La experiencia de un trabajo juvenil colectivo.

na Paula Mena (trompetista, 17); Oscar Mendoza (baterista, 16) y Gabriela Costa (vocalista, 14) integran la Orquesta Juvenil de Salto, proyecto que se gestó hace cuatro meses y es dirigido por el Maestro Sergio Mena, que a su vez es Director de la Banda Marchante de la Escuela No. 8.
Los jóvenes relataron la experiencia – que cada uno por su lado – lo llevó a conectarse con la música y el crecimiento que les permite tener el trabajo en equipo, donde se fomentan valores tales como el compañerismo, la tolerancia y la amistad.
Vale destacar que a nivel país son pocas las orquestas que están compuestas exclusivamente por jóvenes y es posible que en este formato sea la única.
Dentro de sus metas trazadas es la de en algún momento recorrer el país y también poder compartir de  encuentros juveniles.
La idea se gestó primeramente ante una propuesta que el Maestro Mena le hizo a la Directora del Conservatorio Municipal de Salto Beatriz Volpi de “crear ese espacio de experiencia para los chiquilines “, que tuvo sus dos años de vida.
Uno de los motivos para revivir el proyecto fueron los interesados particulares que se sumaron y entonces después de un año sin actividad, llegó la nueva orquesta.
Está integrada por 18 músicos y tres cantantes, más la dirección.
El Maestro Mena coincide en que el trabajo con los jóvenes no difiere de los músicos adultos, pues la disciplina y las exigencias son las mismas.
Lo que sí en el joven hay que lograr que cultive la paciencia, porque por su propia naturaleza desea que todo se resuelva en poco tiempo y sin ningún sacrificio.
“MI NIÑEZ FUE LLENA
DE MÚSICA”
Ana Paula Mena se crió en un ambiente musical y también decidió dedicarse a la ejecución de la trompeta al igual que su padre.
“Mi niñez fue llena de música… siempre me atrajo y estoy abierta a seguir aprendiendo y soy bastante disciplinada” – afirmó.
Cursa el tercer año en el Conservatorio Municipal de Salto y desde pequeña ejecuta el instrumento, habiendo integrado también la Banda Marchante de la Escuela No. 8 a partir de los nueve años.
-¿Cómo es el trabajo colectivo con los demás integrantes de la orquesta?
-“Siempre se aprende de los demás y se puede también compartir conocimientos.
Yo ya había vivido la experiencia de la banda marchante donde también se cultivó muchísimo el compañerismo y el apoyo de los padres”.
La orquesta es una oportunidad para esos jóvenes que están prestos a culminar sus estudios en el Conservatorio, si más de uno no es incentivado con el instrumento va a pasar a archivarlo y quedar en la historia.
El sistema del trabajo musical en la orquesta es mediante partitura, lo que reafirma y se aplica el conocimiento teórico.
Se requiere un mínimo de dos ensayos semanales con todos los integrantes, una hora y media o dos, aparte del estudio diario de cada músico.
Oscar Mendoza es estudiante de percusión en el Conservatorio desde hace tres años… “Papá tenía unos tambores que siempre me llamaron la atención.
Cuando tenía cuatro años, nos fuimos a vivir a Colonia Lavalleja.
En el 2006 cuando volvimos, me conecté con la comparsa Tunguelé y empecé a practicar mucho.
Conocí allí a mi actual docente del Conservatorio y me di cuenta que la batería era lo que me gustaba”.
La experiencia de integrar la orquesta para él es increíble, pues siempre sintió curiosidad por instrumentos que no conocía.
“Hay que ser más detallista a la hora de conjugar con otros instrumentos.
El entrar en la orquesta me hizo ver que debía asumir una responsabilidad a la que no estaba muy preparado.” – agregó.
-Ana Paula… ¿Siente el peso de responsabilidad de ser la hija del director de la orquesta?
-“Sí, siempre… porque de alguna forma me siento en la mira y tengo que dar el ejemplo.
Gabriela Costa es la cantante joven de la orquesta y a la vez estudiante de guitarra del Conservatorio Municipal
-¿Cómo se vive el hecho de cantar con una orquesta en vivo, con varios instrumentos?
