“Debemos sentirnos libres a la hora de crear”

Con Adolfo Fernández González, literato de la nueva generación

Cursa cuarto año del Profesorado en Lengua y Literatura en el CERP (Centro Regional de Profesores).

Recientemente Adolfo Fernández González (22) presentó su primera obra literaria intitulada “Antipoiesis”, en la que pone de manifiesto su concepción de  libre albedrío en las expresiones de sus versos.

“Antes que escritor, me considero un ávido lector…no debemos olvidar que quienes escriben se han convertido a priori en grandes lectores… no se puede incursionar dentro del ámbito estético de la escritura, sin tener un horizonte previo de lectura” – aseveró.

A su vez, la producción dependerá del amplio espectro de la lectura… que es proyectada en la producción.

Mediante su opera prima “Antipoiesis”, se opone a la forma de creación elitista, pues sostiene que la expresión del arte debe llegar a todos por igual.

Los lectores activos son aquellos que tienen la posibilidad de estudiar y valerse de algunas herramientas que lo ayudarán a caminar mejor en el sendero de la creación.

CREATIVIDAD… CRITERIOS Y HERRAMIENTAS VÁLIDAS

- ¿La sobrecargada influencia de otros autores puede jugar en contra a la hora de crear?

– “Ese cuestionamiento es válido… pero dentro de esa realidad media un criterio de equilibrio… quien va a definir si ello acontece o no, va a ser el receptor de la obra.

Esa reproducción se puede dar siempre que quien escriba no tenga el suficiente criterio de discernir que se está repitiendo algo ya concebido”.

Lo fundamental es no anquilosarse y tener siempre la mente abierta a evolucionar…

Por ejemplo, en el 2010 podemos visualizar los mismos conflictos sociales que planteaba Baudelaire pero dejar ver una realidad actual con sus connotaciones propias.

– ¿La literatura fue un mundo que lo atrapó desde niño o fue un proceso que se dio mas adelante?

– “Descubrí el gusto por las letras en mi adolescencia”.

Concurrió a la Escuela No. 88 del Barrio Malvasio…posteriormente realizó en UTU la Escuela de Administración y Servicios.

En tercer año tuvo la oportunidad de ser instruido en la asignatura de Literatura por dos grandes docentes que definieron su vocación; Laura Vaz Torres y Virginia Silva. “Realmente me hicieron enamorar de la literatura” – confesó el joven.

Con apenas doce años sintió la imperiosa necesidad de conocer a Shakespeare y a Alighieri, incursionando en la lectura de sus obras. “En ese momento decidí rotunda y radicalmente dedicarme a lo que estoy haciendo”.

La primera formación en la especialidad la recibió en el IPA, etapa de la cual no conserva muy buenos recuerdos…

“Debí estudiar densas teorías de Lingüística, sin tener a quien me guiara.

Encontré a algunos docentes que con buena voluntad intentaron ayudarme, pero al llegar a la capital, la realidad me tumbó de boca contra el piso”.

Una experiencia dura para un joven de 18 años que se sintió víctima de la centralización capitalina.

Ello lo llevó a continuar su formación en el CERP donde consideró que el ámbito era más accesible e inclusive le brindó más posibilidades, puesto que la especialidad propone “Lengua y Literatura”.

Actualmente Adolfo está realizando su etapa de práctica en UTU, con un grupo de Idioma Español y comenzará a dirigir un taller de Literatura en el Colegio y Liceo Vaz Ferreira.

“ANTIPOIESIS”

Desde que entró al verdadero mundo de las letras, el joven estudiante experimentó un notable crecimiento en su  capacidad de receptividad, que le permitió hacer el esfuerzo de elaborar un criterio resiliente, donde es oportuno visualizar las posibilidades y limitaciones.

“Antipoiesis”, su primer libro de poesías publicado surgió  – de acuerdo al autor – de una manera muy natural… donde primó un sentimiento sensorial sobre lo racional… “Principalmente escribo para mí… el tema de publicar las obras es otra historia” – consideró.

“Poiesis” es un vocablo griego que significa “crear, producir, inventar”… que en el habla hispana deriva en “poesía”.

El “anti” no es en este caso un detalle menor… no se trata de un ataque a la creación sino como una negación ante la forma de crear anquilosada que posee como transfondo la creencia en una elite creadora.

“Antipoiesis”, intenta quebrar las estructuras tradicionales de la expresión literaria…

“No debemos perder de vista que somos seres libres y podemos crear lo que queramos, sin limitarnos a lo que pueda decir la sociedad o el gobierno” – reflexionó.

Adolfo Hernández integra un grupo de amigos que se han dedicado a auto financiar sus obras, mediante la venta de libros; el espacio se denomina “Alfombra Mágica”, que a la vez funciona como editorial independiente.

Con respecto a la expresión ¡Soy Joven!, la vincula estrechamente con la idea de crear… “Se supone que tenemos un gran trecho por delante… estoy convencido que la experiencia no es todo… es bueno que el potencial con el cual contamos al ser jóvenes, sea proyectado a la creación”.

María Fernanda Ferreira







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...