Sobre los procedimientos de protección y autoprotección como prevención en la seguridad del comercio

Entrevista a Marcelo Bilbao

Marcelo Bilbao es director de Special Protection en nuestro país, además de ser director de programas tácticos de un Centro de Capacitación en Estados Unidos, en el Security College. Estuvo recientemente en nuestra ciudad invitado por el Centro Comercial e Industrial de Salto para dar una charla sobre los “Procedimientos de protección y autoprotección como prevención en la seguridad del comercio”. Con él habló LINK previo a la actividad programada.
“Si bien damos capacitación aquí –comenzó diciendo Bilbao-, en Argentina y también en México, donde justamente es el país más complicado por ser una zona de alto riesgo, fue donde nos invitaron a dar esta misma charla que voy a dar ahora en Salto. De lo que voy a hablar no tiene nada que ver con las armas, y México es un pueblo que tiene realmente problemas con las armas, porque están matando gente continuamente. Pero cuando vi al público, que básicamente eran estudiantes que vi muy entusiasmados con el tema de autoprotección, me dije, si lo podemos dar en México, acá en Uruguay lo tengo que dar también. Por eso comencé a dar este tipo de charlas en colegios, a los padres; y al ver la aceptación que tuvo, estoy comenzando con este tipo de charlas que son completamente gratuitas”.
– ¿Cómo se debe trabajar en la seguridad en los comercios? 20190820_185726
– Hay que trabajar en la seguridad y en la protección en absolutamente todos los ámbitos. Yo separo mucho lo que es seguridad-protección, de lo que vendría a ser la seguridad pública, que está a cargo de quien tiene que hacerse cargo, que es la fuerza pública, la policía, el Ministerio del Interior. Cuando hablamos de seguridad-protección, todos y cada uno protegemos en algún momento, todos. Yo protejo a mi familia cuando voy en la calle, cuando estoy en mi comercio, cuando estoy trabajando protejo a quien tengo al lado mío. Los conceptos de seguridad y protección tienen que estar en todos, no solamente en este ámbito, que por supuesto es muy particular, en el que me invitaron, que tiene que ver con el comercio y que es muy importante, sobre todo cuando uno tiene mucha exposición al público. Pero el concepto de protección que vengo a exponer hoy tiene que ver con todo.
– ¿Cuáles serían los principales consejos que se le puede dar a la población, fundamentalmente a los comerciantes, en materia de seguridad?
– Primero, pensar en la autoprotección. Cuando quiero proteger, es en lo primero que tengo que pensar, en la autoprotección. Hacemos mucho hincapié en lo que tiene que ver con los estado de alerta que tenemos que tener continuamente, pero ya incluso en nuestra propia vida, mucho más cuando tenemos una exposición al público, cuando se trata de un comerciante. Identificar amenazas antes que pasen, pero después está todo lo otro que tiene que ver con lo que tengo y no tengo que hacer. O sea, lo que tengo que hacer en caso de una amenaza delictiva, de alguien que me está amenazando, procedimientos que tengo que hacer y procedimientos de lo que no tengo que hacer.

