Esteban Balatti y Martín Alonso: Jóvenes formando adultos en las nuevas tecnologías

Bajo la dirección del Prof. Martín Pereira Castro, y en el marco de un

SoyJoven2910 003

Proyecto de Extensión Universita-ria, contando con la tutoría de Emanuel  Pintos Casañas (18), los estudiantes Esteban Balatti (15) y Martín Alonso (15) desarrollan una tarea muy singular: brindan un curso de informática a adultos mayores.

Aseveran que el vínculo que se ha establecido con el grupo y la experiencia que les ha tocado vivir, les ha permitido trabajar en una forma de horizontalidad, resaltando valores relativos a la solidaridad y el compromiso.

En esa filosofía, se sustenta el proyecto, donde no solamente los adultos son los que se encargan de orientar a los adolescentes, sino éstos últimos son los que brindan conocimientos – en este caso, en el área de la informática.

De acuerdo a lo que los mismos jóvenes han expresado – se han trazado dos grandes objetivos; uno es el promover la participación de los estudiantes y de todos los actores dentro de la institución educativa, en este caso el Liceo No. 3 y el otro grande objetivo tiene que ver con promover la coordinación y cooperación entre las diferentes organizaciones de la zona: escuelas, centros Caif, Club de Niños La Tablada y con un buen número de centros escolares.

La iniciativa fue sustentándose sobre tres razones, intentar fortalecer los lazos de relacionamiento del liceo con la comunidad, en segundo término porque el grupo cree que hay necesidad de que muchos adultos puedan consolidarse en las nuevas tecnologías y en tercer término y el más novedoso, que sean los jóvenes quienes impartan los conocimientos.

El proyecto alude a que la computadora forma parte de nuestras vidas, sin importar la edad que tengamos, de tal manera que ya no sea solamente una herramienta para trabajar o estudiar, según la edad.

Es mucho más que eso: una forma de expresarse, comunicarse, comerciar, formarse, aprender, trabajar y establecer relaciones sociales, amén de investigar.

No todos los adultos están preparados para enfrentarse a los desafíos que la informática les exige hoy en día.

Los adultos deben aprender a usar la computadora, pues se les facilita el acceso a este nuevo lenguaje tecnológico y los acerca más a la cotidianeidad de su hijos y nietos.

LOS TUTORES JUVENILES

Son alrededor de quince estudiantes, la mayoría de 6to año, pero en esta circunstancia son jóvenes que están cursando 4to año.

“Todo comenzó con la idea de mejorar el relacionamiento entre los alumnos, partiendo de los mismos estudiantes.

Hemos aprendido tanto de nuestros mayores, que pensamos por qué no esta vez nosotros podemos intentar compartir nuestros conocimientos con ellos” – explicó Emanuel.

La tutoría entre pares, es una nueva forma de relacionamiento y aprendizaje que se desarrolló durante este año en el liceo, planificándole una duración de tres meses; toda una innovación en el plano de la enseñanza.

– ¿Cómo ha sido la experiencia de tutorear e instruir a los adultos mayores?

Esteban – “La experiencia que compartimos como docentes y los adultos mayores como alumnos, fue algo muy valioso… no se trata de un hecho usual.

La devolución de ellos fue maravillosa y es muy posible que hayamos aprendido nosotros más de ellos adentro del aula”.

-¿De qué forma se da el intercambio?

Martin – “Comenzamos abordando los programas Windows y Office y en este momento nos hemos enfocado en internet.

Nos dividimos en dos días, con dos grupos diferentes, en la misma cantidad de alumnos; 15 los martes y 15 los jueves.

El equipo se integró a un proyecto corto que permitiera difundir esos temas tan grandes y completos desde su punto esencial, lo más utilizado comúnmente.

Es importante destacar que dentro de las personas que asisten al curso, hay una heterogeneidad muy importante de edades, llegando hasta los 70 años.

Muchas de ellas en un primer momento no se animaban ni a encender un ordenador y hoy pueden darle un uso útil, luego de perder el temor.

– ¿Y en todos los casos lograron vencer la barrera?

Martín – “Al parecer, las personas más mayores son las que se enganchan más y le dan importancia a los cursos.

Las evaluaciones han demostrado que ha sido muy productivo este emprendimiento.

Evidentemente, no demuestran la misma confianza que nosotros”.

El alumnado se siente muy agradecido de que el liceo les facilitara el uso de la Sala de Informática y muchos docentes han dado de su tiempo para respaldar a los jóvenes.

Emanuel – “Cuando pasamos por la Sala de Informática, nos resulta muy emotivo, ver a ese grupo de adultos mayores, en compañía de nuestros compañeros.

Los miedos que teníamos a priori, desaparecieron y se nota un crecimiento.

Los lazos se fueron afianzando día tras día”.

Paralelamente, los tutores siguen desarrollando otras actividades una práctica y otra creativa, generadora de nuevas ideas.

¡SOY JOVEN!

El ser joven para estos alumnos – docentes es la etapa indicada para compartir sus conocimientos con la comunidad, conquistando día a día un espacio en la sociedad.

Por otra parte ha quedado demostrado que  las barreras etáreas se pueden derribar a la hora del intercambio de los conocimientos.

María Fernanda Ferreira







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...