Con el deseo de proyectar su música al mundo

nachotoso001

Dueño de un oído absoluto, su talento y genialidad se plasman en cada canción que escribe, a la que le pone condimentos propios.

Sus creaciones nada tienen que envidiarles a los hits que marca el ranking internacional.

De pequeño le tocó vivir situaciones muy difíciles, como la pérdida de su madre, la que le dejó el espíritu de luchar por lo que se quiere y no bajar nunca los brazos.

Juan Ignacio (25), conocido por “Nacho” en el ámbito artístico, acaba de editar un demo de sus composiciones, que han sido reclamadas por varios productores del exterior, donde tiene puestas todas sus pilas.

“Creo que gracias a mi familia siempre estuve rodeado de música o arte en alguna de sus expresiones” – reveló a “Soy Joven”.

De chico, gracias a su personalidad hiperactiva, solía golpear tachos y elementos que hicieran ruido tratando de imitar una batería, instrumento que de grande ejecuta con verdadera maestría.

“Nací en Paysandú, a los pocos meses nos trasladamos a Montevideo y viví allí hasta los 7 u 8 años… no recuerdo bien.

Luego nos vinimos a esta hermosa ciudad donde vivo actualmente”.

En su hogar siempre hubieron guitarras, que llamaban su atención y cuando podía “rascaba en una cuerda o dos pero era demasiado complejo, prefería  lo rítmico”.

EL DESPERTAR

DE UN MUSICO

A la edad de 15 y en un esfuerzo conjunto de toda mi familia, le obsequiaron la primer batería, y desde allí no paró de tocar y entrometerse cada vez más en la música.

“Nunca tomé clases, ni de guitarra ni de batería, mis estudios son de otras cosas.

Su mayor esfuerzo fue ir a un par de clases en el Conservatorio, realidad que abandonó muy pronto (aunque tiene en mente retornar a los estudios).

Algo que se debe, aprender a leer y escribir música, no sabe ni siquiera las notas de la guitarra… la música en su ser sale de forma instintiva y natural… “Me preocupa más el sonido y la combinación de los mismos y  empecé a hacer sonar la guitarra más de grande, a los 20 y poco… siempre mirando como lo hacían los demás, con la ayuda de mi padrastro Eduardo quien toca muy bien, en fallidos intentos junto a mi novia Pamela, intentaron enseñarme las notas.

Pero no es mi fuerte recordar cosas que se pueden encontrar en libros, como dijo Einstein”.

“EL CONCURRIR A LOS

TALLERES DE “EL VIOLIN ROJO

ME ANIMO A MOSTRAR

MI MÚSICA”

El concurrir a los talleres de “El Violín Rojo, de Alberto “negro” Chiriff, lo instó a dar sus primeros pasos en la composición, surgiendo resultados asombrosos.

Para grabar el demo, debió sacrificar muchas cosas… su relación, familia, y un mes trabajando 13 horas diarias en Punta del Este, para reunir el dinero necesario.

Ello contribuye también a que tenga un valor muy grande el contar con un material propio.

La música es su mayor motor en su vida profesional, que lo llevó a desarrollar por si mismo todas las habilidades.

“CAMBIANDO

EL RUMBO”

Uno de sus temas cumbre, intitulado “Cambiando el rumbo”, nació en el taller de Chiriff, en sus ejercicios de composición, en medio de intercambios filosóficos y humanos.

– ¿Y hasta dónde quiere llegar con la música?

– “Deseo poder sustentarme por medio de lo que me gusta… y creo que el demo que logré es la llave”.

- ¿Cómo se describe su trabajo?

– “No sé si puedo marcar un estilo marcado… me alimento de ritmos variados.

La inspiración se da naturalmente… así como sale una canción en rimo de samba… puede nacer una chacarera.

Me gusta muchísimo la música inglesa y del Brasil la rítmica.

Soy muy auto crítico y para mí es importante que el mensaje llegue a la gente”.

Ha logrado contactarse con importantes productores que se han interesado por sus temas, hecho que ha acrecentado su ansiedad y expectativas.

Su objetivo es poder trascender en el exterior, donde el mercado es mayor y por ende las posibilidades se potencian.

En un futuro inmediato, continuará grabando nuevos temas mientras espera se concrete la edición de su primer cd.

“Tuve suerte de empezar con la música en la era del boom del rock uruguayo, estuve en bandas de covers como “Golpe Bajo”, “Octubre”, en alguna de punk-rock con mi hermano Pablo,  que se llamaba “NOSK”,  en “Mate Marquiño”, y muchos otros proyectos que algunos vieron la luz y otros no”.

¡Soy Joven! – “Es un momento decisivo donde uno tiene que saber marcar el camino… eso se da en cada persona en un momento diferente, independientemente de su edad, el hecho es destacar la actitud”.

Nacho Toso ha logrado una expresión propia, más allá de las influencias y estilos, porque sin lugar a dudas es un creador.

Buceando en las melodías y letras de “Marcando el Rumbo” y “Samba para mi Amor” descubrimos un ser con un universo interior muy singular donde el mensaje se transmite con sencillez, intensidad y originalidad.

Hoy espera el momento justo para que su música pueda recorrer todos los espacios, sin barreras.

María Fernanda Ferreira