Comparten la rica experiencia de conocer las principales industrias de la región

Con Sindy Panissa Baranov y Afrika Coelho Dutra estudiantes avanzadas de la Universidad Católica

DSCN5993

Sindy Panissa (21) y Áfrika Coelho (22) cursan tercer año de la carrera de Contador Público en la Universidad Católica y recientemente hicieron uno de los viajes programados por la institución educativa, cuya finalidad es enriquecer la formación académica que definirá las sendas laborales.

El viaje fue a la ciudad de Córdoba donde visitaron importantes industrias y también tuvieron tiempo de admirar las bellezas naturales de aquella ciudad.

Actualmente la Universidad Católica que tiene sede en nuestro departamento permite realizar la totalidad de la mencionada carrera en nuestra ciudad, un paso muy importante para los jóvenes que no desean o no pueden emigrar a la capital del país.

Las jóvenes han ido afianzando su relación de amistad estudios mediante y nos cuentan como encontraron su verdadero perfil.

Áfrika – “Comencé un curso de Administración de Empresas en UTU y desde el primer año estuve decidida a inscribirme en la Universidad Católica”.

Sindy – “Primeramente seguí la orientación en Medicina. Tenía previsto estudiar Radiología en Paysandú.

Como me había quedado con una previa, en ese tiempo me puse a estudiar un curso de Auxiliar Contable en un instituto privado y me di cuenta que esa área me gustaba mucho más”.

Ambas coinciden en que en sus casos les fue mucho más favorable permanecer en su ciudad de origen para realizar los estudios universitarios.

Tanto la familia de Sindy como de Áfrika son empresarios, lo que les permite adquirir práctica en los negocios familiares y reconocer que todo implica esfuerzo, valoración y sobre todo algo que a veces en los jóvenes es complicado discernir: el verdadero costo de las cosas.

– ¿La mayoría de sus compañeros estudia y trabaja?

– “Casi todos lo hacen y si no realizan alguna actividad relacionada colaboran con sus padres que también son micro empresarios.

Ello favorece pues podemos ir aplicando lo que aprendemos.

Cuesta un poco más estudiar y trabajar, pero se puede”.

“EN NUESTRA CARRERA

LA PRÁCTICA ES NECESARIA”

El primer año es el que resulta más complejo, pues es necesario cambiar la dinámica liceal al entorno universitario, pero la adaptación es relativamente rápida.

– ¿Cómo se proyectan hacia el futuro?

Áfrika – “Tal vez lo que todo estudiante desea es poder contar con su propio estudio contable, con su cartera de clientes. Pero ello no se puede lograr de la noche a la mañana, hay que hacerse conocer y para empezar sería bueno trabajar en una empresa. Allí se adquiere la práctica.

¿Cómo compatibilizan el estudio con los momentos recreativos?

Sindy  – “No es complicado si estamos al día. Los profesores recomiendan que estudiemos clase a clase, pero no siempre es posible, por eso tratamos de cumplir con los ejercicios y sobre todo es fundamental la asistencia.

Donde comencemos a faltar se torna todo muy difícil, pues perdemos el hilo conductor”.

LA EMPRESA FIAT

EN CORDOBA

FABRICA MÁS DE 700

UNIDADES POR DIA

El viaje académico es organizado por la institución educativa a nivel nacional, lo que significa que viajan jóvenes estudiantes de todo el país.

La Universidad Católica tiene sede en Salto, Maldonado y Montevideo.

En total fueron treinta los estudiantes que se dirigieron a la ciudad de Carlos Paz, situada en Córdoba el 31 de agosto y permanecieron allí cinco días.

Allí los jóvenes participaron de una charla sobre administración, temas relativos a las finanzas y se hizo hincapié en la necesidad de adaptarse a los cambios.

Posteriormente recorrieron empresas como Fiat y una fábrica argentina de jabones.

Áfrika – “Lo que más nos impresionó fue el sistema que usan en Fiat para armar los autos.

La organización es impresionante… las cintas, los túneles son más de setecientos autos que se arman por día”.

– ¿Tienen programados otros viajes con la universidad?

Sindy – “El año que viene tendremos la oportunidad de ir a Brasil, allí las empresas son mucho más grandes.

Las empresas automotoras lanzan al mercado varios modelos.

La facultad organiza un viaje por año, para que podamos conocer distintas empresas”.

Las dos estudiantes tienen el convencimiento que sin formación no pueden aspirar a tener una calidad de vida aceptable, dado que el mercado se torna cada vez más competitivo.

¡SOY JOVEN!

Sindy – “La vida es una y debemos sacarle un buen provecho.

El ser jóvenes implica tener obligaciones pero no de la misma magnitud que los adultos, por eso debemos buscar el equilibrio entre la responsabilidad y el disfrutar de la juventud

Realmente nos sentimos privilegiadas al considerar que nuestros padres nos están brindando la posibilidad de estudiar una carrera”.

Áfrika – “Me gustaría tener mis cosas ganadas con mi propio esfuerzo. Es fundamental en la vida tener aspiraciones”.

Sindy y África son dos jóvenes agradecidas y que afortunadamente tienen en claro a donde quieren llegar, dado que el momento de sembrar es aquí y ahora.

María Fernanda Ferreira.