SALTO DECIDE

Por Dr. Adrián Báez.
Estimados lectores. La hora de la verdad, se acerca. Luego de 5 largos y arduos años, en los que los Salteños hemos visto un fuerte y a veces irracional enfrentamiento de nuestra clase política, teñido, lamentablemente, de un ensañamiento sin parangón en contra de una administración y sus jerarcas, más allá del obvio y natural encono que demuestra el ser oposición, nuevamente la contienda se someterá al único y legítimo árbitro: el Pueblo.
Tuvimos el enorme honor de haber pertenecido al Legislativo departamental, siendo parte de un oficialismo que actuó con buena fe y honestidad; de haber apoyado las políticas sociales llevadas adelante, que sí fueron inclusivas de aquellos que por lo general son olvidados, y nos referimos al Hogar de Ancianos, las salas velatorias del Cementerio, los aportes de la Zona Azul en beneficio de instituciones sociales de las que dependen muchísimas personas que sin las cuales no tendrían calidad de vida, del centro de protección a las víctimas de violencia doméstica, del tan discutido boleto de ómnibus que ha posibilitado el traslado masivo de personas, que por primera vez fueron beneficiarios de una empresa que les pertenece, y cuyo objetivo es ese, el beneficiar al usuario; por sostener con nuestras diferencias, una propuesta que con matices, apuntó siempre a mejorar, paso a paso, la vida de los ciudadanos, no sin dejar de lado, quizás, otros aspectos, a los que no se ignoró, pero que lo apremiante, relegó en el tiempo; hemos sentido con satisfacción el reconocimiento de que el gobierno al que representamos, cumplió con lo prometido en su campaña, y que lo acreditaba, al que mucho se ha criticado, y al que mucho se ha defenestrado, pero que sin embargo supo mantenerse erguido, por más feroz que fuesen los vientos, convencido de que los pasos dados y por dar, eran los necesarios y apropiados; de defender en el ámbito en que las urnas nos colocó, una visión de departamento, que compartible o no, era la nuestra y fue elegida democráticamente; que supimos asumir los errores, y al mismo tiempo volver sobre nuestros pasos y tratar de remediarlos, pues nunca negamos la realidad que al ser humanos, quizás cometeríamos errores, y en consecuencia actuamos; de haber demostrado que en política se puede tender la mano al adversario y transitar por el siempre inteligente camino del entendimiento, a pesar de haber recibido negativas de un lado, y reproches del otro, luego de ser parte de la propuesta; de ser frontales y no escondernos ante el reclamo de quienes estando disconformes, nos increpaban, siempre con respeto, pero con bronca, y de transmitirles nuestros argumentos y porqués, con total sinceridad, aún sabiendo que no conformaban nuestras explicaciones.
Y así recordamos estos años de lucha política, en los que mucho aprendimos, y donde encontramos entrañables compañeros y adversarios, con los que tendimos puentes de amistad y de aprecio; así, de esta manera que es la manera en que entendemos a la política, es que no renegamos del lugar que ocupamos, ni a quienes respaldamos, ni lo que sostuvimos con la palabra y la acción.
El domingo 10 de Mayo, nuestro Salto será quien disponga qué trillo seguir. La gente, por la que se trabaja y se está en esto, reprobará o aprobará la gestión y sus resultados; guiñará el ojo a unos, y no lo hará con otros; apreciará lo realizado, que nunca es lo suficiente, y recordará, lo que quienes tuvieron la misma oportunidad, no hicieron y de igual manera lo exigieron de quienes lograron más que ellos. Con la conciencia invicta y el orgullo de ser siempre y ante todo un Batllista; exhorto a mis conciudadanos, a brindarle una vez más la oportunidad al Sr. Germán Coutinho, para que sea el intendente de todos. Salto decide.