“Quienes tengan sueños por cumplir, no debe cesar de luchar por ellos”

Con Mónica Mercedes Vallejo Ibáñez, una promesa de la danza clásica 

 

monica001 

Llegó a Aldeas Infantiles SOS a la edad de 5 años con sus hermanitos Agustina (12), Valentina (11), Mario (14) y sus hermanos del corazón Daniel (14), Victoria (15), Verónica (18) y Walter (20).

Mónica Mercedes (15) fue recibida con los brazos abiertos y el amor brindado en “Casa Loly” fue suficiente para crecer contenida y luchar por su sueño: ser una exitosa bailarina clásica.

Su gran aspiración es un día poder formar parte del ballet del SODRE, de hecho se va a preparar para participar de la audición el año que viene.

 Siempre en “Casa Loly” los hermanos se destacaron por ser muy unidos… Mónica desde pequeña desde muy pequeña mostró cualidades para la danza y en Aldeas le brindaron todo el apoyo para que pudiera comenzar a desarrollarse.

 – ¿A qué edad descubrió que le gustaba bailar?

 – “Bailo desde los diez años…concurro a la academia de la Prof. Romanella que desde el principio me exigió para que pudiera optimizar mis cualidades.

En Aldeas, una asistente social fue la que instruyó a todas las madres, para que pusieran atención en las cualidades de los chicos, para potenciarlas… fue así que me descubrieron a mí”.

 – ¿Tiene usted referentes del arte en el cual está involucrada?

 – “Sí. Admiro profundamente a Julio Bocca… tuve la dicha de viajar y conocerlo en Montevideo”.

En un programa televisivo, donde se festejó los cincuenta años de Aldeas Infantiles… se eligieron diferentes historias.

Una de ellas fue la de Mónica, por sus dotes en la danza.

Fue para sus 15 años que le cumplieron uno de sus grandes sueños; conocer a un profesional pleno de virtuosismo: el bailarín argentino Julio Bocca.

Mónica fue a conocer el SODRE en la capital del país, cuando fue recibida por Julio Bocca… fue una sorpresa que la dejó al borde de las lágrimas.

“Él mismo me enseñó las instalaciones del SODRE y le comenté que habíamos bailado en Salto una obra que fue estrenada por su cuerpo de baile

La historia comenzó una vez que la joven bailó en el Teatro Larrañaga, donde estaba presente la mamá de Julio Bocca (que es docente de danza), quien le ponderó sus dotes como bailarina.

A priori del gran encuentro, su profesora Romanella le encomendó hacer un trabajo biográfico sobre Julio Bocca y procurar todo tipo de información acerca de su persona.

Bocca fue sumamente cálido y verdaderamente le prestó la atención que la joven merecía… se estableció un singular feeling entre los dos.

Mónica terminó viendo su espectáculo desde la primera fila.

VARIOS

RECONOCIMIENTOS.

Con el grupo de danza de Romanella ha viajado a competir en varios certámenes y ganado importantes reconocimientos en Buenos Aires, diversos puntos de nuestro país y a nivel local.

 – La danza exige mucha disciplina, dedicación y constancia. ¿Usted está conciente de ello?

 – “Sí, aparte tengo mucha gente alrededor que me insta a seguir adelante, junto a mi profesora Romanella que me estimula al máximo.

 – ¿Qué le atrae más, el ballet o el jazz?

 – “Definitivamente el ballet.

Recientemente participé de un intercambio de Danzas en Ecuador.

Fue el cuarto intercambio donde concurrimos tres uruguayas y cinco argentinas.

Fue muy rica la experiencia, porque cada escuela tiene sus técnicas y estilos”.

Aldeas hizo un gran esfuerzo para que Mónica pudiera viajar y ésta asumió el compromiso de luego brindarle clases de danza a los más pequeños, donde se divirtió mucho.

 – ¿Le gusta transmitir sus conocimientos?

 – “Sí, me gusta enseñar, aunque primero deseo cultivarme lo más que pueda en la disciplina”.

 A los 17 años estará lista para audicionar para el ballet del SODRE.

En Ecuador se dio el tiempo para conocer la cultura y los distintas expresiones culinarias de aquel país.

Cursa tercer año de liceo en el Liceo. No. 7 de Barrio Artigas y durante este mes deberá rendir exámenes.

Tiene en claro que para ser un profesional completo es necesario instruirse, sobre todo en la educación básica.

 – Algo que quiera compartir…

 – “La danza me permitió conocer muchas cosas… quienes tengan sueños por cumplir,  no deben cesar de luchar por ellos”.

Mónica Mercedes es una chica de las tantas que demuestran que cuando se desea con fuerza algo, es posible llegar a concretarlo.

Ha recibido el apoyo incondicional y lo ha sabido valorar con sus méritos personales y no cualquiera puede lograr ser reconocido dentro, fuera del país y en su propia academia.

 -¡Soy joven!…. ¿Por qué camino la lleva?

 – “Siendo jóvenes podemos llegar muy lejos… hay que saber aprovechar al máximo las oportunidades… es el momento justo para desarrollar las habilidades”.

 

María Fernanda Ferreira