“Las oportunidades para crecer están, pero cada uno debe poner empeño y voluntad para lograr lo que desea”

Claudio Alejandro (22) desde muy pequeño mostró una capacidad de inventiva que fue cultivando y en carácter de autodidacta fue dedicándose a investigar a los instrumentos musicales y aprendió a restaurarlos, oficio que hoy en nuestra ciudad resulta poco común.

Hoy tiene su propio taller y se ha presentado a un proyecto de jóvenes emprendedores promocionado por el MIDES para poder munirse de herramientas y paralelamente trabaja en producciones musicales donde han acudido profesionales del medio.
Cumple su actividad bajo el seudónimo de “Giganoises” y su especialidad abarca a su vez,  la construcción y reparación de equipos de audio.
Formó parte de varios grupos de Heavy Metal del medio y en la actualidad dedica parte de su tiempo a crear su propia música instrumental y piensa en breve grabar un material de difusión.heber002
-¿Cuándo descubrió su facilidad en el conocimiento y funcionalidad de los instrumentos?
- “Aproximadamente a los doce años… y  con respecto a las presentaciones en público, recién me animé a subirme a un escenario a los 16.
La influencia de la música siempre estuvo presente en  mi familia, puesto que mi madre Ana y todos mis hermanos cantan y ejecutan instrumentos.
Si bien toca guitarra y teclado, su instrumento de preferencia a la hora de hacer música es el violín,  también la armónica y recibió clases de piano.
-¿Y por qué eligió el violín como instrumento base?
- “Creo que al principio fue por curiosidad, pues quería construir un instrumento… uno de los primeros que intenté construir nunca lo pude terminar por falta de recursos… un violín eléctrico.
Lo primero que hice cuando logré reunir dinero fue comprarme uno y aprender a tocarlo.
Concurrí un tiempo al Conservatorio Municipal,  un año de Lectoescritura y Piano.
Luego abandoné y al año siguiente seguí con el Solfeo”
- ¿Está dentro de sus proyectos seguir con los estudios formales de la música?
- “Pensaba retomar este año pero el trabajo de producción me consume mucho tiempo… pero no descarto culminar la formación en el futuro.
Es una materia que tengo pendiente
Posiblemente el instrumento que elija para perfeccionarme, sea el piano”.
LA PRODUCCIÓN MUSICAL
Por lista propia, hace muy poco que Claudio Alejandro se lanzó a hacer producciones, si bien la experiencia la fue absorbiendo a partir de los trece años.
Y así siguió, modificando y reparando instrumentos para conocidos.
Su idea primitiva no fue en un primer momento encararlo como una salida laboral, pero hoy ha tomado otro rumbo y espera contar en el futuro con la materia prima suficiente para la construcción de instrumentos.
Aún le queda pendiente una asignatura para culminar con 6to. de Ingeniería, Matemática I, que la va rindiendo ya catorce veces.
Se ha propuesto antes de finalizar este año, salvarla para lograr su bachillerato.
En algún momento se le cruzó la idea de estudiar profesorado de Física, pero luego supo que quería dedicarse de lleno a lo que hoy emprende.
En cuanto al trabajo de producción, nos explicó que dispone de entornos digitales para desarrollarla, secuencia, hace mezclas, secuencias, grabaciones, masterización y edición.
UN SINGULAR
MOVIMIENTO MUSICAL
Para que podamos informarnos y entender lo que es la música electrónica que se crea en los entornos digitales, es aquel tipo de música que emplea para su producción e interpretación de instrumentos electrónicos y tecnología musical electrónica.
También es considerado un movimiento musical.
En general, puede distinguirse entre el sonido producido utilizando medios electromecánicos de aquel producido utilizando tecnología electrónica.
Ejemplos de dispositivos que producen sonido electromecánicamente son el telarmonio, el órgano Hammond y la guitarra eléctrica.
La producción de sonidos puramente electrónica puede lograrse mediante aparatos como el theremin, el sintetizador de sonido y el ordenador.
La música electrónica se asoció en su día exclusivamente con una forma de música culta occidental, pero desde finales de los años 1960, la disponibilidad de tecnología musical a precios accesibles permitió que la música producida por medios electrónicos se hiciera cada vez más popular.
En la actualidad, la música electrónica presenta una gran variedad técnica y compositiva, abarcando desde formas de música culta experimental hasta formas populares como la música electrónica de baile.
La creación de Claudio Alejandro, tiene su base en el Heavy Metal, estilo que cultiva con pasión, si bien permite que el estilo vaya tomando forma de acuerdo a la inspiración.
“No voy llevando un formato de tema por tema… simplemente voy, me siento, escribo canciones que voy armando de a poco.
Y supongo que en poco tiempo ya tendré algo listo para divulgar”.
Aparte de toda esta movida,  tiene un grupo armado con su madre Ana, y se presentan en varios lugares turísticos de nuestra ciudad y reconoce que es bueno compartir el escenario con ella, puesto que ha sido su principal referente.
“Mi madre me hace sentir seguro, me transmite mucha confianza… nuestras voces son muy compatibles.” – reveló.
Con respecto a las oportunidades  abiertas a los jóvenes en nuestra comunidad,  razonó que “muchos dicen que no hay apoyo, pero no es así.
A veces esperamos todo de los demás… si alguien persevera en lo que quiere y le gusta lo logra, incluso sin apoyo.
Aquí hay muchas oportunidades,  si todo el mundo está dispuesto a trabajar y pone de su parte para que las cosas funcionen… es fundamental tener voluntad.
Tenemos la posibilidad de formarnos,  por medio del Conservatorio, existe una usina cultural a disposición para hacer grabaciones. Son recursos que debemos saber aprovecharlos”
¡Soy Joven! – “Es el tiempo de plantearse proyectos… soy una persona muy activa y pongo mucha fuerza para llegar a donde quiero”.
María Fernanda Ferreira