La perseverancia es su clave para el triunfo

Con Matías Merlo Falco

SJ- Integrante de la Banda Marchante de la Escuela Nº 8 y de la Orquesta Juvenil del Conservatorio Municipal de Salto

Es evidente que lo que se hereda no se roba y el talento es uno de esos créditos que se transmiten mediante el gen humano.

Tal es el caso de Matías Merlo Falco (14), que siguió con el legado de la música que le dejó su abuelo, el extinto guitarrista Luis Merlo, que supo dejar su impronta en el historial cultural salteño, mediante la interpretación magistral del dos por cuatro.

El joven – de singular personalidad, carisma y descollantes aptitudes en la ejecución de la batería –  la Banda Marchante de la Escuela No. 8 y la Orquesta Juvenil del Conservatorio Municipal de Salto, dirigida por el Prof. Sergio Mena.

Eligió la percusión, porque es el instrumento musical que más lo atrapó a edad muy temprana, época en la que mostraba sus habilidades en un tamborcito de juguete.

Recuerda cuando de pequeño asistió a una presentación de la Banda de la Escuela No. 8. Allí despertó su deseo de sumarse al staff de músico y ese sueño felizmente, años más tarde se hizo realidad.

El apoyo familiar juega un papel preponderante en su vida.

Su madre Valeria siempre está al pie del cañón para acompañarlo a diario a los ensayos, a sabiendas de que para poder avanzar y destacarse hay que jugarse por la perseverancia.

Paola Merlo su tía y madrina también es incondicional cuando se trata de brindarle sostén y distingue sus dotes de “buen compañero, y es poseedor de  un gran corazón”.

 – ¿Como se conectó con la banda de la escuela No. 8?

 – “En ese momento hicieron una elección de niños que tuvieran condiciones musicales a la escuela No. 81, a la cual concurría.

Así fue entonces que quedé seleccionado y mi madre me inscribió.

 – ¿Aún recuerda esas primeras actuaciones?

 – “Tengo un vago recuerdo… era muy chico.

Me acuerdo de los temas que interpretábamos, entre ellos La Cumparsita, Lo que pasó pasó, y Un amor de Verano.

 – ¿Cuánto tiempo le dedican al ensayo?

 – Ensayamos todos los días incluyendo los sábados, entre una hora y media o dos, en el local de la Escuela No. 8. Generalmente me traslado en bicicleta”.

Haciendo alusión a la mecánica de los ensayos, señaló que el ensayo se realiza en forma grupal, tanto la parte instrumental como la coreografía de las bastoneras.

Las jóvenes son orientadas por una ex alumna, integrante del cuerpo coreográfico de la banda.

En una banda marchante, los instrumentos base son la percusión y los vientos, en el caso de la percusión, el redoblante y el bombo son los que marcan la rítmica.

A Matías le llevó una semana afianzarse primeramente al grupo y un año para tocar con libertad y soltura.

 – ¿El repertorio ha ido variando a lo largo del tiempo?

 – “Se fueron incluyendo nuevos temas, como ser Danza Kuduro.

Si bien el Prof. Mena es el que básicamente arma el repertorio, muchas veces nos pide sugerencias”.

Tiene especial preferencia por los temas clásicos y los grandes compositores de todos los tiempos, como los old hits que lideraron en la época de los 80 y 90, los grandes referentes como Freddy Mercury y Queen.

LA EXPERIENCIA EN LOS ENCUENTROS NACIONALES DE BANDAS MARCHANTES JUVENILES

El viajar a diferentes departamentos con sus compañeros, a los encuentros de bandas, le ha servido para fortalecer los lazos de convivencia, tolerancia y compañerismo, que son cualidades necesarias para mantener un espíritu de cuerpo.

El crecimiento profesional debe munirse de esos ingredientes, sumados a la disciplina, porque el talento y la capacidad no pueden funcionar jamás en forma aislada.

Colonia, Montevideo y Soriano han sido algunos de los destinos, donde los jóvenes pudieron compartir con otras bandas del país… de este tipo de relacionamientos siempre se aprende y se saca algo en limpio.

CARISMÁTICO Y APLAUDIDO

Damos fe que en la fiesta de cierre de cursos del Conservatorio Municipal – donde la Banda Juvenil dirigida por el Prof. Mena brilló con luz propia-. Matías fue uno de los jóvenes músicos más aplaudidos, lo que habla de su performance y buen compañero.

La mecánica de la Orquesta Juvenil es diferente, pero el promisorio músico ha dejado en claro que puede cumplir con eficiencia sus dos funciones.

 - ¿El hecho de tener conocimientos en la Banda Marchante, le facilitó las cosas?

 – “Muchísimo. Fue una base importante para familiarizarme con la batería.

De lo contrario cuesta un poco más”.

 – ¿Cómo es la convivencia con sus compañeros músicos?

 – “Existe un buen entendimiento… con uno de ellos tengo amistad también fuera del ambiente del teatro”.

Matías por otra parte está cumpliendo el Ciclo Básico en la UTU en el área de Administración de Empresas, Canto y Música Popular.

En época de estudios se levanta a las seis de la mañana y sus actividades no cesan hasta entrada la tardecita, habiendo aprendido a dosificar bien su tiempo.

En sus ratos libres practica el ciclismo amateur y escucha música

¡SOY JOVEN!

Siente que es el momento justo de poner todo su empeño y esfuerzos, pues de ellos dependerán los resultados del futuro.

Y en su existencia, la música se ha tornado un gran aliciente.

María Fernanda Ferreira







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...