¡Soy joven!

¡Soy Joven!

Marcos Gustavo Brignoni Sosa

“En Aldeas Infantiles SOS me

enseñaron valores y a creer en mi mismo”

Marcos Gustavo (17) nació en San José pero a los cuatro años llegó al hogar de Aldeas Infantiles SOS  de Salto, donde se crió con su tía Alda Antilla y hermanos del corazón.

Nunca se ha interesado en saber los motivos por los cuales llegó al centro de acogimiento, pues considera importante el lugar donde se pudo formar integralmente y donde recibió el afecto y contención tan necesarios en todo ser humano.

Desde muy temprano supo tener en claro su empatía con la naturaleza y las tareas campestres y en ello quiere enfocarse de lleno.marcos001

Viaja cada dos meses a Artigas a cursar los módulos de Encargado Rural, mientras que realiza en Salto diversos talleres en el CECAP, donde se siente muy bien integrado.

Señala que la primera experiencia que tuvo en un tambo le dio el conocimiento y empuje para reafirmar hacia donde quiere ir.

¿Qué recuerdos le viene a la mente cuando mira hacia la época de su niñez?

–          “No tengo demasiados…. más bien de los doce años en adelante… los juegos…las salidas en grupo…”

Concurrió a las escuelas No. 4 y No. 13 y luego concurrió a la Escuela Agraria en Quebracho, porque a edad temprana descubrió su compatibilidad con todas las tareas del campo.

“A los 14 años me contacté con dos dueños de un tambo para aprender las tareas y fue una muy buena experiencia… quería saber como era el sistema de ordeñe y el tratamiento que se le da al ganado lechero, la alimentación específica, la limpieza de los tambos y todo lo relativo a ello.

“Iba por la tarde, ayudaba a entrar los animales, darles la comida.

Luego participamos con la limpieza del tambo y la colocación de grasa en las ubres de las vacas, pues es lo que las preserva de afecciones oportunas”.

– ¿Luego que decidió hacer?

Aprendí mucho también visitando establecimientos y estancias de mis compañeras, me informé sobre el ganado de cría y lanares.

Me fui acostumbrando más a la realidad del campo.

Me siento a gusto con los animales y la Naturaleza”.

Obtuvo en el centro CECAP su diploma de electricista y Comunicación.

Hoy está embarcado en el estudio de Carpintería, también en el mismo centro, con la finalidad de ampliar los horizontes.

“Es una forma de ocupar bien mi tiempo, integrarme a otro ambiente y tener nuevos vínculos” – razonó.

SU ESTRECHA RELACION

CON LAS TAREAS DEL CAMPO

– ¿Y cuáles son sus planes?

- “En febrero, leyendo EL PUEBLO una tarde con mi tía Alda, me informé sobre unos cursos relacionados con el ámbito rural.

De esa forma me contacté con el curso de Encargado Rural, que lo estoy desarrollando en Artigas, y viajo cada dos meses, ya voy completando dos módulos.

El estudio se realiza en una estancia ubicada en Paso Farías (Estancia La Magdalena).

– ¿Cuáles son los conocimientos básicos que debe tener un encargado rural?

“Debe saber prácticamente todo, pues es quien organiza todas las actividades del establecimiento, designar las tareas y dirigir a los peones.

Nos han enseñado como funciona la estructura corporal del animal, las características y calidad de las pasturas, las etapas del ganado, la época de celo, entore y cómo hay que actuar.

Todo tiene su ciencia y momento… hay que saber que cuando la vaca pare pierde peso, ello significa que no es en todo momento que puede.

Dichos conocimientos son básicos para una persona que pretende estar a cargo de un establecimiento ganadero.

- ¿La experiencia viene colmando sus expectativas?

“Me ayudó a afirmar mi convencimiento. Es esto lo que quiero hacer…

Creo que siendo tan joven, sé de las responsabilidades de ser un peón y la medida de mis fuerzas.

En esto también se que lo que prima es la experiencia… por eso estoy totalmente abierto al aprendizaje”.

- ¿Cómo se relaciona con su gran familia en Aldeas?

– “Nuestros vínculos son muy buenos… mi tía Alda fue la que me crió, enseño los valores y a salir a la vida.

Le estoy muy agradecido… con los chicos nos llevamos bien y compartimos muchas cosas

Mi familia siempre fue Aldeas.

Pienso que si tenemos a alguien que nos contenga y empuje, salimos adelante

Yo encontré mi vocación y en esto voy a seguir”.

Se ha planificado para realizar en el mes de septiembre el curso de Inseminador, para luego ir paso a paso ganando terreno en el plano laboral.

– ¿Tiene problemas para adaptarse cuando le toca quedarse tiempo afuera?

– “Para nada aunque como todo joven, a veces me gusta dormirme un poquito más.

Considero que se ubicarme en el lugar que estoy… sé  entablar una comunicación tanto con un joven como con un adulto”.

-¿Hobbies?

– “Compartir momentos con mis compañeros… tomar mate, jugar al fútbol…disfrutar de la serenidad del campo y andar a caballo”.

– ¿Qué lugar ocupa Aldeas Infantiles SOS en su vida? –

– “Es mi familia… que me sacó adelante, donde aprendí a formarme como persona, a creer en mí mismo.

Por suerte tengo clara la meta que deseo cumplir y en eso estoy… hay que ponerle ganas”.

–          ¿Y qué papel juega entonces la expresión ¡Soy Joven!?

–          “Lo que quiero hacer y ser… enfocarme hoy en los conocimientos.

Creo que si sigo así… seguramente me va a ir bien” María Fernanda Ferreira







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...