-“Es diferente… se siente algo más… me encanta todos los instrumentos y cuando me doy vuelta siento que me gustaría saber cómo se ejecuta cada uno de los mismos.
Cada instrumento es hermoso y significa un mundo… cantar con la orquesta es una experiencia intransferible y los ensayos son muy dinámicos y divertidos.
No se sienten rivalidades… cada uno cumple su función con alegría”.
Los chicos se imaginan en un futuro  viajando y mostrando su trabajo que seguramente se irá perfeccionando en el tiempo.
Una de las metas a nivel grupal es lograr un buen producto, generar eventos o conciertos propios, poder viajar y que cada uno pueda tener una pequeña fuente de ingresos.
EL SIMPLE HECHO
DE SER JOVEN…
Oscar Mendoza – “Cuando somos jóvenes tenemos una mirada distinta de las cosas y es necesario aprovechar cada segundo.
A veces estamos muy desconformes con ciertas cosas pero poco a poco vamos madurando.
En esa transición de mejorar vamos logrando el equilibrio y tomando buenas decisiones”.
Ana Paula – “Es necesario incentivar más a los jóvenes… esto se puede vivir una vez en la vida y es una etapa hermosa”.
Gabriela – “Es el momento de actuar, planificar y cumplir sueños.
Es la etapa en que comenzamos a aceptar los cambios y a tomar las cosas en serio… es cuando tenemos la mente más abierta y creativa”.
JÓVENES INTEGRANTES
DE LA ORQUESTA
JUVENIL DE SALTO
Leonardo Benítez – Victoria Medina -Fernando Muñoz – Bruno Castaño – Dina Carballo – Ana Paula Mena – Franco Silva -Rodrigo Parabé – Lucas Robetta – Diana Callorda -Guillermo Zacarías – Mario Torres – Dimas Svedov – Valentina Valentti  – Gabriela Costa – Pamela Araújo -Matías Merlo y Oscar Mendoza.
María Fernanda Ferreira
Ana Paula Mena (trompetista, 17); Oscar Mendoza (baterista, 16) y Gabriela Costa (vocalista, 14) integran la Orquesta Juvenil de Salto, proyecto que se gestó hace cuatro meses y es dirigido por el Maestro Sergio Mena, que a su vez es Director de la Banda Marchante de la Escuela No. 8.
Los jóvenes relataron la experiencia – que cada uno por su lado – lo llevó a conectarse con la música y el crecimiento que les permite tener el trabajo en equipo, donde se fomentan valores tales como el compañerismo, la tolerancia y la amistad.
Vale destacar que a nivel país son pocas las orquestas que están compuestas exclusivamente por jóvenes y es posible que en este formato sea la única.
Dentro de sus metas trazadas es la de en algún momento recorrer el país y también poder compartir de  encuentros juveniles.
La idea se gestó primeramente ante una propuesta que el Maestro Mena le hizo a la Directora del Conservatorio Municipal de Salto Beatriz Volpi de “crear ese espacio de experiencia para los chiquilines “, que tuvo sus dos años de vida.
Uno de los motivos para revivir el proyecto fueron los interesados particulares que se sumaron y entonces después de un año sin actividad, llegó la nueva orquesta.
Está integrada por 18 músicos y tres cantantes, más la dirección.
El Maestro Mena coincide en que el trabajo con los jóvenes no difiere de los músicos adultos, pues la disciplina y las exigencias son las mismas.
Lo que sí en el joven hay que lograr que cultive la paciencia, porque por su propia naturaleza desea que todo se resuelva en poco tiempo y sin ningún sacrificio.
“MI NIÑEZ FUE LLENA
DE MÚSICA”
Ana Paula Mena se crió en un ambiente musical y también decidió dedicarse a la ejecución de la trompeta al igual que su padre.
“Mi niñez fue llena de música… siempre me atrajo y estoy abierta a seguir aprendiendo y soy bastante disciplinada” – afirmó.
