“Me gusta propiciar un ambiente especial cuando comienzo a crear”

ursa 6to. año de Bachillerato de Medicina y desde chica mostró que tenía gran talento para el arte pictórico.
María Belén Testa Lucas (17) –  incentivada por su madre empezó a concurrir a los talleres de la artista plástica Karina Carrara.
“Me gustó dibujar desde pequeña y a los 10 años comencé a ir a los talleres y a aprender diferentes técnicas… al principio lo tomé  como una forma de divertirme y después fui  tomando con mayor seriedad la pintura” – nos cuenta.
María Belén fue evolucionando en los procesos acompasando su pasaje de la niñez a la adolescencia y sueña con un día organizar su propia exposición de cuadros.
Con su docente pudo establecer una relación muy fluida, que la llevó a buscar otras herramientas dentro de la pintura, una vocación que piensa seguir desarrollando paralelamente a su formación como futura profesional.
Recuerda que en clases de inglés era atraída por las ilustraciones de los libros y solía reproducirlos en tamaño mayor, logrando una copia fiel.
“Me gustaba rayar las paredes en casa y me vivían  retando… entonces a lo último dibujaba corazoncitos diminutos… igual me descubrían” (sonríe)
-¿Era una necesidad que tenía de expresarse?
- “Ciertamente era una forma de sentirme que era yo misma… en el jardín mis dibujos no salían del común de los niños… eran más bien palitos”.
-¿Y en qué momento sintió que se despertó el talento?
-“Cuando empecé el período escolar le agarré más la mano al dibujo… dibujaba cosas que eran más definidas… para  entonces tenía siete años.
Mi madre fue la que se percató de ello y me llevó al taller de Karina Carrara, a sus clases de pintura”.
LA ETAPA DE TALLER
E INCURSIONES EN
LAS DIVERSAS
TÉCNICAS
-¿Cómo fue esa primera etapa?
-“Nos llevamos muy bien porque tiene un temperamento similar al mío y encontramos empatía en lo que nos gustaba pintar y nos divertíamos mucho.
Logramos ser bastante unidas… ahora por cuestiones de actividades de estudio, pinto por cuenta propia.
Con Carina estuve unos cuatro años”
NARANJAS… MANZANAS…
ROSAS Y UN CABALLO
-¿Y qué experiencia pudo adquirir en el transitar de cuatro años?
-“Varias técnicas, los tipos de pintura que fueron cambiando… primeramente vino la pintura con acrílicos, luego con óleos. Al principio empecé a pintar paisajes.
Eran plasmados en cartones con una base blanca.
A medida  que fui avanzando cambiamos el acrílico por el óleo en un bastidor de lienzo.
- ¿Le resultó difícil?
-“Para nada…nunca me fue complicado… siempre tuve facilidad y aprendí muy rápido”.
- ¿En el proceso fueron cambiando sus gustos?
-“En un principio fueron paisajes y me incliné más por los cítricos y animales.
En la sala de mi casa tengo colgados todos los cuatros donde hay muchas naranjas… manzanas… rosas y un caballo”.
Cuando entré en la adolescencia también vinieron los cambios en la pintura, primeramente pintaba con colores más fríos, azules y marrones para los paisajes… luego me animé más a otros cambios”.
-¿Cómo influye su estado de ánimo en la pintura de los cuadros?
-“Empiezo con una idea, pero el producto final termina siendo totalmente distinto.
Generalmente el dibujo me cambia el humor, cuando advierto que me está quedando mejor de lo que esperaba.
-¿Cuál es su mejor estado para crear?
- “Cuando no tengo ganas de pintar y se me ocurre en el momento se me ocurre hacerlo… cosas que veo, proyecciones que tengo…”
-¿Eligió el Bachillerato de Medicina por que quiere seguir alguna especialidad afín a ese rubro?
- “Mi proyecto es ser odontóloga… desde chica también me gustó todo lo relacionado a los dientes… inclusive me coloqué un piercing en una de mis piezas dentales como un detalle novedoso.
María Belén Testa no tiene ningún artista referente; con Carrara también incursionó en el campo de las caricaturas y graffitis”.
-¿Ha participado de algún concurso?
-“Participé con Carina de una subasta para apoyar a la Alianza Francesa y vendí un cuadro.
Era un paisaje en relieve… en concursos propiamente dicho aún no he participado, sí con mi profesora en exposiciones”.
¿Y cuándo se viene la propia?
“La verdad, me encantaría algún día… primeramente debo renovarme en algunas obras”.
A menudo cuando sale en paseo familiar generalmente los domingos, suele llevar los implementos para poder captar esos paisajes en el papel y ello le genera un especial momento de solaz y conexión con el arte.
Recordó que en el liceo Sagrada Familia el profesor a fin de año les puso como prueba  dibujar dos niñas hermanas  caminando hacia el mar y ese fue un cuadro que pintó, que le generó un sentimiento de profunda melancolía.
Le gusta  generar un ámbito especial para pintar…escuchar de fondo una  buena música o usar sahumerio… el marco inspirador es fundamental.
Se autodefine como poseedora de una personalidad bastante difícil y detallista en extremo.
El ser joven… la lleva por el camino del crecimiento, acompañada siempre de su arte, embarcada en una aventura que empezó en su niñez… proyecta viajes para el futuro y exposiciones.
El ser joven la lleva a pensar en una expresión abstracta con muchos colores vivos, con la misma fuerza que emerge de una de las etapas más intensas de la vida.