Pongo el ejemplo muy común, que es el almacenero, el cajero, aquel comerciante que luego de entregar el dinero o el valor que le es requerido, mediante un arma de fuego el malviviente le pega un tiro y lo mata. ¿Por qué pasa eso? Tenemos dos respuestas para contestar a esa pregunta, hizo algo que no tenía que hacer o no hizo algo que tenía que hacer. En definitiva, todo tiene que ver con la prevención, acá no estamos hablando de reacción ni de hacer nada con las manos ni nada físico, sino que todo tiene que ver con prevención.
– ¿Por dónde pasa entonces?
– Tendría que ponerme a explicar todos los procedimientos, pero te voy a decir algo muy simple que tiene que ver con eso. El delincuente siempre va a estar alterado, o por drogas o por alcohol o por el propio estrés que trae el mismo delincuente que hace que esté sumamente alterado. Entonces, cualquier movimiento que uno hace, que hace la víctima, para el delincuente que está alterado, hace que se incremente su atención, se da cuenta de cualquier movimiento que usted haga que para el delincuente puede ser interpretado como una amenaza. Si a usted, por ejemplo, lo están asaltando y le piden la billetera y el celular, el solo movimiento de sacar el celular, para el delincuente puede llegar a s20190820_185434er visto como una amenaza porque puede llegar a creer que está sacando un arma o que quiere defenderse de alguna manera. Entonces, hay procedimientos, como por ejemplo, comunicar continuamente al delincuente lo que va a hacer. “Voy a sacar mi celular, mi celular lo tengo en el bolsillo”, y lentamente sacar el celular del bolsillo.
Muchas veces ha pasado que cuando el delincuente te pide el celular o el dinero, tú lo vas a sacar y el delincuente te pega un tiro y luego te preguntas, ¿por qué le pegó ese tiro si le iba a dar el celular? En definitiva, se trata de un montón de procedimientos que debería tener, por supuesto, el comerciante, que es el que tiene exposición al público, pero además, cualquier persona también.
– ¿Es preferible que el comerciante esté armado?
– No. Esto no tiene nada que ver con armas de fuego, que para mí las tiene que manejar alguien que realmente sepa manejarlas y vaya a usarlas. Antes del arma, el comerciante, como cualquier padre de familia, tiene que estar pensando en prepararse en procedimientos de autoprotección y protección familiar. Yo soy experto en el uso de armas de fuego, pero acá no estoy hablando absolutamente nada que tenga que ver con ellas. Hablo de procedimientos de prevención.
– ¿Hay algo de estratégico en lo referente a la prevención? Como por ejemplo, la iluminación del local, lugar dónde ubicar la caja, si debe tener alguna explanada de ingreso al local o no, qué tipo de rejas…
– Claro, por supuesto, eso es otra cosa. Cuando uno habla de un comercio, es algo muy complejo todo lo que tiene que ver con seguridad y protección. Soy un convencido que todos los comercios, sean chicos, medianos o grandes, tienen que tener un plan de seguridad y protección que es a lo que usted se refiere. El plan de seguridad y protección tiene en cuenta los activos a proteger, porque todo comercio tiene activos a proteger que van más allá del bien del comercio, que puede ser la instalación, el personal que trabaja, la imagen del comercio. En definitiva, una cantidad de activos a proteger, que es lo que después las amenazas van a incidir.
Después hay que identificar las amenazas. Fíjate que estamos hablando que antes de ver dónde pongo las cámaras y los guardias de seguridad, hay que identificar las posibles amenazas. Luego hay que hacer un análisis de riesgos, que tiene que ver con esa identificación de amenazas. Y después que uno hace el análisis de riesgos, ahí recién viene el plan de protección y seguridad, que es lo que me estaba preguntando. Ahí veo exactamente cómo puedo hacer yo para proteger sobre todo el personal que trabaja en mi negocio y que trabaje seguro.
Esto es muy complejo. La charla de hoy no tiene que ver con eso, no tiene que ver con un plan de seguridad. Si tiene que ver, en cambio, con procedimientos de autoprotección que todos tenemos que estar manejando.
– En Salto ya comienzan a verse a algunos comercios que colocan carteles en sus puertas que dicen que está prohibido ingresar al local con el casco puesto. ¿Eso es una forma de desestimular cualquier intento de robo?
– Claro, el hecho de que en los shopping, en los comercios, sobre todo en Montevideo, donde no se puede entrar a ningún lugar con casco, gorros o lentes oscuros, la cara cubierta en definitiva. El casco, gorros, lentes oscuros, lo que tienen es que no permiten identificar a la persona. Por supuesto que es una forma de desestimular, pero inclusive creo que va más allá de eso. Tenemos que estar preparados, y hago referencia más que nada al comerciante que tiene alta exposición pública y que continuamente puede ser asaltado. Ese individuo tiene que tener algunos cursos de autoprotección, como los que damos nosotros, y que tienen que ver con la identificación de amenazas. Tiene que poder identificar amenazas antes que la amenaza comience a incidir negativamente en él.
La identificación de la amenaza se puede hacer a través de una cantidad de procedimientos y de conocimientos que tienen que ver con comunicación no verbal, que por ejemplo, nosotros ofrecemos también, que hace que se pueda identificar al malviviente antes que realmente esté cometiendo el acto delictivo, que eso sería lo mejor, poder anticiparme a la amenaza.
Por supuesto que eso exige una capacitación, quizás talleres y una cantidad de cosas que el tiempo de hoy no lo permite, pero yo quiero decirles que realmente existe, que es muy bueno que el comerciante se sensibilice, que vea que esto existe para poder brindarle la capacitación al personal que trabaja para él y darle así todas las herramientas para que pueda auto protegerse, que creo es lo fundamental. Si soy comerciante lo que menos quiero es que le peguen un tiro o que lastimen a un empleado mío.
– Cuando se da una instancia en que debe enfrentarse a un delincuente que pretende robarle, ¿hay que apostar al diálogo, a la comunicación?
– Por supuesto. Hay una cantidad de procedimientos, pero todos tienen que ver con, justamente, la comunicación. Pongamos un ejemplo, si tú estás en tu casa, con tu señora y tus hijos, y entra alguien en forma abrupta con un arma de fuego, te amenaza, te dice que quiere el dinero y les ordena que se queden quietos, ¿qué haces? En realidad, nadie sabe qué hacer, porque nunca te lo dijeron, no te lo han enseñado, a eso voy yo, hay que saber qué es lo que hay que hacer y qué es lo que no hay que hacer.
Por ejemplo, es normal que cuando vas por la calle y te asaltan, de pronto el malviviente empuja a tu hijo, que tú en forma natural reacciones en forma agresiva contra el malviviente. Eso es lo que provoca la mayor cantidad de incidentes desagradables, como que te peguen un tiro, por ejemplo. Uno de los principios básicos es no reaccionar ante ese instinto natural que todos tenemos de reaccionar o de venganza, porque si te empujan un hijo, vos vas a querer reaccionar, por el contrario, hay que tratar de calmar la situación.

PORTFOLIO DE MARCELO BILBAO
Es divorciado, tiene tres hijos. Es del signo de Capricornio. De chiquito quería ser militar. Es hincha de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? Hacer llegar a todos los uruguayos el concepto de la prevención en protección.
¿Una comida? Las quesadillas.
¿Un libro? “El arte de la guerra” de Sun Tzu.
¿Una película? “Lágrimas del Sol”, de Steven Spielberg.
¿Un hobby? El tiro.
¿Qué música escucha? Los Rolling Stones.
¿Qué le gusta de la gente? Cuando entienden lo que estoy transmitiendo. ¿Qué no le gusta de la gente? Cuando por no entender lo que estoy transmitiendo, ponen barreras.