Cursa el tercer año en el Conservatorio Municipal de Salto y desde pequeña ejecuta el instrumento, habiendo integrado también la Banda Marchante de la Escuela No. 8 a partir de los nueve años.
-¿Cómo es el trabajo colectivo con los demás integrantes de la orquesta?
-“Siempre se aprende de los demás y se puede también compartir conocimientos.
Yo ya había vivido la experiencia de la banda marchante donde también se cultivó muchísimo el compañerismo y el apoyo de los padres”.
La orquesta es una oportunidad para esos jóvenes que están prestos a culminar sus estudios en el Conservatorio, si más de uno no es incentivado con el instrumento va a pasar a archivarlo y quedar en la historia.
El sistema del trabajo musical en la orquesta es mediante partitura, lo que reafirma y se aplica el conocimiento teórico.
Se requiere un mínimo de dos ensayos semanales con todos los integrantes, una hora y media o dos, aparte del estudio diario de cada músico.
Oscar Mendoza es estudiante de percusión en el Conservatorio desde hace tres años… “Papá tenía unos tambores que siempre me llamaron la atención.
Cuando tenía cuatro años, nos fuimos a vivir a Colonia Lavalleja.
En el 2006 cuando volvimos, me conecté con la comparsa Tunguelé y empecé a practicar mucho.
Conocí allí a mi actual docente del Conservatorio y me di cuenta que la batería era lo que me gustaba”.
La experiencia de integrar la orquesta para él es increíble, pues siempre sintió curiosidad por instrumentos que no conocía.
“Hay que ser más detallista a la hora de conjugar con otros instrumentos.
El entrar en la orquesta me hizo ver que debía asumir una responsabilidad a la que no estaba muy preparado.” – agregó.
-Ana Paula… ¿Siente el peso de responsabilidad de ser la hija del director de la orquesta?
-“Sí, siempre… porque de alguna forma me siento en la mira y tengo que dar el ejemplo.
Gabriela Costa es la cantante joven de la orquesta y a la vez estudiante de guitarra del Conservatorio Municipal
-¿Cómo se vive el hecho de cantar con una orquesta en vivo, con varios instrumentos?
-“Es diferente… se siente algo más… me encanta todos los instrumentos y cuando me doy vuelta siento que me gustaría saber cómo se ejecuta cada uno de los mismos.
Cada instrumento es hermoso y significa un mundo… cantar con la orquesta es una experiencia intransferible y los ensayos son muy dinámicos y divertidos.
No se sienten rivalidades… cada uno cumple su función con alegría”.
Los chicos se imaginan en un futuro  viajando y mostrando su trabajo que seguramente se irá perfeccionando en el tiempo.
Una de las metas a nivel grupal es lograr un buen producto, generar eventos o conciertos propios, poder viajar y que cada uno pueda tener una pequeña fuente de ingresos.
EL SIMPLE HECHO
DE SER JOVEN…
Oscar Mendoza – “Cuando somos jóvenes tenemos una mirada distinta de las cosas y es necesario aprovechar cada segundo.
A veces estamos muy desconformes con ciertas cosas pero poco a poco vamos madurando.
En esa transición de mejorar vamos logrando el equilibrio y tomando buenas decisiones”.
Ana Paula – “Es necesario incentivar más a los jóvenes… esto se puede vivir una vez en la vida y es una etapa hermosa”.
Gabriela – “Es el momento de actuar, planificar y cumplir sueños.
Es la etapa en que comenzamos a aceptar los cambios y a tomar las cosas en serio… es cuando tenemos la mente más abierta y creativa”.
JÓVENES INTEGRANTES
DE LA ORQUESTA
JUVENIL DE SALTO
Leonardo Benítez – Victoria Medina -Fernando Muñoz – Bruno Castaño – Dina Carballo – Ana Paula Mena – Franco Silva -Rodrigo Parabé – Lucas Robetta – Diana Callorda -Guillermo Zacarías – Mario Torres – Dimas Svedov – Valentina Valentti  – Gabriela Costa – Pamela Araújo -Matías Merlo y Oscar Mendoza.
María Fernanda Ferreira






El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...