La movilidad estudiantil en el marco de la descentralización universitaria

Estudiante de Tacuarembó realizó pasantía en la sede Salto UdelaR

Natalia Soboredo estudió la Tecnicatura Universitaria en Bienes Culturales, de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, en el Centro Universitario de Tacuarembó de la Universidad de la República (UdelaR) y culminó sus estudios realizando una pasantía en la sede Salto del Centro Universitario Regional (Cenur) Litoral Norte. Su trayectoria universitaria es un testimonio de cómo la descentralización puede ayudar a concretar el desarrollo vocacional de jóvenes de diferentes departamentos del Uruguay. También ayuda a visualizar el potencial que tiene la articulación entre distintas sedes del interior para la especialización en áreas concretas de trabajo.
La particularidad radica en que una estudiante que cursa una carrera universitaria única, es decir que solamente se dicta en el interior del país y que no se dicta en Montevideo, a su vez opta por realizar su pasantía en otra sede del interior, en un polo universitario también exclusivo de la sede local a nivel nacional.Rodney Colina en EEFAS
Cuando Natalia terminó sus estudios secundarios en la ciudad de Tacuarembó optó por trasladarse a Montevideo para estudiar la carrera de Derecho en la Udelar. “A mí me pasó, como le pasa a toda la gurisada que cumple 18 años acá en Tacuarembó o en el interior, que te tenés que ir a Montevideo. Como una especie de mandato de que te tenés que ir a estudiar a Montevideo”, afirma la estudiante. De ese modo, cursó cuatro años en Facultad de Derecho en la ciudad capitalina hasta que decidió volver a Tacuarembó porque no se “sentía a gusto” con la elección. Cuando la Tecnicatura en Bienes Culturales comenzó a dictarse en su ciudad natal, lugar que eligió para vivir, Natalia se inscribió sin dudarlo. “Era una cosa que tenía en stand by, una formación sobre algo que de verdad me interesara, me gustara y dijera: lo voy a hacer a gusto y no voy a hacer otra vez una carrera porque hay que hacer una carrera”. El desarrollo de sus estudios se llevó adelante de manera satisfactoria hasta que llegó el momento de realizar una pasantía que le permitiera confeccionar el trabajo final de la Tecnicatura. Natalia explica: “quise esperar a que llegara la oferta de pasantía que de verdad sintiera que me llenara, que tenía ganas de hacerlo y que generara un informe posterior que aportara, que me aportara en mi aprendizaje y que también pudiera aportar como producto”. Con el apoyo de la coordinadora de carrera, Carmen Curbelo, esta oportunidad se concretó en noviembre de 2018: una pasantía en la sede Salto del Cenur Litoral Norte.
LA PASANTÍA EN SALTO
La estudiante Natalia Soboredo llegó a Salto para realizar una pasantía de 40 horas en el Centro de Investigación de Artes Musicales y Escénicas del Litoral Norte (CIAMEN) del Polo de Desarrollo Universitario (PDU) de la sede Salto. Esta actividad fue el resultado del intercambio académico entre las coordinadoras Carmen Curbelo (Tecnicatura en Bienes Culturales) y la Dra. Marita Fornaro (CIAMEN). Esta última junto a la investigadora Yoanna Díaz -docente oriunda de Cuba radicada en este PDU- acompañaron a la alumna en su labor.“La estudiante trabajó a partir de una de las principales fuentes de información que generó el CIAMEN, la base de datos del Fondo de Programas de Espectáculos del Teatro Larrañaga organizado, clasificado y procesado por el grupo del CIAMEN, donde se registran más de 3000 programas de mano”, afirma Yoanna. Del trabajo realizado Natalia rescata el aprendizaje conseguido en el marco de la pasantía y afirma que fue una “experiencia increíble con sus docentes”, tanto con quienes la recibieron en la sede de Salto, como con su coordinadora en la sede de Tacuarembó. La articulación entre dos espacios académicos de la Udelar hizo posible que pudiera vincular el arte escénico, en el cual se desempeña hace tiempo, con la carrera que eligió. La estudiante también valora la posibilidad de moverse y acceder a otra sede y a otros profesionales capacitados de la Udelar: “La Universidad es una sola, es nacional, tenemos que movernos. Nuestra sede es acá, pero si podemos ser útiles en otro lado, vamos. Y si hay otro lugar que nos puede nutrir a nosotros, allá vamos”. Actualmente Natalia está trabajando para terminar de escribir su proyecto final de la Tecnicatura Universitaria en Bienes Culturales. Al ser consultada sobre qué le recomendaría a otra persona que desee realizar una pasantía para terminar sus estudios aseguró que hay que esperar esa temática que “enamore” y evitar limitarse a pensar solo en poder hacerlo en Montevideo: “Hay carreras acá en Tacuarembó y podemos movernos por todo el país con esas carreras”.