir del auto. Esto es lo que se viene. No solo colocamos estas máquinas sino que también las reparamos.







Recepción de Avisos Clasificados