Con Oribe Nicolás Chalela Pereira das Neves, promisoria figura del ciclismo uruguayo

“Hoy por hoy me atrapa más la carrera en ruta”

chalela 001

A sus dieciocho años tiene en claro que el ciclismo es parte de su vida y desea seguir poniendo fichas para crecer y llegar a ser algún día, una de las trascendentales figuras del ciclismo uruguayo.

Nicolás Chalela se formó en la Escuela 119, del barrio La Tablada, donde vivió su niñez y adolescencia.

Nunca le gustó estudiar y prefirió trabajar con su padre (constructor) y aprender todos los gajes del oficio.

Los fines de semana solía ir a casa de sus primos que residen en una chacra en la zona de Salto Grande.

– ¿El tema de la actividad física la vivió desde niño?

– “Hice deportes, pero el ciclismo ha sido el que desde el principio lo tomé en serio y gracias a Dios, no lo he dejado.

Comencé primeramente con natación, luego estuve en el baby fútbol tres años… por un tiempo no hice actividad física hasta que me encontré con el ciclismo.

Recuerdo que fui espectador de la vuelta ciclista y allí me percaté que me gustaba la bici”.

El contingente de ciclistas en aquella oportunidad pasó cerca de la chacra, despertando en el joven, la pasión por dicho deporte.

En consecuencia se contactó con amigos de sus primos que corrían en bicicleta, dando inicio a una etapa trascendental de su vida.

– ¿Es un deporte caro? ¿Qué características tiene su entrenamiento?

– “Es un deporte que te tiene que gustar mucho, pues es sacrificado y hay que dedicarle mucho tiempo.

También considerado desde el punto de vista económico, requiere de una importante inversión.

Cualquier repuesto es caro.

Por suerte cuento con mi padre que me ayuda en todo y me da lo mejor.

Cuando se termina la temporada y paro de correr, voy al gimnasio y trabajo junto a mi padre Luis Oribe.

Tiene dos hermanas, Lucía Belén (14) y Luciana Jazmín (1 año y medio).

Lucía es muy aplicada en los estudios, actitud por la cual su hermano se siente muy orgulloso.

Hizo hasta sexto de escuela y se decidió por el trabajo, admira el ejemplo de su padre que es un trabajador nato, que se dedica a enseñarle todas las facetas del oficio, para que en el día de mañana, siga su legado.

Su madre Elsa es ama de casa y empleada doméstica, lo que pone al descubierto una familia emprendedora y esencialmente de trabajo, cuestión es que es valorada sobremanera por Nicolás.

UN DEPORTE QUE MERECE

SU TIEMPO

El entrenamiento suele ser duro y requiere de varias horas de dedicación… tuvo la suerte de contactarse con Gonzalo Machia, corredor artiguense que se ha destacado en ruta, 500 millas, 2do. Puesto en Rutas de América y obtuvo reconocimientos en Brasil.

“Soy su alumno y todo lo que he logrado hasta ahora es merced a su orientación… esas cosas no tienen forma de pago… no tengo palabras para agradecerle” – sostuvo el joven ciclista.

Los ingredientes más importantes para el éxito en la consideración de Nicolás, es la voluntad propia… el deseo permanente de superarse y trabajar por ello.

“En el campeonato salteño, me maravilló ver un ciclista de 60 años que es un ejemplo… a esa edad aún tener deseos de correr y salir a entrenar, es un gran aliciente para los que estamos comenzando en este camino” – reflexionó.

Nicolás fue hace poco tiempo atrás el ganador de los “100 k” en Piriápolis (Categoría Junior), en el 2010.

Antes al este triunfo fue ganador de un campeonato salteño y Premio Revelación.

Ese mismo año ganó en Concordia el Campeonato Nocturno de Mountain Bike.

- ¿Son muchos los jóvenes salteños que se dedican al ciclismo?

– “Varios se entrenan y le dedican tiempo…también hay algunas chicas que participan del campeonato”

Cuenta con una buena bicicleta de ruta para correr y usualmente las va cambiando luego de un año de uso.

Primeramente cambió una bicicleta de montaña por una de ruta y posteriormente adquirió una cero kilómetro para las competencias.

– ¿Cómo es eso de dosificar la energía durante la carrera?

– “Se aprende con el tiempo, se va logrando con el mismo entrenamiento… es más difícil aprenderlo solo.

Cuando no tenía un entrenador, tenía la idea de empezar rápido y llegar rápido…no es así”.

Las carreras de más alto nivel tienen una duración de dos horas y media a tres.

En montaña son carreras duras, pues son de campo traviesa o de calles de tierra.

Considera que dentro del deporte hay rivalidades…no obstante esta realidad prefiere ignorarla y sigue adelante, poniendo la mira en lograr una carrera de destaque en el futuro.

Admira el desempeño de su entrenador y fuera del país se siente atraído por el ciclista español Contador, que tiene en su haber tres tours de Francia.

Cada deportista va formando su estilo y carácter, por su manera de atacar.

Momentáneamente está en período de descanso, pero en breve empezará a entrenarse para una competencia que se llevará a cabo en Brasil.

– ¿Qué mensaje le gustaría compartir y trasmitirles a los jóvenes, a partir de este descubrimiento qua ha tenido con el ciclismo?

– “Que se den la oportunidad de entrar en este ambiente que es muy lindo, tanto el de montaña como el de ruta.

Aparte se ha fundado recientemente la Escuelita de Ciclismo a cargo de Oscar Peralta y Gonzalo Machia”.

¡Soy Joven! “Tenemos la oportunidad para mirar hacia delante y seguir creciendo.

Debemos sentirnos contentos de saber que nos podemos destacar en algo y simplemente… ¡Darle para adelante!”.

En unos años se ve dentro del equipo uruguayo y piensa seguir trabajando con todo para ello, porque está convencido que los sueños se cumplen a base de puro esfuerzo…no hay caminos secundarios.

María Fernanda Ferreira