María Fernanda Ferreira
Cursa 6to. año de Bachillerato de Medicina y desde chica mostró que tenía gran talento para el arte pictórico.
María Belén Testa Lucas (17) –  incentivada por su madre empezó a concurrir a los talleres de la artista plástica Karina Carrara.
“Me gustó dibujar desde pequeña y a los 10 años comencé a ir a los talleres y a aprender diferentes técnicas… al principio lo tomé  como una forma de divertirme y después fui  tomando con mayor seriedad la pintura” – nos cuenta.
María Belén fue evolucionando en los procesos acompasando su pasaje de la niñez a la adolescencia y sueña con un día organizar su propia exposición de cuadros.
Con su docente pudo establecer una relación muy fluida, que la llevó a buscar otras herramientas dentro de la pintura, una vocación que piensa seguir desarrollando paralelamente a su formación como futura profesional.
Recuerda que en clases de inglés era atraída por las ilustraciones de los libros y solía reproducirlos en tamaño mayor, logrando una copia fiel.
“Me gustaba rayar las paredes en casa y me vivían  retando… entonces a lo último dibujaba corazoncitos diminutos… igual me descubrían” (sonríe)
-¿Era una necesidad que tenía de expresarse?
- “Ciertamente era una forma de sentirme que era yo misma… en el jardín mis dibujos no salían del común de los niños… eran más bien palitos”.
-¿Y en qué momento sintió que se despertó el talento?
-“Cuando empecé el período escolar le agarré más la mano al dibujo… dibujaba cosas que eran más definidas… para  entonces tenía siete años.
Mi madre fue la que se percató de ello y me llevó al taller de Karina Carrara, a sus clases de pintura”.
LA ETAPA DE TALLER E INCURSIONES EN LAS DIVERSAS TÉCNICAS
-¿Cómo fue esa primera etapa?
-“Nos llevamos muy bien porque tiene un temperamento similar al mío y encontramos empatía en lo que nos gustaba pintar y nos divertíamos mucho.
Logramos ser bastante unidas… ahora por cuestiones de actividades de estudio, pinto por cuenta propia.
Con Carina estuve unos cuatro años”
NARANJAS… MANZANAS…
ROSAS Y UN CABALLO
-¿Y qué experiencia pudo adquirir en el transitar de cuatro años?
-“Varias técnicas, los tipos de pintura que fueron cambiando… primeramente vino la pintura con acrílicos, luego con óleos. Al principio empecé a pintar paisajes.
Eran plasmados en cartones con una base blanca.
A medida  que fui avanzando cambiamos el acrílico por el óleo en un bastidor de lienzo.
- ¿Le resultó difícil?
-“Para nada…nunca me fue complicado… siempre tuve facilidad y aprendí muy rápido”.
- ¿En el proceso fueron cambiando sus gustos?
-“En un principio fueron paisajes y me incliné más por los cítricos y animales.
En la sala de mi casa tengo colgados todos los cuatros donde hay muchas naranjas… manzanas… rosas y un caballo”.
Cuando entré en la adolescencia también vinieron los cambios en la pintura, primeramente pintaba con colores más fríos, azules y marrones para los paisajes… luego me animé más a otros cambios”.
-¿Cómo influye su estado de ánimo en la pintura de los cuadros?
-“Empiezo con una idea, pero el producto final termina siendo totalmente distinto.
Generalmente el dibujo me cambia el humor, cuando advierto que me está quedando mejor de lo que esperaba.
-¿Cuál es su mejor estado para crear?
- “Cuando no tengo ganas de pintar y se me ocurre en el momento se me ocurre hacerlo… cosas que veo, proyecciones que tengo…”
-¿Eligió el Bachillerato de Medicina por que quiere seguir alguna especialidad afín a ese rubro?
- “Mi proyecto es ser odontóloga… desde chica también me gustó todo lo relacionado a los dientes… inclusive me coloqué un piercing en una de mis piezas dentales como un detalle novedoso.
María Belén Testa no tiene ningún artista referente; con Carrara también incursionó en el campo de las caricaturas y graffitis”.
-¿Ha participado de algún concurso?
-“Participé con Carina de una subasta para apoyar a la Alianza Francesa y vendí un cuadro.
Era un paisaje en relieve… en concursos propiamente dicho aún no he participado, sí con mi profesora en exposiciones”.
¿Y cuándo se viene la propia?
“La verdad, me encantaría algún día… primeramente debo renovarme en algunas obras”.
A menudo cuando sale en paseo familiar generalmente los domingos, suele llevar los implementos para poder captar esos paisajes en el papel y ello le genera un especial momento de solaz y conexión con el arte.
Recordó que en el liceo Sagrada Familia el profesor a fin de año les puso como prueba  dibujar dos niñas hermanas  caminando hacia el mar y ese fue un cuadro que pintó, que le generó un sentimiento de profunda melancolía.
Le gusta  generar un ámbito especial para pintar…escuchar de fondo una  buena música o usar sahumerio… el marco inspirador es fundamental.
Se autodefine como poseedora de una personalidad bastante difícil y detallista en extremo.
El ser joven… la lleva por el camino del crecimiento, acompañada siempre de su arte, embarcada en una aventura que empezó en su niñez… proyecta viajes para el futuro y exposiciones.
El ser joven la lleva a pensar en una expresión abstracta con muchos colores vivos, con la misma fuerza que emerge de una de las etapas más intensas de la vida.
María Fernanda Ferreira






El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...