Ciclos Iniciales Optativos, una puerta de entrada a la Universidad de la República

Tres opciones en UdelaR Salto

Los Ciclos Iniciales Optativos (CIO) ofrecen a los y las estudiantes una puerta de ingreso a la Universidad de la República (Udelar), una aproximación general y genérica al área social y artística, a las ciencias de la salud y a las tecnologías y ciencias de la naturaleza y el hábitat. En la sede Salto del Cenur Litoral Norte de la Udelar se dictan diferentes ciclos dentro de las tres áreas, el Ciclo Inicial Optativo del Área Social, el Ciclo Inicial Optativo en Ciencia y Tecnología con la opción a continuar en el Ciclo Inicial Optativo Matemáticas y desde el pasado año se comenzó a dictar el Ciclo Inicial Biología Bioquímica. En este sentido los ciclos iniciales, buscan apoyar en la elección de la carrera universitaria, a partir de un sistema de tutorías, a quienes aún no tienen definida su orientación, asesorando sobre temas como la acreditación y reconocimiento de lo realizado en las distintas trayectorias académicas. También apuntan a superar las dificultades que enfrentan los y las estudiantes cuando ingresan a la Universidad y que contribuyen con la desvinculación temprana del sistema educativo.
Promueven la integralidad, la interdisciplina y la flexibilización de la enseñanza terciaria a partir del involucramiento del estudiantado en la construcción de su opción curricular, lo que en algunos casos implica completar el primer año de una Licenciatura. Los CIO, luego de finalizados, habilitan al estudiante a continuar con su trayectoria en alguna de las carreras que brinda la Udelar en todo el país. Según el Ciclo Inicial que se haya cursado, se podrá acreditar una parte o la totalidad de los créditos obtenidos en el CIO en la carrera seleccionada.
Agustina Laxague Paula, tiene 18 años, vive en Salto y quiere ser Ingeniera Civil. Actualmente cursa el Ciclo Inicial Optativo Ciencia y Tecnología (CIO-CT) y el próximo año continuará en el Ciclo Inicial en Matemáticas (CIM), en la sede Salto del Cenur Litoral Norte.
Sobre las razones para elegir cursar el CIO, explicó que “valora la tranquilidad que siente al saber que las asignaturas que se dictan en Salto son totalmente equivalentes a las dictadas en Montevideo en Facultad de Ingeniería”. Además sostiene que mantiene un vínculo muy cercano con los docentes, de quienes destaca una fuerte formación académica y gran disposición hacia todos los estudiantes.
Agustina cree que el CIO-CT es una buena elección porque “abre muchas puertas a continuar en carreras del mismo Cenur Litoral Norte, en Facultad de Química, en Facultad de Ingeniería y en la Universidad Tecnológica (UTEC)”.
Se trata de una manera alternativa de ingresar y transitar estudios universitarios, que se crea para el interior del país y se gestiona únicamente en los Centros Universitarios Regionales.
El CIO de Ciencia y Tecnología se comenzó a implementar en el Centro Universitario Regional (Cenur) Litoral Norte y en el Centro Universitario Regional del Este (CURE) en el año 2010, mientras que el CIO Social se inició en el CURE en el 2010 y en el Cenur Litoral Norte en 2013. Por otra parte el CIO Salud se dicta en la sede de Paysandú del Cenur Litoral Norte desde 2015.
Actualmente el CIO Social también se cursa en las sedes de la Región Noreste: en la Casa de la Universidad de Cerro Largo (CUCEL), en el Centro Universitario de Tacuarembó (CUT) y en el Centro Universitario de Rivera (CUR).
Según datos de la Comisión Sectorial de Enseñanza, entre 2010 y 2015 se inscribieron en Ciclos Iniciales Optativos de las sedes regionales de la Udelar un total de 2660 personas: 1806 mujeres y 854 varones. De esas 2660 personas, 659 pueden considerarse estudiantes que culminaron el CIO y 351 de estos estudiantes realizaron cursos o rindieron exámenes en otros servicios después de su egreso del CIO. Este grupo representa a los estudiantes que no sólo transitaron exitosamente el CIO, sino que además lograron continuidad educativa.
Nicolás Valdés actualmente es estudiante de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación con perfil audiovisual en la Facultad de Información y Comunicación y vive en Maldonado. Desde bachillerato estaba seguro de lo que quería estudiar. Pero el problema surgió “el año que me tocó entrar a la facultad, ya que por diversas cuestiones me era imposible trasladarme hasta Montevideo para estudiar, ya sea de forma periódica o definitiva. De esta manera decidí iba a intentar rendir la carrera libre” contó. Sin embargo, averiguó que en el Centro Universitario Regional del Este (CURE) podía cursar el Ciclo Inicial Optativo Social en Maldonado y si cursaba y aprobaba las materias obligatorias para su trayectoria, le permitía completar el primer año de la carrera de comunicación. Entonces “a lo largo del año obtuve los 90 créditos que me permitieron seguir cursando la Licenciatura y entrar al Ciclo de Profundización” explicó Nicolás.
Con respecto a estudiar en el CURE, Nicolás sostuvo que “es un lugar donde uno se siente cómodo. Al ser clases más reducidas el vínculo entre el docente y los estudiantes es más personal respecto a cualquier facultad en Montevideo. A su vez se motiva mucho a que el estudiante participe”. Sobre las materias explicó que “aunque no siempre son exactamente las mismas que corresponden al plan curricular de la Licenciatura, en mi caso eran muy similares y me permitieron avanzar perfectamente”.